Arrestos masivos de activistas prodemocráticos en Hong Kong generan condena internacional

Por Frank Fang
19 de Abril de 2020
Actualizado: 19 de Abril de 2020

Funcionarios del gobierno de Estados Unidos, el Reino Unido y Taiwán han expresado su preocupación tras los arrestos masivos de 15 activistas prodemocráticos en Hong Kong el 18 de abril, la mayor represión contra el movimiento prodemocrático de la ciudad desde que estallaron las protestas a gran escala en junio del año pasado.

“La aplicación de la ley politizada es incompatible con los valores universales de libertad de expresión, asociación y reunión pacífica”, tuiteó el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, luego de los arrestos.

En un comunicado, Pompeo criticó a Beijing y al gobierno de Hong Kong por tomar “acciones incompatibles con los compromisos contraídos en virtud de la Declaración Conjunta sino-británica”.

La Declaración, un tratado firmado en 1984, condicionaba la transferencia de soberanía de Hong Kong del dominio británico al chino en 1997. Ambas partes habían prometido preservar el alto grado de autonomía y las libertades esenciales de la ciudad.

Los 15 activistas fueron acusados de organizar y participar en “asambleas ilegales” ya sea el 18 de agosto, el 1 de octubre o el 20 de octubre del año pasado. Todos ellos han sido puestos en libertad bajo fianza. Sin embargo, fueron citados para comparecer ante el tribunal el 18 de mayo.

Entre los detenidos estaban Martin Lee, de 81 años, exlegislador y fundador del Partido Demócrata de Hong Kong; Jimmy Lai, fundador del periódico prodemocrático de Hong Kong, Apple Daily; y el actual legislador Leung Yiu-chung.

Otros ocho exlegisladores fueron arrestados, incluido Lee Cheuk-yan del Partido Laborista; Albert Ho, Yeung Sum y Au Nok-hin del Partido Demócrata, y Margaret Ng del Partido Cívico.

Lai, Lee y Yeung también fueron arrestados el 28 de febrero por participar en una “asamblea ilegal” realizada el 31 de agosto del año pasado. Anteriormente fueron puestos en libertad bajo fianza y fueron citados para comparecer ante el tribunal el 5 de mayo.

Otros arrestados eran activistas prodemocráticos: Raphael Wong, Leung Kwok-hung y Avery Ng, que son presidente, vicepresidente y secretario general, respectivamente, de la Liga de los Socialdemócratas del partido político local; y Figo Chan, viceconvocador del Frente Civil de Derechos Humanos (CHRF), un grupo prodemocrático que organizó varias manifestaciones masivas el año pasado.

Protestas de Hong Kong

Las protestas masivas comenzaron en junio del año pasado por un proyecto de ley de extradición, ya descartado, que los locales temían pudiera amenazar la autonomía judicial de la ciudad. Desde entonces, las protestas se han convertido en llamados a una mayor democracia, así como a la oposición a la violencia policial contra los manifestantes. En los últimos meses, las protestas se han calmado debido a la pandemia.

El 18 de agosto, más de 1.7 millones de personas se manifestaron en el Victoria Park, de Hong Kong, para protestar contra la violencia policial, antes de salir a las calles desafiando una prohibición policial. El 1 de octubre, miles de manifestantes nuevamente desafiaron una prohibición policial y marcharon en el centro de Hong Kong, instando a Beijing a “devolver el poder al pueblo” el día en que el Partido Comunista Chino (PCCh) celebró el aniversario de su toma de posesión de China.

El 20 de octubre, unos 350,000 hongkoneses marcharon desde Tsim Sha Tsui, aunque el organizador CHRF no logró la aprobación de la policía para la protesta. En ese momento, Chan, Leung, Ho y un cuarto activista dijeron que liderarían la marcha.

El sábado, el superintendente de la policía de Hong Kong, Lam Wing-ho, dijo que era posible que se hicieran más arrestos.

Mientras tanto, el Buró de Seguridad de Hong Kong declaró que “los arrestos se hicieron con base en evidencia de investigaciones y estrictamente de acuerdo con las leyes vigentes”, en un comunicado de prensa.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Lee, un antiguo activista de la democracia y político, habló con la prensa después de ser liberado bajo fianza. “A lo largo de estos meses y años, me sentí mal al ver que tantos jóvenes destacados fueron arrestados y procesados, mientras que yo no era acusado. Ahora finalmente me he convertido en un acusado. Me siento orgulloso de tener la oportunidad de recorrer este camino de la democracia junto con ellos”, dijo Lee, según el medio local RTHK.

La policía de Hong Kong ha arrestado, desde junio del año pasado, a más de 7800 personas con edades comprendidas entre los 11 y los 84 años por cargos relacionados con protestas.

Después de los arrestos, la legisladora local, Claudia Mo, criticó al gobierno de Hong Kong por “esforzarse mucho por introducir un reino de terror en Hong Kong”, dijo en un tuit.

Condena de Estados Unidos

Además del Secretario de Estado, Mike Pompeo, varios funcionarios estadounidenses expresaron sus preocupaciones por los arrestos en Hong Kong, entre los que se cuentan; el Fiscal General William P. Barr, los Senadores Mitch McConnell (R-Ky.), Marco Rubio (R-Fla.), y los Representantes Nancy Pelosi (D-Calif.) y Jim McGovern (D-Mass.).

“Condeno el último asalto al estado de derecho y la libertad de la gente de Hong Kong”, dijo Barr en un comunicado.

Barr agregó: “Estas acciones, junto con su actividad de influencia maligna y espionaje industrial aquí en Estados Unidos, demuestran una vez más que no se puede confiar en el Partido Comunista Chino”.

McConnell declaró en un tuit: “No se debe permitir que el Partido Comunista Chino use una pandemia, que exacerbaron por el secretismo y la inacción, como cobertura para que sus agentes arresten a líderes pacíficos que favorecen de la democracia”.

Rubio tuiteó: “Los líderes de HK y Beijing están convirtiendo el sistema de justicia de HK en una farsa del PCCh”.

El virus del PCCh, comúnmente conocido como el nuevo coronavirus, fue encubierto por el régimen chino cuando silenció a ocho denunciantes, incluido el oftalmólogo Li Wenliang. Un informe reciente de Associated Press mostró que Beijing supo durante 6 días sobre el riesgo de transmisión del virus, de humano a humano, antes de admitirlo públicamente el 20 de enero.

Pelosi y McGovern pidieron a la administración Trump que implemente la Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong.

La Ley, promulgada por Trump el 27 de noviembre del año pasado, estipula que se impondrán sanciones a los funcionarios chinos y de Hong Kong que hayan violado los derechos humanos en la ciudad.

La Oficina del Comisionado del Ministerio de Relaciones Exteriores de China en Hong Kong, en un comunicado del 19 de abril, apoyó a la policía de Hong Kong por realizar los arrestos, mientras criticaba a los políticos estadounidenses por “blasfemia contra el estado de derecho” en apoyo de los activistas.

Reino Unido y Taiwán

La Oficina de Asuntos Exteriores y de la Commonwealth (FCO) del Reino Unido dijo que las autoridades de Hong Kong no deberían “aumentar la tensión”, en un comunicado del sábado.

“Esperamos que los arrestos y los procesos judiciales se lleven a cabo de manera justa y transparente”, declaró FCO, antes de agregar, “el derecho a la protesta pacífica es fundamental para el estilo de vida de Hong Kong y, como tal, está protegido tanto en la Declaración Conjunta como en la Ley Básica”.

Dos parlamentarios británicos, Tom Tugendhat y Catherine West, también acudieron a sus cuentas de Twitter para expresar sus preocupaciones.

Chris Patten, el último gobernador de Hong Kong antes del traspaso, y Sir Malcolm Rifkind, exsecretario de Asuntos Exteriores del Reino Unido, condenaron los arrestos, según el Hong Kong Watch, que tiene su sede en Londres.

“Con la atención del mundo centrada en la terrible epidemia de COVID-19, Beijing y su servil gobierno en Hong Kong han dado un paso más para enterrar el modelo de un solo país, dos sistemas”, dijo Patten, refiriéndose al marco con el que Beijing prometió gobernar Hong Kong.

Rifkind dijo que los arrestos fueron “un ataque verdaderamente atroz contra el corazón mismo de las libertades de Hong Kong, el estado de derecho y la autonomía garantizada para el pueblo de Hong Kong en virtud de la Declaración Conjunta y la Ley Básica”.

En Taiwán, la rama local de la emisora NTD, con sede en Nueva York, informó el 19 de abril de que cuatro partidos políticos locales, así como el Consejo de Asuntos Continentales, un organismo gubernamental que se ocupa de los asuntos del estrecho, han emitido declaraciones en las que expresan su preocupación por los arrestos.

“El arresto por parte de las autoridades de Hong Kong de importantes figuras pro-democracia no va a silenciar a las personas amantes de la libertad”, tuiteó el legislador local Wang Ting-yu.

Sigue a Frank en Twitter: @HwaiDer


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

La subversión comunista china de la OMS socavó la respuesta a la pandemia

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS