Beijing quiere influir en la política estadounidense mediante el cambio climático, advierten expertos

Por Cathy He
19 de Febrero de 2021
Actualizado: 19 de Febrero de 2021

La administración Biden no debería permitir que el régimen chino utilice el cambio climático como moneda de cambio para obtener concesiones en otras áreas, según expertos de China.

La advertencia se produce luego de que Estados Unidos se reincorporara formalmente al acuerdo de París el 19 de febrero. El presidente Joe Biden describió al cambio climático como una “amenaza existencial” y prometió más acciones para reducir las emisiones de carbono. Pero a los analistas les preocupa que esto pueda llevar a que Estados Unidos se ponga más cómodo con el régimen chino.

Si bien los funcionarios de Biden han indicado ampliamente que continuarán la postura dura de la administración Trump hacia China, también han señalado aspectos “cooperativos” de la relación entre Estados Unidos y China.

En la campaña electoral, Biden dijo que trabajaría con el régimen en áreas de interés común, como el cambio climático y la prevención de la proliferación nuclear.

Los expertos temen que la cooperación de Estados Unidos en el cambio climático pueda llevar a la administración a ceder terreno en otros ámbitos clave como los derechos humanos, el comercio, y la seguridad nacional.

El régimen chino ya ha señalado que Estados Unidos tendría que aceptar sus propios términos antes de que las dos partes pudieran trabajar juntas.

“China está dispuesta a cooperar con Estados Unidos y con la comunidad internacional sobre el cambio climático”, dijo el 28 de enero el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Zhao Lijiang.

“Dicho esto, me gustaría enfatizar que la cooperación China-Estados Unidos en áreas específicas (…) está estrechamente relacionada con las relaciones bilaterales en su conjunto”, continuó Zhao, y agregó que el régimen ha enfatizado repetidamente que “nadie debería imaginar que podría pedirle a China que los comprendan y apoyen en asuntos bilaterales y globales cuando interfieren descaradamente en los asuntos internos de China y socavan los intereses de China”.

El Partido Comunista Chino (PCCh) ha etiquetado una variedad de temas como la represión de las minorías en Xinjiang y el Tíbet, la represión en Hong Kong, y la intimidación de Taiwán como parte de sus intereses centrales y no abiertos a discusión.

Los comentarios de Zhao se hicieron luego de que el Enviado Presidencial Especial para el Clima, John Kerry, prometiera que cuestiones importantes, como el robo de propiedad intelectual (PI) y la agresión militar en el Mar de China Meridional por parte del PCCh, “nunca se cambiarán por nada que tenga que ver con el clima”.

Pero Kerry agregó que “el clima es un tema crítico e independiente”, y señaló que China es el mayor emisor de gases de efecto invernadero del mundo con alrededor del 30 por ciento.

“Por eso es urgente que encontremos una manera de compartimentar, de avanzar”, dijo.

Gordon Chang, autor de “The Coming Collapse of China”, dijo recientemente a The Epoch Times que Estados Unidos no podría cooperar con el régimen dadas las condiciones que impone.

“La postura de China es que tienes buenas relaciones con nosotros en todo, o en nada”, dijo Chang.

“Si ellos nos dan esa opción, debería ser nada. Porque China está tratando de restringir aquellas áreas en las que podemos tener una discusión constructiva”.

En cualquier caso, Estados Unidos no necesita ofrecer nada para que el régimen tome medidas sobre el clima, señaló Chang.

“Los chinos están en el mismo planeta que nosotros”, dijo. “Así que tienen el mismo interés en prevenir el cambio climático en la medida en que se está produciendo, por lo que no necesitamos darles nada por ello”.

Cualquier negociación con el régimen sobre el cambio climático también sería una pérdida de tiempo, según Clyde Prestowitz, autor de “The World Turned Upside Down: America, China, and The Struggle for Global Leadership”.

Prestowitz, quien fue negociador comercial de la administración Reagan, dijo que “China no va a negociar ningún acuerdo que sea aceptable para nosotros”.

“No se puede confiar en que China cumpla su palabra”, agregó.

De manera similar, el exfuncionario de seguridad de Trump, Matthew Pottinger, advirtió sobre quedarse atrapado en las “trampas de negociación” establecidas por Beijing . Pottinger dijo que sucesivas administraciones estadounidenses desperdiciaron años en conversaciones formales con China que no arrojaron resultados concretos, lo cual permitió al régimen continuar con acciones dañinas contra Estados Unidos como el robo de propiedad intelectual.

Para reducir las emisiones, Chang sugirió que Estados Unidos dejara de comprar a China y comenzara a reorientar la fabricación a Estados Unidos, dado que la industria del transporte marítimo es un gran contaminante.

“De esa forma ayudará mucho al clima, además de tener, por supuesto, otros beneficios colaterales muy cruciales para nosotros”, dijo.

Siga a Cathy en Twitter: @CathyHe_ET


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS