CBS presiona a CEO de YouTube para aumentar aún más la censura

Por Petr Svab
03 de Diciembre de 2019 Actualizado: 03 de Diciembre de 2019

En un informe reciente, CBS News presionó a la directora de YouTube para que intensificara la censura del contenido que el informe calificó de “cuestionable”, “controvertido” y “perjudicial”.

Mientras que YouTube ha sido marcado por una avalancha de creadores de contenido independientes que distorsionan el discurso en su plataforma, la corresponsal de “60 Minutes” de CBS, Lesley Stahl, parecía venir de la dirección opuesta, cuestionándose por qué la compañía no hace más.

Una de las principales quejas contra la censura de YouTube se refiere al uso de normas vagas por parte de la plataforma de vídeo, como la prohibición de contenidos “nocivos” sin explicar suficientemente lo que hace y lo que no considera nocivo.

“Puedo atestiguar que, independientemente de los compromisos, el impacto de cualquier política que restrinja categorías de expresión tan intrínsecamente vagas y subjetivamente definidas como ‘políticas’ o ‘perjudiciales’ tiene inevitablemente un impacto adverso en la libertad de expresión”, dijo Nadine Strossen, profesora de derecho y ex presidenta de la Unión Americana de Libertades Civiles, en un correo electrónico enviado a The Epoch Times.

“Suprime demasiados discursos que son importantes, especialmente en una democracia, e inevitablemente se aplica de manera arbitraria en el mejor de los casos, discriminatoria en el peor, silenciando desproporcionadamente los puntos de vista y las voces de aquellos que carecen de influencia política y económica”.

Stahl, sin embargo, dijo que la “definición de daño” de YouTube puede parecer estrecha.

También presionó a la directora ejecutiva de YouTube, Susan Wojcicki, sobre el tema de la “incitación al odio”.

“Hace poco endureció su política sobre la incitación al odio. ¿Por qué esperó tanto tiempo?” preguntó en la entrevista, parte de la cual fue publicada en línea el 1 de diciembre.

YouTube y otras plataformas en línea han sido criticadas por prohibir la “incitación al odio”, tanto por su vaga definición de lo que es la “incitación al odio” como porque la definición muestra una inclinación ideológica.

La política de “incitación al odio” de YouTube está diseñada para prohibir las expresiones de supremacía, ya que la ideología de la supremacía es vista como potencialmente perjudicial. Pero la política es ciega hacia las ideologías de la igualdad, que han demostrado ser aún más mortíferas, dijo Michael Rectenwald, exprofesor de estudios liberales en la Universidad de Nueva York, en su reciente libro “Google Archipelago“.

También hay evidencia de que la política de “incitación al odio” de YouTube está influenciada por la teoría interseccional cuasi marxista, en la que se agrupa a la gente en categorías de “oprimidos” y “opresores”, basadas en criterios generales como el color de la piel, el género y el comportamiento sexual.

El informe de la CBS incluía clips cortos de algunos creadores populares de YouTube para ilustrar los “mensajes odiosos” permitidos por YouTube. Uno de ellos fue Steven Crowder, un comentarista conservador, actor y comediante con más de 4.2 millones de suscriptores en YouTube.

El video mostraba a Crowder llamando al productor de video de Vox Carlos Maza “lispy queer” (homosexual). Maza cecea (pronuncia la s como ce o ci) y se identifica públicamente como homosexual. Crowder se refirió a él como tal en uno de sus videos criticando a Vox por publicar contenido engañoso. Más tarde, Crowder publicó un video cómico en el que se disculpaba por insultar a docenas de personas.

Wojcicki mantuvo el mensaje de la compañía de que YouTube está tratando de “equilibrar” el compromiso con la libertad de expresión con el de ser “responsable”.

Pero Google, que es propietario de YouTube, produjo internamente un informe de investigación que dice que la empresa se alejó de la libertad de expresión hace años.

Wojcicki pareció reconocer que a la policía de contenidos de YouTube le cuesta decidir qué se ajusta a las reglas y qué no. Muchas veces, sugirió, las reglas obligan a los moderadores a sondear las intenciones detrás del vídeo, utilizando pistas que incluyen “señales de mano” y “mensajes” para adivinar qué es lo que los creadores de contenido están “tratando de decir realmente”.

Como ejemplo, Wojcicki mostró un video con imágenes históricas de la Alemania nazi. Dijo que el video fue retirado porque estaba marcado con el número “1418”, que se suponía era un código secreto utilizado por los supremacistas blancos.

No parece haber evidencia de que el número sea popular entre los supremacistas blancos. El número asociado con los neonazis es “1488”.

“Dejaremos que nuestra historia hable por sí misma”, dijo Kevin Tedesco, director ejecutivo de comunicaciones de CBS News, en respuesta a una solicitud de comentarios.

Sigue a Petr en Twitter: @petrsvab

Te puede interesar

La regulación de Internet podría decidir lo que puedes hacer

TE RECOMENDAMOS