China lleva a cabo una “vigilancia masiva” en los celulares de estadounidenses, según informe

Por Cathy He
17 de Diciembre de 2020 8:36 PM Actualizado: 17 de Diciembre de 2020 8:40 PM

El régimen chino aprovechó las vulnerabilidades de la red mundial de telecomunicaciones móviles para llevar a cabo una “vigilancia masiva” de los estadounidenses, según un informe reciente de una empresa de investigación cibernética.

Al analizar los datos de las señales, el informe realizado por Exigent Media, con sede en Washington, descubrió que Beijing, al trabajar por medio del operador estatal de telecomunicaciones China Unicom, fue la principal fuente de ataques contra los usuarios móviles en EE. UU. a través de las redes 3G y 4G en 2018.

El régimen se aprovechó de las vulnerabilidades conocidas de la red, lo cual le permitió rastrear, monitorear, interrumpir, e interceptar las comunicaciones de los usuarios móviles de EE. UU. mientras ellos viajaban al extranjero. Las vulnerabilidades se centran en el sistema de señalización SS7 de celulares antiguos, descrito en el informe como “un sistema de mosaico que permite a los operadores de red de todo el mundo comunicarse entre sí para servicios de roaming internacional”.

Los ciberataques chinos se enfocaron en decenas de miles de usuarios móviles de EE. UU. desde 2018 hasta 2020, dijo Gary Miller, autor del informe y exejecutivo de seguridad de redes móviles, a The Guardian.

“Una vez que se llega a las decenas de miles, los ataques se califican como vigilancia masiva, que es principalmente para la recopilación de inteligencia y no necesariamente apuntando a objetivos de alto perfil”, dijo Miller. “Puede ser que haya lugares de interés, y estos se llevan a cabo principalmente cuando la gente está en el extranjero”.

El hecho de que los ataques fueran enrutados a través de un operador controlado por el estado indica una campaña de espionaje promovida por el estado, dijo Miller al medio.

El analista también descubrió que en 2018, dos operadores caribeños también estuvieron involucrados en una serie de ataques contra usuarios de teléfonos estadounidenses dirigidos por China Unicom, lo cual sugiere la coordinación entre estas redes. Los dos operadores eran Cable & Wireless Communications (Flow) en Barbados y la Bahamas Telecommunications Company (BTC).

El informe encontró que a partir de 2019, los ataques desde China disminuyeron, mientras que los que se originaron en las redes del Caribe se dispararon–lo cual sugiere que Beijing estaba intentando enmascarar sus actividades a través de operadores extranjeros.

“China redujo sus volúmenes de ataques, favoreciendo un espionaje más dirigido, probablemente utilizando redes proxy en el Caribe y África para llevar a cabo sus ataques, teniendo estrechos vínculos tanto en el comercio como en la inversión en tecnología”, indicó el informe.

Citando la inversión ampliada de Beijing en el Caribe, como la asociación del gigante de telecomunicaciones chino Huawei con la BTC en el despliegue del 4G en las Bahamas, el informe cuestionó si esto indicaba una “alianza estratégica de inteligencia de señales entre China y el Caribe”.

El informe agregó que es probable que los operadores caribeños hayan vendido o alquilado direcciones de red a entidades chinas, lo cual les permite realizar espionaje, potencialmente sin el conocimiento de los operadores.

Cable & Wireless, la compañía propietaria de Flow y BTC, dijo en un comunicado enviado por correo electrónico a The Epoch Times que estaba “revisando cuidadosamente la información publicada por los medios”.

La compañía agregó que monitorea continuamente sus redes en todos sus mercados, incluidos Barbados y Bahamas, y tiene “políticas y protocolos de seguridad sólidos para proteger los datos de nuestros clientes”.

China Unicom no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios de The Epoch Times; los funcionarios le dijeron a The Guardian que “refutan enérgicamente las acusaciones de que China Unicom ha participado en ataques de vigilancia activa contra suscriptores de teléfonos móviles de EE. UU. que utilizan el acceso a las redes internacionales de telecomunicaciones”.

En abril, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de EE. UU. advirtió que las operaciones estadounidenses de China Unicom y otras dos telecomunicaciones controladas por el estado podrían cerrarse, citando riesgos de seguridad nacional.

El presidente de la FCC, Ajit Pai, dijo que las agencias federales estaban “profundamente preocupadas” por la vulnerabilidad de las empresas a la “explotación, influencia y control del Partido Comunista Chino”.

El autor del informe, Miller, descubrió que los ataques hacia usuarios móviles de EE. UU. continuaron en 2020, y se originaron en fuentes chinas y de Hong Kong, así como en otros países.

“Desafortunadamente, estos ataques continuarán a nivel mundial entre los operadores móviles hasta que se ejerza la total rendición de cuentas y se notifique de los ataques, las sanciones y el control de los ‘socios y clientes’ externos a quienes se les proporciona acceso a las redes”, dijo Miller a The Epoch Times en un correo electrónico.

“Esto debe suceder de inmediato”.

Siga a Cathy en Twitter: @CathyHe_ET


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

Prohíben a electores republicanos entrar al Capitolio; ¿Por qué Barr “renunció”? | Al Descubierto

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.