China pronto podría utilizar armas nucleares para ‘coaccionar’ a EE.UU., advierten expertos

Por Frank Fang
03 de Agosto de 2021 11:31 AM Actualizado: 03 de Agosto de 2021 11:31 AM

El régimen chino podría usar el fortalecimiento de sus capacidades nucleares para coaccionar a Estados Unidos en tan solo unos años, dicen los expertos, luego de informes recientes que exponen los esfuerzos secretos de Beijing para expandir su arsenal nuclear.

China tendrá alrededor de 250 nuevos silos, instalaciones subterráneas para albergar y lanzar misiles balísticos intercontinentales (ICBM), una vez que termine de construirlos, dijo la Federación de Científicos Estadounidenses (FAS) en un informe publicado la semana pasada. Ese número, según el grupo de expertos, es más que todos los misiles balísticos intercontinentales basados en silos operados por Rusia y aproximadamente la mitad de la fuerza de misiles balísticos intercontinentales de Estados Unidos.

“El programa chino de silos de misiles constituye la construcción de silos de misiles más extensa desde la construcción de silos de misiles de Estados Unidos y la Unión Soviética durante la Guerra Fría”, dice el informe.

Aproximadamente 110 de los nuevos silos están ubicados en un campo cerca de Hami, una ciudad en las partes orientales de la región occidental de Xinjiang, reveló el FAS, citando fotos satelitales. El Centro James Martin, con sede en California, descubrió otro emplazamiento en junio. Los investigadores encontraron un campo inacabado con unos 120 silos situado en Yumen, una ciudad de la vecina provincia de Xinjiang.

“La construcción de los silos en Yumen y Hami constituye la expansión más significativa del arsenal nuclear chino hasta la fecha”, indica el informe de la FAS.

Coerción nuclear

La importancia del último descubrimiento de silos es que el ejército chino “puede llegar a un inventario inicial de más de 3000 ojivas”, dijo Rick Fisher, investigador principal del Centro de Evaluación y Estrategia Internacional, con sede en Virginia, a The Epoch Times.

“China ahora está comenzando a correr hacia la superioridad de ojivas nucleares”, dijo en un correo electrónico.

El descubrimiento de las actividades clandestinas de Beijing también plantea que la comunidad internacional puede desconocer más acciones de fortalecimiento nuclear de parte de Beijing, dijo Patty-Jane Geller, analista de políticas para la disuasión nuclear y la defensa antimisiles de la Fundación Heritage.

Señaló que algunos han descartado la amenaza planteada por Beijing al citar estimaciones públicas de su arsenal nuclear que lo sitúan en 350 ojivas, todavía una fracción del inventario en poder de Estados Unidos y Rusia. Pero los hallazgos muestran que “no deberíamos simplemente dejarnos llevar por este juego de números”, dijo Geller.

“No podemos seguir considerándolos como un país con unas pocas armas nucleares. Tenemos que tomarlos más en serio”, dijo a The Epoch Times.

“No creo que la mayoría de los estadounidenses estén de acuerdo en vivir con una China que pueda coaccionar a Estados Unidos con una fuerte capacidad militar”.

Beijing puede empezar una “coerción nuclear” contra EE.UU. a mediados de la década, “a menos que Estados Unidos tome medidas en contra ahora”, según Fisher.

La amenaza aumenta si el régimen se une a Rusia con el propósito de combinar fuerzas nucleares para ejercer presión contra Estados Unidos. Por ejemplo, podría evitar que “un futuro presidente estadounidense débil venga en defensa de Taiwán” en caso de que Beijing ataque, dijo.

“A menos que Estados Unidos responda rápidamente, estaremos enfrentando una era de inferioridad estratégica, intimidación constante e, incluso, un ataque nuclear por parte de China y Rusia”, dijo Fisher.

Vehículos militares que transportan misiles balísticos intercontinentales DF-31AG participan en un desfile militar en la Plaza de Tiananmen, en Beijing, el 1 de octubre de 2019. (Greg Baker/AFP a través de Getty Images)

Disuasión mínima

La expansión nuclear de China pone en duda si Beijing todavía está comprometido con una postura de disuasión mínima, que ha mantenido públicamente durante décadas. La política exige que el régimen mantenga su arsenal nuclear al nivel mínimo necesario para disuadir las amenazas nucleares.

Fu Cong, director general del Departamento de Control de Armas del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, reiteró el compromiso del régimen durante la Conferencia anual sobre no proliferación y desarme de la UE, en noviembre pasado.

“Creo que ahora está claro que China se está alejando de la [disuasión mínima] y se está volviendo más ambiciosa”, dijo Gellar. Además de construir nuevos silos, Gellar dijo que China también estaba desplegando nuevos bombarderos con capacidad nuclear y desarrollando misiles balísticos intercontinentales que podrían llevar varias ojivas a la vez.

