Biden dice que tuvo un “buen dialogo” con Xi Jinping durante una llamada telefónica de 2 horas

Por Cathy He
11 de Febrero de 2021
Actualizado: 11 de Febrero de 2021

El presidente Joe Biden dijo que su primera llamada telefónica con el líder chino Xi Jinping duró dos horas, durante la cual los dos tuvieron una “buena conversación”.

Las declaraciones oficiales de las dos partes sobre la llamada, que tuvo lugar la noche del 10 de enero, destacaron las posiciones contrastantes de los líderes.

Según la declaración de la Casa Blanca, Biden expresó su “preocupación fundamental” por las prácticas económicas “coercitivas e injustas” de Beijing, su creciente control sobre Hong Kong, los abusos de los derechos en Xinjiang y sus acciones autoritarias en la región asiática, incluida Taiwán.

Mientras tanto, Xi le dijo a Estados Unidos que “actúe con prudencia” en asuntos que el régimen chino considere sus “asuntos internos”, como Hong Kong, Taiwán y Xinjiang, según una reseña del Ministerio de Relaciones Exteriores del régimen.

Biden se reunió el jueves con un grupo bipartidista de senadores estadounidenses para discutir la necesidad de mejorar las infraestructuras de Estados Unidos. También dijo que Estados Unidos debe hacer más para responder al desafío de China.

“Si no nos movemos, ellos se comerán nuestro almuerzo”, dijo Biden. “Están invirtiendo miles de millones de dólares y lidiando con una amplia gama de problemas relacionados con el transporte, el medio ambiente y una amplia gama de otras cosas. Así que solo tenemos que dar un paso al frente”.

Biden también habló de su larga relación con Xi: “Lo conozco bien. Pasamos mucho tiempo juntos durante los años en que fui vicepresidente”. Xi era el vicepresidente de China y, por lo tanto, la contraparte de Biden en ese momento. Los dos habían pasado más de 24 horas de reuniones privadas y 17,000 millas de viaje juntos durante ese tiempo, según Biden.

El presidente ha calificado al régimen como el “competidor más serio” de Estados Unidos y prometió “superar a Beijing”. Esta descripción la han reiterado los funcionarios de Biden, que se han abstenido de calificar al Partido Comunista Chino (PCCh) como un adversario, y lo han tratado más bien como un importante competidor estratégico.

Durante la llamada, los dos líderes también “intercambiaron puntos de vista sobre cómo contrarrestar la pandemia de COVID-19 y los desafíos compartidos de la seguridad sanitaria mundial, el cambio climático y la prevención de la proliferación de armas”, indicó la reseña de la Casa Blanca.

“Le dije que trabajaría con China cuando beneficie al pueblo estadounidense”, escribió Biden en un tuit el miércoles.

Mientras tanto, según la reseña del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Xi le dijo a Biden que la confrontación sería un “desastre” e instó a las dos partes a restablecer los canales de diálogo para “evitar malentendidos”.

Beijing ha mantenido una línea dura con respecto a Hong Kong, Xinjiang y Taiwán, temas sobre los que Xi le advirtió a Biden que eran asuntos de “soberanía e integridad territorial”.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo el jueves que Biden también le expresó su preocupación a Xi por la falta de transparencia del régimen durante la pandemia.

La llamada fue la primera entre líderes chinos y estadounidenses desde que Xi habló con el expresidente Donald Trump el 27 de marzo de 2020, hace casi 11 meses. El año pasado, la antigua administración Trump fijó drásticamente medidas duras contra el PCCh dirigidas a una variedad de áreas, desde sus abusos a los derechos humanos hasta el robo de tecnología y la agresión militar.

Los funcionarios de Biden han mostrado una postura igualmente dura hacia el régimen, pero enfatizaron la necesidad de trabajar con aliados para enfrentar el desafío, en lo que dicen es un punto de partida de la administración Trump. Pero los funcionarios de Trump han defendido su enfoque, diciendo que tal perspectiva funcionó con aliados en Asia y que participar en el sistema resquebrajado de las Naciones Unidas no fue algo efectivo.

Los funcionarios estadounidenses también han dicho que la nueva administración podría cooperar con el régimen en preocupaciones compartidas, como el cambio climático.

Xi enfatizó la cooperación en la llamada, de acuerdo con la reseña emitida por Beijing, y le dijo a Biden que “la cooperación es la única opción correcta para ambas partes”. Dijo que los dos países podrían trabajar juntos para combatir la pandemia, fomentar una recuperación económica mundial y mantener la estabilidad regional.

El líder chino enfatizó que “si bien las dos partes pueden diferir en algunos temas, es crucial mostrar respeto mutuo, tratarse como iguales y manejar adecuadamente y manejar las diferencias de manera constructiva”, dijo el comunicado.

Gordon Chang, autor de “El colapso venidero de China”, en una entrevista con The Epoch Times antes de la llamada telefónica, dijo que no sería posible que Estados Unidos cooperara con el régimen.

“El Partido Comunista ha sido muy claro. Dicen que si no cooperas con nosotros en todo, no vamos a cooperar en nada”, dijo Chang.

Añadió que el PCCh no permitirá la discusión sobre una variedad de temas que considera parte de sus intereses centrales, incluidos Hong Kong, Taiwán y Xinjiang, intereses que el máximo diplomático del régimen ha descrito como una “línea roja”.

“China está tratando de restringir aquellas áreas en las que podemos tener una discusión constructiva”, dijo Chang. “Creo que no se puede tener una discusión constructiva con ellos en primer lugar. Pero lo que están diciendo es que no puedes hablar mucho con nosotros, porque todo para nosotros es fundamental”.

El miércoles, un alto funcionario de la administración le dijo a la prensa antes de la llamada telefónica que Biden sería “práctico, testarudo, de ojos claros” en sus tratos con el líder chino.

Al mismo tiempo, dijo el funcionario, Biden quería asegurarse de que los dos países tuvieran una línea de comunicación abierta, a pesar de las preocupaciones de Estados Unidos sobre el comportamiento chino.

Funcionarios estadounidenses dijeron que la llamada se produjo en un momento en que Washington creía que estaba en una posición de fuerza, después de consultas con aliados y socios, para exponer sus preocupaciones sobre las “actividades agresivas y abusos” de China.

Dijeron que la administración buscaría en los próximos meses agregar “nuevas restricciones específicas” sobre ciertas exportaciones de tecnología sensible a China y también que no habría movimientos rápidos para levantar los aranceles que la administración Trump dejó en vigor contra las importaciones chinas.

Psaki, el jueves, dijo que la administración “no tenía prisa” en relación con sus revisiones a las políticas de la era Trump en China.

Biden anunció el miércoles que el Departamento de Defensa de Estados Unidos llevará a cabo una revisión sobre cómo los militares manejarán la amenaza que representa China.

Con información de Reuters.

Siga a Cathy en Twitter: @CathyHe_ET


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS