Beijing programa reunión política, posiblemente para aprobar la ley de seguridad de Hong Kong

Por Frank Fang
21 de Junio de 2020
Actualizado: 21 de Junio de 2020

China anunció que celebrará otra reunión de tres días a fines de este mes, un día después de que dio más detalles sobre una nueva ley de seguridad nacional para Hong Kong.

El comité permanente de la legislatura títere de China, el Congreso Nacional del Pueblo (APN), se reunirá durante tres días a partir del 28 de junio en la capital, Beijing, según un informe del 21 de junio compartido por el medio de comunicación chino, Xinhua. De acuerdo con la agenda de la reunión, el comité discutirá la redacción de un proyecto de ley de patentes y un proyecto de ley de control de exportaciones.

Aunque la ley de seguridad nacional de Hong Kong no está actualmente en la agenda, los observadores en Hong Kong especularon que el comité permanente de la APN aprobaría formalmente la ley durante la próxima reunión programada.

El 28 de mayo, la APN realizó una votación ceremonial a favor de la adopción de una ley de seguridad nacional en Hong Kong, que criminalizaría a quienes se dedican a actividades relacionadas con la subversión, la secesión, el terrorismo y la interferencia extranjera en la ciudad gobernada por China.

El sábado por la noche se dieron a conocer más detalles sobre la ley, luego de la conclusión de una reunión de tres días por el comité permanente de la APN. La ley otorgará al máximo funcionario de Hong Kong el poder de nombrar jueces en casos relacionados con la seguridad nacional de China. La directora ejecutiva de la ciudad ha sido una política pro-Beijing desde que el territorio pasó de la soberanía británica a la china en 1997.

Además, Beijing establecerá una oficina de seguridad nacional en Hong Kong, que se coordinará con la policía local y el poder judicial, para recopilar información sobre casos relacionados con la seguridad nacional. La ley de seguridad nacional prevalecería sobre la ley local en cualquier área de conflicto.

Hong Kong tendrá jurisdicción sobre los casos, excepto bajo “circunstancias específicas”, China puede tener jurisdicción sobre un número “extremadamente pequeño” de casos de seguridad nacional, dijo el comité permanente de la APN.

Carrie Lam, la actual Jefa Ejecutiva de la ciudad, escribió en su página de Facebook finalizando el sábado y dio la bienvenida al comité permanente de la APN para impulsar la ley y dijo que su gobierno “apoyará plenamente el trabajo relacionado con la legislación”. Agregó que “Hong Kong no será una fortificación de entrada para las fuerzas exteriores que pongan en peligro la seguridad nacional [de China]”.

Si bien Lam no nombró países específicos mientras hablaba de “fuerzas exteriores”, los medios estatales chinos han utilizado una retórica similar para condenar las protestas prodemocráticas de Hong Kong; han dicho que la violencia es fomentada por los países occidentales.

Por ejemplo, el medio de comunicación extremista, Global Times, impulsó la propaganda de que los gobiernos occidentales estaban “convirtiendo a Hong Kong en la cabeza de puente de Washington para poner en peligro el ascenso de China”, en una editorial publicada en las primeras horas del domingo.

Agregó que la ley de seguridad nacional “solucionará las lagunas de seguridad nacional” en Hong Kong.

Después de que Beijing anunció nuevos detalles sobre la ley, el senador estadounidense Rick Scott (R-Fla.) recurrió a Twitter para expresar su apoyo a la población de Hong Kong.

“La China comunista continúa su misión de destruir los derechos humanos y la autonomía en #HongKong. Sus planes para sofocar e intimidar a quienes luchan por sus derechos básicos son claros”, escribió Scott.

La ONG británica, Hong Kong Watch, también respondió diciendo que era “particularmente preocupante que cuando surjan discrepancias entre la nueva ley y la Ley Básica, esta ley prevalecerá”, en un tuit.

“Esta ley compromete fundamentalmente [el requisito]; un país, dos sistemas, e incumple el acuerdo de traspaso. Los detalles emergentes ponen en peligro los derechos humanos”, agregó Hong Kong Watch.

Benedict Rogers, cofundador y presidente de Hong Kong Watch, instó a la comunidad internacional a “atacar al Partido Comunista Chino, con la máxima presión”, en un tuit.

Los nuevos detalles sobre la ley también generaron preocupaciones generalizadas entre los activistas locales y los legisladores en favor de la democracia.

La legisladora, Claudia Mo, recurrió a Twitter para expresar su preocupación por el lenguaje vago sobre la jurisdicción, y planteó la posibilidad de que las personas pudieran ser juzgadas bajo el sistema legal de China continental. “#ChinaExtradition parte 2”, escribió.

Un movimiento de protesta masiva contra la usurpación de Beijing estalló en junio del año pasado, cuando millones salieron a la calle en oposición al proyecto de ley de extradición, ahora totalmente descartado.

El proyecto de ley de extradición propuesto provocó indignación ya que la gente temía que erosionara la autonomía judicial de Hong Kong del sistema legal de la China comunista, que no es independiente del gobernante Partido Comunista Chino (PCCh). El proyecto de ley habría permitido que los habitantes y las personas que pasaban por la ciudad fueran extraditadas a China y juzgadas en tribunales chinos, que se destacan por violar el estado de derecho.

Sigue a Frank en Twitter: @HwaiDer


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

El Método del PCCh: El plan mundial del Partido Comunista Chino –el coronavirus es la última alarma

TE RECOMENDAMOS