Biden firma orden ejecutiva para fortalecer las cadenas de suministro críticas

Por Eva Fu
24 de Febrero de 2021
Actualizado: 24 de Febrero de 2021

El 24 de febrero, el presidente Joe Biden firmó una orden ejecutiva para reforzar la solidez de las cadenas de suministro de cuatro industrias críticas, tras una serie de desabastecimientos recientes que han dejado vulnerable a Estados Unidos.

La orden ejecutiva iniciará una revisión de 100 días de los chips semiconductores, los productos farmacéuticos, los minerales de tierras raras y las baterías de gran capacidad utilizadas en los vehículos eléctricos.

Si bien los funcionarios de la Casa Blanca dijeron el 23 de febrero que la medida no está dirigida a ningún país en particular, sí ordenará a Estados Unidos que diversifique su dependencia de la cadena de suministro de China, uno de los actores dominantes en los campos de las tierras raras y los productos farmacéuticos.

Las medidas llegan en un momento en que la pandemia ha puesto a prueba la disponibilidad de los equipos de protección personal esenciales para los trabajadores sanitarios de primera línea, y la escasez de chips informáticos ha obligado a los fabricantes de automóviles a reducir la producción, lo que pone de manifiesto la necesidad de reubicar las cadenas de suministro.

La orden también exigirá una revisión exhaustiva de un año de seis sectores clave, que abarcan áreas de defensa, salud pública, tecnología de las comunicaciones, transporte, energía y producción de alimentos.

“Se trata de asegurar que Estados Unidos pueda hacer frente a todos los retos que tenemos en esta nueva era: pandemias, pero también en defensa, ciberseguridad, cambio climático y mucho más”, dijo Biden antes de firmar la orden. Añadió que la manera más conveniente de lograrlo es “mejorar la ventaja competitiva de Estados Unidos invirtiendo aquí en casa”.

Las “historias de terror” de los trabajadores sanitarios que tuvieron que usar bolsas de basura y volver a lavar sus mascarillas por falta de equipo adecuado al inicio de la pandemia “no deberían haber ocurrido nunca, y no volverán a ocurrir en Estados Unidos, punto”, dijo.

“No deberíamos tener que depender de un país extranjero, especialmente de uno que no comparte intereses o nuestros valores, para proteger y atender a nuestro pueblo durante una emergencia nacional”.

Biden dijo que las recomendaciones políticas que surjan de las revisiones se aplicarán “de inmediato” para cerrar las brechas existentes.

La revisión “recurrirá a toda la gama de talentos estadounidenses”, como políticos, científicos, farmacéuticos e ingenieros, para que hagan sus aportaciones, dijo, expresando su agradecimiento a los líderes bipartidistas que acudieron a reunirse con él para tratar el tema.

“Están liderando el camino”, dijo. “Todos tienen un papel que desempeñar para fortalecer nuestra cadena de suministro y nuestro país”.

Escasez de semiconductores

La escasez de chips ha sido un creciente dolor de cabeza para Estados Unidos. Aunque las empresas estadounidenses de semiconductores generan el 47% de las ventas mundiales de chips, la parte de Estados Unidos en la producción mundial de chips se ha reducido al 12% desde el 37% en las últimas tres décadas, debido a la creciente subcontratación de la fabricación, según la Asociación de la Industria de Semiconductores.

Ford declaró recientemente que podría tener que recortar hasta un 20% de la producción en el primer trimestre debido a la escasez de semiconductores. General Motors también ha recortado temporalmente la producción en sus plantas de Estados Unidos, Canadá y México.

La organización instó a la administración a “invertir ambiciosamente en la fabricación e investigación de chips nacionales” para que “más de los chips que nuestro país necesita se produzcan en las costas estadounidenses”.

La administración de Biden se encuentra bajo presión bipartidista para invertir en tecnologías emergentes y contrarrestar las amenazas que plantea el partido comunista dirigente de China.

El mes pasado, casi dos docenas de legisladores republicanos de la Cámara de Representantes escribieron una carta conjunta en la que pedían a Biden que trabajara con sus aliados en el desarrollo de tecnologías como la inteligencia artificial, la computación cuántica, los chips semiconductores y las comunicaciones 5G “con el fin de desafiar el objetivo de China de un liderazgo tecnológico global total y el autoritarismo tecnológico”.

El líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer (D-N.Y.), ordenó a los legisladores el 23 de febrero que redactaran un proyecto de ley para invertir 100,000 millones de dólares en la investigación en áreas clave de alta tecnología en un intento de “superar la competencia” de China.

Hizo especial hincapié en los semiconductores como “un peligroso punto débil de nuestra economía”, diciendo: “No podemos dejar que China se nos adelante en la producción de chips”.

Los funcionarios de Biden han proyectado una postura dura frente a China, pero han dicho que también se centrarán en construir una alianza con un enfoque más multilateral.

Siga a Eva en Twitter: @EvaSailEast


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS