Canadienses detenidos en China vuelven a casa tras liberación de directora de Huawei

Por Omid Ghoreishi
25 de Septiembre de 2021
Actualizado: 25 de Septiembre de 2021

Los canadienses Michael Kovrig y Michael Spavor están de regreso a Canadá, dijo el primer ministro del país, Justin Trudeau, en una conferencia de prensa la noche del 24 de septiembre.

Los dos hombres han sido ampliamente vistos como víctimas de la “diplomacia de rehenes” de Beijing llevada a cabo en represalia contra el arresto y detención en Canadá a fines de 2018 de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, a petición de los fiscales estadounidenses. Meng fue liberada a primera hora del viernes tras alcanzar un acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Trudeau dijo que los dos hombres, que han estado encarcelados en China desde diciembre de 2018, abordaron un avión con el embajador de Canadá, Dominic Barton, en ruta a Canadá alrededor de las 7:30 p.m. hora de Ottawa.

La directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, sale de su casa en Vancouver para asistir a una audiencia judicial el 24 de septiembre de 2021. (Don MacKinnon/AFP vía Getty Images)

El primer ministro hizo el anuncio horas después que el caso de extradición contra Meng, directora financiera de Huawei e hija del fundador de la compañía, fuera retirado y se le permitiera salir de Canadá.

Según los informes, Meng partió en un vuelo a China esa misma noche.

Horas antes, Meng compareció ante un tribunal federal estadounidense en modo virtual, donde llegó a un acuerdo de enjuiciamiento diferido con el Departamento de Justicia de EE. UU.

Más tarde compareció ante un tribunal canadiense, donde se levantaron las condiciones de su libertad bajo fianza y quedó libre para salir del país.

Kovrig y Spavor habían sido detenidos en China después de la solicitud de extradición de Estados Unidos de Meng y su arresto en Vancouver el 1 de diciembre de 2018. Sus detenciones se consideran ampliamente como ejemplos de la “diplomacia de rehenes” de Beijing.

Meng fue acusada de fraude bancario por supuestamente mentir a la entidad HSBC sobre los tratos comerciales de Huawei con Irán, lo que llevó a HSBC a violar las sanciones de Estados Unidos contra Irán.

El régimen de Beijing, que advirtió a Canadá de las graves consecuencias si no liberaban a Meng, acusó posteriormente a Kovrig y Spavor de espionaje.

Los dos canadienses fueron inicialmente recluidos en régimen de aislamiento, con las luces encendidas en sus celdas día y noche. Esto puede llevar a la privación del sueño, que las organizaciones de derechos humanos reconocen como un método de tortura.

En agosto, un tribunal chino condenó a Spavor a 11 años de prisión. Kovrig, cuyo juicio se celebró en marzo, aún no había sido sentenciado.

“Estos dos hombres han pasado por una situación increíblemente difícil, pero es inspirador y es una buena noticia para todos nosotros que estén de camino a casa con sus familias”, dijo Trudeau.

El líder del opositor Partido Conservador, Erin O’Toole, también recibió con agrado la noticia.

“Nuestra familia comparte la alegría de millones de canadienses de que nuestros ciudadanos regresen a casa. ¡Gracias a todos los diplomáticos involucrados!”, dijo O’Toole en Twitter.

Esta foto tomada el 14 de enero de 2019 muestra el Tribunal Popular Intermedio de Dalian antes del nuevo juicio del canadiense, Robert Lloyd Schellenberg, por cargos de tráfico de drogas, en Dalian, provincia de Liaoning, al noreste de China. (ELIZABETH LAW/AFP vía Getty Images)

Otro canadiense, Robert Schellenberg, fue condenado a muerte en China después del arresto de Meng. Schellenberg fue sentenciado originalmente a 15 años de prisión por cargos de contrabando de drogas, pero se le cambió la sentencia.

El el 24 de septiembre, no se proporcionó ninguna actualización sobre el caso de Schellenberg.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS