CBP cierra año fiscal: incautan más del 70% del mortal fentanilo

La agencia también registró un aumento en las detenciones productos hechos con trabajo forzado

Por Débora Alatriste
15 de Octubre de 2020 9:49 AM Actualizado: 16 de Octubre de 2020 1:22 PM

Al mismo tiempo que el tráfico de fentanilo aumentó exponencialmente, la CBP emitió “un número sin precedentes” de órdenes sobre mercancías hechas con trabajo forzado, informó la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. en un reporte este 14 de octubre.

Este miércoles, la agencia publicó las estadísticas sobre migración y aplicación de la ley del año fiscal 2020, que cerró el pasado 30 de septiembre. Entre los esfuerzos resaltados por la CBP está la incautación de drogas.

El mayor incremento de intercepciones se vio en el fentanilo, con un 71%. Este opioide sintético es el principal impulsor de la actual crisis de opiáceos en Estados Unidos y está involucrado en más muertes que cualquier otra droga ilícita. Hasta marzo los CDC registraron 39,535 muertes por opiáceos sintéticos, excluyendo la metadona.

La cifra final de fentanilo incautado por la CBP alcanzó las 809 libras, mientras que el año fiscal anterior el total fue de 226 libras. La cantidad es la más alta desde 2016, ya que no hay información disponible de los años 2014 y 2015.

China es una de las dos principales fuentes de fentanilo ilícito en Estados Unidos, según la Evaluación Nacional de la Amenaza de las Drogas de la DEA de 2019.

En septiembre de 2019, tres ciudadanos chinos fueron acusados ​​de importar y distribuir fentanilo como parte de una operación internacional de drogas.

Los tres acusados presuntamente administraron sitios web ubicados en China para vender una variedad de sustancias controladas como “furanilo fentanilo, U-47700 y metoxiacetil fentanilo”.

Expertos dijeron a The Epoch Times que el Partido Comunista Chino está utilizando el tráfico y la producción de fentanilo como parte de una estrategia organizada y una forma de guerra de drogas.

“Contribuir a una importante crisis de salud en Estados Unidos, y al mismo tiempo ganar dinero con ella, en mi opinión, daría planes a largo plazo del PCCh para establecer un sistema global autoritario chino como un desafío a la democracia liberal occidental”, dijo el Dr. Robert J. Bunker, profesor de investigación adjunto del Instituto de Estudios Estratégicos del Colegio de Guerra del Ejército de Estados Unidos en un email.

Casi el 70 por ciento del fentanilo incautado por Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) en 2018 llegó por correo internacional, gran parte de él procedente de China y entregado principalmente por vía aérea, según el testimonio del grupo de expertos sin fines de lucro Rand Corp.

Sin embargo, los cárteles mexicanos también han empezado a tener una participación importante en la producción y tráfico de droga hacia Estados Unidos.

En abril se reportó que el Cartel Sinaloa aumentó su producción de fentanilo para enviar a Estados Unidos. La organización ha contratado desde 2018 a profesores de química universitarios de todo México, quienes están tratando de cambiar el análogo molecular del fentanilo para crear una nueva versión sintética, dijo Terry Cole, exagente especial de alto rango de la DEA a Breibart News.

Las incautaciones mensuales de fentanilo se incrementaron a más del doble de diciembre de 2019 a marzo de 2020, de acuerdo con la CBP.

Adicionalmente, un reporte de Insight Crime informó que México es el centro de producción y exportación más importante de fentanilo de América del Norte. Con el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el Cártel de Sinaloa a la cabeza sobre el control del transporte de drogas hacia Estados Unidos.

Sin embargo, los cárteles mexicanos siguen dependiendo de China como principal proveedor de NPP y 4aNPP, dos ingredientes esenciales para la producción de la droga.

Además del fentanilo, en las estadísticas publicadas este 14 de octubre se muestra que las incautaciones de metanfetamina, incluida la metanfetamina líquida y cristalina, aumentaron un 25 por ciento, y las de marihuana un 5 por ciento.

Por otra parte, las intercepciones que disminuyeron comparadas con el año fiscal anterior fueron las de cocaína, en un 43%, y de heroína, en un 7%.

Adicionalmente a los resultados en la incautación de drogas, la agencia enfatizó sus esfuerzos para combatir la inmigración ilegal, el contrabando humano, los rescates, en su mayoría de inmigrantes en problemas, y la detención de envíos que se sospecha son productos elaborados con trabajo forzado.

Los oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. (CBP) inspeccionan el envío de productos para el cabello procedentes de China en el puerto de Nueva York/Newark el 1 de julio de 2020. (CBP)

“CBP es la única agencia de aduanas del mundo que durante 90 años ha ejercido la autoridad legal para detener envíos basándose en la sospecha razonable de que los envíos contienen mercancías hechas con trabajos forzados”, señala el informe.

Como parte de estos esfuerzos contra el trabajo forzado, en el año fiscal la CBP emitió 13 Órdenes de Retención de Liberación (WRO), “un número sin precedentes”, afirma.

El 14 de septiembre la CBP anunció cinco Órdenes de Retención de Liberación sobre mercancías hechas con trabajo forzado en la región china de Xinjiang donde el régimen chino “está sometiendo al pueblo uigur y a otros grupos étnicos y religiosos minoritarios a violaciones de los derechos humanos”, dijo la agencia.

Según las cifras citadas por la Comisión Ejecutiva del Congreso de EE.UU. sobre China y la ONU, se cree que hasta un millón de uigures y otras minorías étnicas están detenidos en centros de reeducación chinos, que según Beijing “educan y transforman” a quienes el Partido Comunista Chino (PCCh) considera en riesgo de las “tres fuerzas malignas” del “extremismo, el separatismo y el terrorismo”.

Las órdenes emitidas por la CBP instruyen a los agentes a detener en los puertos de entrada todos los productos hechos con mano de obra, productos capilares, prendas de vestir así como algodón producido y procesado que provengan de lugares como el Centro de Educación y Formación Profesional Nº 4, el Parque Industrial de Productos Capilares o las empresas Yili Zhuowan Garment Manufacturing Co., Ltd., Baoding LYSZD Trade and Business Co., Ltd. y Xinjiang Junggar Cotton and Linen Co., Ltd., todos estos ubicados en Xinjiang. Asimismo se incluyen piezas de computadoras fabricadas por Hefei Bitland Information Technology Co., Ltd. en Anhui, China.

Además detuvo un cargamento de productos capilares chinos hechos con trabajo forzado que incluía tejidos hechos con cabello humano y emitió la primera sanción civil por violaciones de trabajos forzados desde al menos 2015.

En julio, la oficina detuvo un cargamento que contenía alrededor de 13 toneladas de productos para el cabello con un valor de más de 800,000 dólares. La agencia dijo en ese momento que se sospechaba que estaban hecho de cabello humano.

Sobrevivientes, investigadores y grupos activistas uigures han dicho que el cabello incautado proviene de mujeres detenidas en varios campos de concentración y trabajo en Xinjiang.

“El trabajo forzoso es una violación de los derechos humanos, y las mercancías importadas hechas con trabajo forzado crean una competencia desleal para las empresas estadounidenses que siguen las normas laborales justas”, señala la agencia.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

¿Qué hay detrás del empuje para eliminar fronteras?

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.