El informe de FAS argumentó que, a la luz de la construcción de los nuevos silos, China “ha salido de la categoría de ‘disuasión mínima’”.

“Esta acumulación [de arsenal nuclear] es profundamente preocupante y plantea preguntas sobre la intención de la RPC [República Popular China]”, dijo un portavoz del Departamento de Estado en un comunicado a The Epoch Times.

El portavoz agregó: “A pesar de la confusión que quiere generar la República Popular China [sobre su verdadero arsenal nuclear], esta rápida acumulación se ha vuelto más difícil de ocultar y destaca cómo China se está desviando de décadas de estrategia nuclear basada en la disuasión mínima”.

En el momento de redactar este informe, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China no había comentado sobre los nuevos silos.

Dentro de China, han aumentado los llamamientos para que el régimen amplíe su arsenal nuclear. Por ejemplo, en mayo pasado, Hu Xijin, editor en jefe del periódico estatal de línea dura, Global Times, recurrió a su cuenta de redes sociales chinas para pedirle a Beijing que aumentara rápidamente su número de ojivas nucleares a más de 1000, incluyendo un mínimo de 100 misiles balísticos intercontinentales DF-41. Dijo que las ojivas eran necesarias para “frenar la agresión estratégica de Estados Unidos”.

Los expertos estiman que los misiles balísticos intercontinentales DF-41 tienen un alcance operativo de 9,300 millas (15,000 kilómetros), lo que los hace capaces de alcanzar el territorio continental de Estados Unidos.

También en mayo de 2020, el experto militar chino Song Zhongping le dijo al Global Times que Beijing “necesita aumentar su número de armas nucleares para frenar eficazmente un ataque nuclear y la capacidad de disuasión nuclear de Estados Unidos contra China”.

La semana pasada, Global Times publicó un editorial en respuesta a los dos informes sobre los nuevos campos de silos de China. El artículo no niega ni afirma los hallazgos, pero dice que el régimen debería tener una fuerza nuclear “lo suficientemente fuerte como para hacer que Estados Unidos, desde el ejército hasta el gobierno, tema”.

Advertencias de EE.UU.

Geller dijo que el informe de la FAS confirmó las advertencias previas del almirante Charles Richard sobre la creciente capacidad nuclear de China. Richard es el jefe del Comando Estratégico de Estados Unidos, que supervisa las armas nucleares del país.

Durante una audiencia del Congreso en abril, Richard dijo (pdf) que el arsenal nuclear de China estaba experimentando una “expansión sin precedentes” y que Beijing tenía “el ritmo necesario para duplicar su arsenal nuclear para el final de la década”.

Añadió que el régimen estaba a punto de desplegar una tríada nuclear estratégica completa: misiles terrestres, submarinos y bombarderos.

“China es capaz de ejecutar cualquier estrategia de empleo nuclear plausible a nivel regional ahora y pronto podrá hacerlo en rangos intercontinentales”, dijo Richard.

En respuesta al nuevo descubrimiento de los silos de China, el Comando Estratégico de Estados Unidos dijo en un tuit: “el público ha descubierto lo que hemos estado diciendo todo el tiempo sobre la creciente amenaza que enfrenta el mundo y el velo de secreto que lo rodea”.

Nuevo rumbo

Washington necesita trazar un nuevo rumbo frente a la creciente amenaza militar que representa Beijing.

“Para proteger a Estados Unidos de las futuras amenazas nucleares de China y Rusia, la Administración Biden tendrá que revertir sus preferencias iniciales de control de armas y reducción nuclear para liderar la acumulación nuclear estadounidense más agresiva desde la Guerra Fría”, dijo Fisher.

Después de asumir el cargo en enero, el presidente Joe Biden renovó el tratado de control de armas New START por otros cinco años hasta el 5 de febrero de 2026. El tratado, firmado en 2010, limita a Rusia y Estados Unidos a no más de 1550 ojivas nucleares.

Fisher dijo que el tratado debe abandonarse ya que “ya no promueve la seguridad estadounidense”.

Si bien se han hecho esfuerzos para que China participe en las negociaciones trilaterales de control de armas, Beijing rechazó la llamada diciendo que el número de sus arsenales nucleares era bajo en comparación con los de Estados Unidos y Rusia.

Según Geller, el nuevo tratado de control de armas START está desactualizado porque se firmó en un momento, hace 11 años, cuando “definitivamente no sabíamos sobre la expansión [nuclear] que china está llevando a cabo hoy”.

“Lo mínimo que tenemos que hacer es completar nuestros propios esfuerzos de modernización nuclear”, dijo Geller.

Cathy He contribuido a este artículo.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.