Artista de Beijing es arrestada por tercera vez debido a sus creencias

Por THOMAS STERLING
30 de Julio de 2020
Actualizado: 30 de Julio de 2020

La galardonada artista, la Sra. Xu Na, fue arrestada en Beijing el 19 de julio. Es la tercera vez que ha sido arrestada, siempre por la misma razón: porque practica Falun Gong.

El arresto ocurrió justo un día antes del 21º aniversario de la prohibición de Falun Gong por parte del Partido Comunista Chino (PCCh). Pacífica y apolítica, Falun Gong o Falun Dafa es una práctica de meditación tradicional china que incluye ejercicios suaves y enseñanzas centradas en los principios de verdad, benevolencia y tolerancia. Falun Gong está creciendo y es bienvenida en más de 100 países.

El día después del arresto, la policía saqueó su casa, confiscando todos sus aparatos digitales y cámaras, según Minghui.org, un sitio web multilingüe que ofrece información de primera mano sobre Falun Gong y su persecución. Ahora el padre anciano de Xu está solo en casa y no ha sido informado del paradero de su hija.

La artista de Beijing, la Sra. Xu Na. (cortesía de Minghui.org)

La Sra. Xu, de 52 años, proviene de una familia de artistas. Su padre era pintor en la Asociación de Artistas Chinos y su madre enseñaba en la Academia de Arte de la Provincia de Jilin. La propia Xu ganó un premio en la Exposición de Pintura al Óleo de Jóvenes Artistas Chinos en 1998.

Viuda por la persecución

Xu estaba casada con Yu Zhou, un talentoso artista y músico, que tocaba con una banda de música folclórica, Xiaojuan y los Valley Folks. Se destacó en las cuatro artes tradicionales chinas, es decir, los instrumentos musicales, el juego Go, la caligrafía china y la pintura.

La pareja fue detenida por la policía que realizó un “control en las Olimpiadas” el 26 de enero de 2008, en su camino de regreso a casa después de una actuación. Cuando la policía descubrió que ambos practicaban Falun Gong, los arrestaron y los retuvieron en el Centro de Detención del Distrito de Tongzhou. La pareja se separó y la Sra. Xu nunca volvió a ver a su marido.

Los practicantes de Falun Gong son sometidos a todo tipo de maltrato cuando son detenidos, limitados exclusivamente por la facultad discrecional de la notoria Oficina 610. El Sr. Yu fue torturado hasta morir el 6 de febrero de 2008, la víspera del Año Nuevo chino de ese año. Tenía 42 años.

A su esposa no le permitieron en el centro de detención asistir a su funeral.

El Sr. Yu Zhou y la Sra. Xu Na. (cortesía de Minghui.org)

La Sra. Xu fue sentenciada a tres años de prisión el 25 de noviembre de 2008 por el Tribunal de Distrito de Chongwen en Beijing. El juicio fue una formalidad con una conclusión predecible, con resultados predeterminados por la Oficina 610, por lo que solo duró unos minutos.

Primer arresto

Anteriormente, la Sra. Xu fue arrestada y sentenciada a cinco años de prisión en 2001. Ella y su marido habían abierto su departamento a otros practicantes que viajaron a Beijing para apelar por la justicia para Falun Gong, y por esto ella perdió cinco años de su vida.

Xu experimentó el confinamiento solitario, la privación del sueño, el trabajo intenso durante largas horas, ser forzada a permanecer en la nieve durante largos períodos de tiempo, estar amarrada en posiciones insoportablemente dolorosas y otras torturas. Se puso en huelga de hambre durante un período de su encarcelamiento. Fue liberada en 2006.

Destino desconocido

Hay muy pocas noticias sobre Falun Gong dentro de China en los últimos años, lo que lleva a algunos observadores chinos e internacionales a pensar que la persecución ha disminuido, o incluso a olvidar la persecución. Mientras que otras violaciones de los derechos humanos por el régimen del PCCh son ahora noticia internacional —y con razón— la persecución de Falun Gong continúa silenciosamente sin cesar para millones de personas, como lo demuestran los informes en Minghui.org.

En 2020, la viuda Sra. Xu ha vuelto a ser sometida a los mecanismos de detención y tortura del régimen por tercera vez, con un destino incierto.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Tribunal confirma que China continúa sustrayendo órganos por la fuerza

TE RECOMENDAMOS