Alto funcionario de FBI aceptó indebidamente regalos de reporteros durante investigación de Trump: DOJ

Por Jack Phillips
20 de Julio de 2021 4:44 PM Actualizado: 20 de Julio de 2021 4:45 PM

El inspector general del Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) descubrió el martes que un exfuncionario de alto rango del FBI violó repetidamente la política de la oficina sobre los contactos no autorizados con los medios de comunicación.

La oficina del inspector general, según el informe, dijo que el funcionario anónimo había “recibido artículos de valor de miembros de los medios de comunicación” y tuvo “numerosos contactos no autorizados con los medios de comunicación” entre 2014 y 2016.

Describiendo el comportamiento como una violación de la política del FBI, el informe dijo que el funcionario del FBI tenía “compromisos sociales no autorizados fuera de la sede del FBI que implicaban bebidas, almuerzos y cenas”.

El funcionario también aceptó entradas de miembros de los medios de comunicación para dos cenas de etiqueta, una de ellas valorada en 300 dólares y la otra en 225 dólares. Según el informe, también aceptó transporte por parte de un reportero, que no fue nombrado, para el evento.

“Cuando la oficina [del inspector general] se puso en contacto con él para pedirle una entrevista voluntaria, el alto funcionario del FBI se negó a ser entrevistado”, escribió la oficina, añadiendo que sí tiene “autoridad para obligar a declarar a los actuales empleados del Departamento tras informarles de que sus declaraciones no se utilizarán para incriminarlos en un procedimiento penal”.

Pero la oficina “no tiene autoridad para obligar o citar a declarar a exempleados del Departamento, incluidos los que se jubilan o renuncian durante” el curso de la investigación, decía el informe.

Aunque el informe del inspector general publicado el martes proporcionó escasos detalles, los hallazgos seguramente reforzarán las afirmaciones de que algunos funcionarios del FBI y otros funcionarios de inteligencia de Estados Unidos han desarrollado una relación cercana con los miembros de los medios de comunicación en los últimos años.

En 2019, el exjefe de prensa del FBI, Michael Kortan, recibió entradas de béisbol de un reportero de la CNN en 2016 y también supuestamente mintió a los investigadores, según un informe del DOJ. Kortan, que dimitió en 2018, “no había sido franco bajo juramento cuando proporcionó respuestas a las preguntas de la OIG relacionadas con las entradas de septiembre de 2016 que eran engañosas y falsas”, según el informe.

El expresidente Donald Trump y sus aliados llevan mucho tiempo alegando que el FBI se ha confabulado con los medios de comunicación convencionales filtrándoles información sensible sobre diversos asuntos, como las afirmaciones de que la campaña presidencial de Trump en 2016 se confabuló con Rusia o en relación con las acusaciones que rodean los negocios en el extranjero del hijo del presidente Joe Biden, Hunter.

A finales de diciembre, Trump acusó al Departamento de Justicia, al FBI y a los medios de comunicación convencionales de encubrir una investigación sobre los problemas fiscales de Hunter Biden porque querían proteger al entonces candidato Joe Biden.

Y durante el mes de diciembre anterior, la oficina del inspector general encontró que el FBI cometió al menos 17 errores u omisiones cuando abrió y renovó la vigilancia secreta respaldada por la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA) del exasesor de Trump Carter Page a partir de 2016. Michael Horowitz, inspector general de la agencia, dijo que “los responsables de la toma de decisiones” en el FBI deberían haber recibido “información completa y precisa para que pudieran evaluar significativamente la causa probable antes de autorizar la vigilancia” de un estadounidense asociado a una campaña presidencial.

The Epoch Times se ha puesto en contacto con el FBI para pedirle comentarios.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.