Campaña internacional pide la liberación de un practicante de Falun Gong perseguido en China

Por Danella Perez Schmieloz
02 de Octubre de 2023 1:45 PM Actualizado: 02 de Octubre de 2023 1:45 PM

Legisladores europeos y japoneses piden la liberación de un ciudadano chino detenido por practicar Falun Gong, una práctica espiritual muy perseguida por el Partido Comunista Chino (PCCh).

Ding Yuande y su esposa, Ma Rumei, fueron detenidos ilegalmente el 12 de mayo en la provincia de Shandong junto con unos 70 practicantes de Falun Gong. Las detenciones formaban parte de una campaña de arrestos masivos con motivo del 24 aniversario del Día Mundial de Falun Dafa, que se celebra anualmente el 13 de mayo, según el Centro de Información sobre Falun Dafa.

Su hijo, Ding Lebin, residente en Berlín, inició inmediatamente una campaña de defensa de la liberación de sus padres.

International Society for Human Rights—organización no gubernamental con estatus consultivo en el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas— escribió al embajador chino en Alemania, al ex ministro chino de Asuntos Exteriores y a funcionarios del PCCh, instando a la liberación de la pareja. Voluntarios de la Organización Mundial para Investigar la Persecución de Falun Gong (WOIPFG, por sus siglas en inglés) también llamaron al centro de detención, solicitando su liberación.

La presión internacional condujo ostensiblemente a la liberación de la Sra. Ma el 24 de mayo.

Sin embargo, el Sr. Ding Yuande sigue detenido y fue arrestado formalmente el 20 de julio por el Departamento de Policía del Distrito de Donggang, en la ciudad de Rizhao, provincia de Shandong. Según el Centro de Información sobre Falun Dafa, “corre el riesgo de ser torturado y encarcelado durante más tiempo”.

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, es una disciplina espiritual que incluye ejercicios de meditación y enseñanzas morales basadas en tres principios fundamentales: verdad, benevolencia y tolerancia. La práctica ganó popularidad en China durante la década de 1990, con entre 70 y 100 millones de practicantes a finales de la década, según las estimaciones oficiales de la época.

El régimen comunista ateo, temiendo que el número de practicantes supusiera una amenaza para su control autoritario, inició el 20 de julio de 1999 una amplia campaña para erradicar la práctica, un programa que continúa en la actualidad. Desde entonces, millones de personas han sido detenidas en prisiones, campos de trabajo y otras instalaciones, y cientos de miles han sido torturadas durante su encarcelamiento, según el Centro de Información sobre Falun Dafa.

Llamamiento para la liberación de Ding Yuande

“La presión internacional puede lograr un cambio para mi padre”, dijo el Sr. Ding Lebin a la edición alemana del Centro de Información sobre Falun Dafa. “Tal como salvó a mi madre”.

Miembros de los Parlamentos Europeo, Alemán, Belga y de la República Checa escribieron al embajador chino en Alemania, pidiendo la liberación del Sr. Ding Yuande.

Mientras tanto, el expresidente del Consejo Nacional Eslovaco, Frantisek Miklosk, y el miembro del Parlamento del Estado de Berlín, Ronald Gläser, enviaron cartas al secretario municipal del Partido de la ciudad de Rizhao, donde está detenido el Sr. Ding.

En ambas cartas, los legisladores subrayan que la persecución de Falun Gong por el PCCh ha violado derechos humanos fundamentales consagrados en la Constitución china.

Además, instan al secretario del Partido de Rizhao a que “ponga en libertad inmediata e incondicional al Sr. Yuande Ding, ponga fin a la persecución contra la pareja china y les conceda documentos de viaje para reunirse con su hijo en Alemania”.

Los legisladores japoneses también participaron en la campaña. En su carta, pidieron al régimen chino que pusiera en libertad al Sr. Ding y mencionaron que corre el riesgo no sólo de sufrir torturas, sino también de que le quiten los órganos.

En 2019, el Tribunal de China, un grupo de expertos independientes, concluyó que el régimen chino lleva años cometiendo la sustracción forzada de órganos de presos de conciencia, y “a escala sustancial”.

El tribunal también concluyó que los practicantes de Falun Gong detenidos eran probablemente la fuente principal de dichos órganos. Los uigures y otras minorías perseguidas en el noroeste de China también corren peligro, junto con los tibetanos y los cristianos de la Casa, según los expertos.

Los legisladores japoneses instaron al régimen chino a proteger los derechos humanos de los practicantes de Falun Gong y de otras minorías religiosas y étnicas perseguidas en China, a liberar inmediatamente a los detenidos en campos de concentración y otras instalaciones, y a poner fin por completo a la sustracción forzada de órganos.

“Cada carta de protesta no sólo ayudará a liberar a mis padres, sino que también contribuirá a poner fin a la actual persecución a Falun Gong en China”, declaró el Sr. Ding Lebin, según el Centro de Información sobre Falun Dafa.

“El Partido Comunista Chino teme que más personas en el extranjero conozcan la verdadera situación de los practicantes de Falun Gong en China”.

Participación en la campaña

La campaña por la liberación del Sr. Ding Yuande continúa. Cualquiera puede participar imprimiendo una postal o carta de rescate, firmándola y enviándola al embajador chino en Alemania o al nuevo secretario municipal del Partido de la ciudad de Rizhao, Li Zaiwu, con el código QR que figura a continuación.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.