Alojan a 500 menores no acompañados en centro de detención de emergencia en San Antonio

Por Janita Kan
30 de Marzo de 2021
Actualizado: 30 de Marzo de 2021

Quinientos menores no acompañados habrían llegado el lunes por la tarde a un centro de retención de emergencia en San Antonio, Texas, creado para hacer frente al aumento de cruces ilegales de la frontera en las últimas semanas.

La Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR) del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de EE.UU. dijo que el Freeman Expo Center se transformó en parte para dar cobijo a chicos de entre 13 y 17 años que cruzaron ilegalmente a Estados Unidos. El centro tiene una capacidad potencial de 2100 camas con 300 camas médicas adicionales.

El anuncio forma parte de los esfuerzos continuos de la administración Biden por aumentar la capacidad de camas para los menores no acompañados —niños que entran ilegalmente en el país sin un adulto— que llegan a Estados Unidos. 

La afluencia de inmigrantes ilegales en las últimas semanas, en particular de menores no acompañados, desbordó las instalaciones y los recursos fronterizos. El gobierno está tratando de establecer una capacidad de 13,500 camas, con la posibilidad de aumentarla, para hacer frente al flujo continuo de estos menores que llegan a la frontera.

Más de 18,000 menores no acompañados estaban bajo la custodia de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) o del HHS hasta el 25 de marzo, según la Administración del HHS para Niños y Familias.

Mientras estén en las instalaciones de San Antonio, los niños recibirán ropa, alimentos y artículos de primera necesidad y también recibirán un breve chequeo médico, dijo la ORR en un comunicado. Además serán examinados para detectar el COVID-19 cada tres días.

La apertura del Sitio de Admisión de Emergencia de San Antonio se produce poco después de que el HHS anunció que había abierto instalaciones similares para niños no acompañados, con la ayuda del Pentágono, en Fort Bliss, cerca de El Paso, con una capacidad de 5000 camas, y otro sitio temporal en la Base Conjunta San Antonio Lackland con una capacidad máxima de 350 camas.

La ORR también está solicitando voluntarios del gobierno federal para reforzar los recursos de personal en las instalaciones de las zonas fronterizas del suroeste de Estados Unidos, como Dallas, San Diego, San Antonio y Fort Bliss, confirmó la Oficina de Gestión de Personal (OPM) a The Epoch Times.

Varios menores no acompañados suben a una furgoneta de transporte de la Patrulla Fronteriza de EE. UU. después de cruzar la frontera entre EE. UU. y México en Hildalgo, Texas, el 25 de marzo de 2021. (John Moore/Getty Images)

El número de unidades familiares (19,246) y de menores no acompañados (9457) que cruzaron ilegalmente aumentó significativamente en febrero, en comparación con las 7294 unidades familiares y los 5585 menores no acompañados de enero, y las 4404 unidades familiares y los 4993 menores no acompañados de diciembre de 2020.

Del mismo modo, Estados Unidos también se enfrentó a un fuerte aumento de encuentros con las fuerzas de seguridad en febrero con 100,441 casos en comparación con 78,442 en enero, 74,018 en diciembre de 2020 y 72,111 en noviembre de 2020.

Las fotos recientes de los centros de detención proporcionadas por la CBP, los legisladores y las organizaciones sin fines de lucro muestran a los niños durmiendo en condiciones de hacinamiento en las esteras del suelo, y en algunos casos en el suelo. Algunos legisladores republicanos que visitaron algunos de estos centros describieron la situación como una crisis humanitaria “desgarradora” que era “evitable”.

“Todos nosotros hemos sido testigos hoy de las jaulas de Biden. Lo que está ocurriendo aquí en la frontera es desgarrador y es una tragedia”, dijo el viernes a la prensa el senador Ted Cruz (R-Texas).

El representante Henry Cuellar (R-Texas) también lamentó las “terribles condiciones” de las instalaciones de la Patrulla Fronteriza, al tiempo que instó al presidente Joe Biden a hacer más para mejorar los mensajes de su gobierno para frenar el flujo de migrantes.

Al asumir el cargo, Biden revocó varias políticas de inmigración de la era Trump, incluido el Protocolo de Protección de Migrantes (MPP), piedra angular de su predecesor, al que se atribuye el fin de la problemática política de “captura y liberación”. La expansión del MPP había logrado frenar significativamente la oleada de inmigrantes ilegales que se vio en la frontera sur en 2019, según la administración Trump.

Además de un retorno a las políticas de la era Obama que facilitan la “captura y liberación”, la administración Biden no expulsa a los menores no acompañados del país.

Siga a Janita en Twitter: @janitakan


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS