Decenas de miles han “desaparecido” en China bajo el sistema de “secuestros estatales”, dice informe

Por Cathy He
07 de Septiembre de 2020
Actualizado: 08 de Septiembre de 2020

Este año, al menos 20 personas al día serán “desaparecidas” por el régimen comunista chino, según un informe reciente del grupo de derechos humanos Safeguard Defenders.

Estas personas son detenidas por las autoridades, sin orden judicial, y arrojadas a lugares secretos, donde permanecen incomunicadas y aisladas hasta por medio año. Dentro de estas instalaciones, a las personas se les niega el acceso a un abogado y visitas familiares, y la tortura es común, según el informe ( pdf ) publicado el 30 de agosto.

Este sistema, que fue legalizado en 2013 y es oficialmente conocido como “Vigilancia Residencial en un Lugar Designado” (RSDL, en inglés), permite a la policía china operar sin supervisión y les otorga “un poder incomparable sobre sus víctimas”, dijo Peter Dahlin, director de la Organización sin fines de lucro con sede en Madrid.

“Si la policía quisiera, el primer día pueden romper todos los huesos de tu cuerpo, dejar que te cures durante seis meses y luego liberarte, y nadie lo sabría jamás”, dijo Dahlin a The Epoch Times por medio de un correo electrónico.

A partir de los datos sobre los veredictos judiciales publicados en la base de datos de la Corte Suprema de China , Safeguard Defenders estimó que entre 28,000 y 29,000 personas han sido colocadas en RSDL desde 2013 hasta finales de 2019. Sin embargo, es probable que el número real sea mucho mayor dado que esta cifra no incluye a los que fueron liberados de RSDL antes de cualquier juicio, anotó el grupo.

“Este es un secuestro masivo aprobado por el Estado”, dijo la organización sin fines de lucro en un comunicado .

El “uso generalizado y sistémico” por parte del régimen de desapariciones forzadas, que recuerda a los secuestros cometidos por dictaduras sudamericanas durante las décadas de 1960 y 1970, puede constituir un crimen de lesa humanidad según el derecho internacional, concluyó el informe.

Dahlin dijo que el sistema se usa a menudo contra objetivos de alto perfil como abogados, trabajadores de ONG, periodistas y extranjeros atrapados bajo la “diplomacia de rehenes” del régimen. Estas víctimas son detenidas por un período prolongado y liberadas sin que su caso pase a acusación o juicio, dijo el grupo.

La semana pasada, el gobierno australiano anunció que Cheng Lei, ciudadana australiana naturalizada, nacida en China y presentadora del medio de noticias estatal de China en idioma inglés, fue detenido bajo RSDL en agosto. Se desconoce el motivo de la detención y no se han formulado cargos.

Basándose en entrevistas con víctimas de RSDL de China, el grupo encontró que un número significativo de víctimas reportaron tortura física, y todas reportaron tortura psicológica.

“Una vez dentro, vivirás tu vida dentro de una celda pequeña, y las víctimas hablan de no ver la luz del día durante meses y las luces fluorescentes de la habitación siempre están encendidas”, dijo Dahlin.

“De hecho, el único descanso de mirar fijamente a la pared serán las sesiones de interrogatorio que a menudo tienen lugar en otra habitación cerca de la celda, la mayoría de las veces por la noche, para garantizar la interrupción del sueño”.

Dahlin dijo que la mayoría de las víctimas que luego fueron detenidas en centros de detención o en prisión relataron su tiempo en RSDL como “mucho más duro, mucho más difícil que cualquier otra cosa”.

Dado que el RSDL es una forma de confinamiento solitario, su uso durante más de 15 días constituye tortura bajo la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura, un tratado ratificado por China, dijo Dahlin.

“Este informe concluye que la duración promedio de la detención de RSDL apunta al uso sistemático y generalizado de la tortura”, dijo el informe.

Los desaparecidos

El caso del destacado abogado chino de derechos humanos Gao Zhisheng resalta cómo el régimen utiliza las desapariciones forzadas para castigar a sus críticos.

Gao es un abogado autodidacta que defendió a ciudadanos que enfrentaron persecución religiosa, como practicantes de Falun Gong y cristianos domésticos, así como a algunos a quienes el régimen les incautó ilegalmente sus propiedades. Desde 2006, el abogado ha sido repetidamente desaparecido, torturado y encarcelado. Gao ha estado desaparecido durante más de tres años.

La esposa de Gao, Geng He, quien huyó a Estados Unidos con sus hijos en 2009, dijo anteriormente a The Epoch Times que el hermano de Gao visita a menudo la estación de policía local en la ciudad de Yilin, en la provincia de Shaanxi, noroeste de China, para preguntar sobre el paradero de Gao.

“En un momento, le dicen que [Gao] está en Beijing y necesitan pedir instrucciones a los superiores. Al momento siguiente, dicen que está en Yulin o también que no saben dónde está ”, dijo Geng.

Geng ha implorado a la comunidad internacional que la ayude a encontrar a su marido.

“Todos los días, me preocupo”, dijo Geng. “Tan pronto como dejo de trabajar, inmediatamente pienso en él. De repente me viene a la mente, y entonces llamo a su hermano mayor, pero todavía no hay noticias”.

Sigue a Cathy en Twitter: @CathyHe_ET


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación:

TE RECOMENDAMOS