China se ha “posicionado para tomar más medidas” hacia Taiwán ante visita de Pelosi, advierte Casa Blanca

Por Andrew Thornebrooke
02 de Agosto de 2022 7:41 PM Actualizado: 02 de Agosto de 2022 7:42 PM

La Casa Blanca y el Partido Comunista Chino (PCCh) están en una guerra de palabras sobre el significado de la llegada de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, a Taiwán el martes.

Los funcionarios de la Casa Blanca sostienen que la llegada de Pelosi se ajusta a casi cinco décadas de precedentes que rigen las relaciones sino-estadounidenses. Sin embargo, las autoridades del PCCh han arremetido contra Estados Unidos por lo que ha caracterizado como un ataque a su soberanía.

“China tomará definitivamente todas las medidas necesarias para salvaguardar resueltamente su soberanía e integridad territorial en respuesta a la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos”, dijo un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores de China. “Todas las consecuencias que se deriven de ello deberán ser asumidas por la parte estadounidense y las fuerzas separatistas de la ‘independencia de Taiwán'”.

La declaración enmarcó el drama en curso sobre Taiwán en los términos míticos del PCCh de “rejuvenecimiento” nacional y “reunificación de la patria”, este último un eufemismo para la ambición declarada del PCCh de obligar a Taiwán a unirse con el continente, por la fuerza si es necesario.

La Casa Blanca mantuvo que el viaje estaba dentro de los límites de las políticas y acuerdos de Estados Unidos con China y Taiwán.

“La visita de la presidenta es totalmente coherente con nuestra política de una sola China de larga data”, dijo el coordinador del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca para comunicaciones estratégicas, John Kirby, durante una conferencia de prensa el 2 de agosto. “Hemos sido muy claros en cuanto a que nada ha cambiado en nuestra política de Una China, que se guía por la Ley de Relaciones con Taiwán, tres comunicados conjuntos entre la RPC y Estados Unidos y las Seis Garantías”.

“Hemos dicho que nos oponemos a cualquier cambio unilateral del statu quo por cualquiera de las partes. Hemos dicho que no apoyamos la independencia de Taiwán”.

Kirby añadió que el contenido de sus comentarios fue comunicado explícitamente al liderazgo del PCCh en varias ocasiones en los últimos meses, incluso durante la llamada del presidente Joe Biden con el líder del PCCh, Xi Jinping, la semana pasada.

El portavoz también dijo que la Casa Blanca creía que el liderazgo del PCCh estaba intentando fabricar una crisis para legitimar su deseo de llevar a cabo una mayor agresión en todo el Indo-Pacífico.

“China se ha posicionado para tomar más medidas, y esperamos que sigan reaccionando a largo plazo”, dijo Kirby.

“Estados Unidos no buscará ni quiere una crisis. [Pero] estamos preparados para gestionar lo que Beijing decida hacer”.

Pelosi es aclamada en Taiwán y Estados Unidos

La comitiva de Pelosi fue aclamada por entusiastas ciudadanos taiwaneses a la salida del aeropuerto, lo que demuestra el afán por estrechar las relaciones con Estados Unidos a pesar de las tensiones existentes. El edificio más alto de Taiwán, la torre Taipei 101, estaba iluminado con mensajes que decían “Bienvenida a TW”, “Gracias” y “Taiwán [ama] a EE. UU.”.

Por su parte, Pelosi también expresó su apoyo al pueblo taiwanés y reiteró su convencimiento de que la visita estaba en consonancia con la política estadounidense vigente.

“La visita de nuestra delegación del Congreso a Taiwán honra el compromiso inquebrantable de Estados Unidos de apoyar la vibrante democracia de Taiwán”, dijo Pelosi a su llegada.

“La solidaridad de Estados Unidos con los 23 millones de habitantes de Taiwán es hoy más importante que nunca, ya que el mundo se enfrenta a la elección entre autocracia y democracia”.

El viaje también recibió el apoyo bipartidista de los colegas de Pelosi en el Congreso, y los republicanos del Senado firmaron una declaración conjunta en la que afirmaban el viaje y el compromiso continuo de Estados Unidos con sus políticas sobre China y Taiwán.

Vincent Chao, exdirector de la División Política de la Oficina de Representación Económica y Cultural de Taipéi en Estados Unidos, dijo que el viaje de Pelosi era una evolución positiva de las relaciones entre Estados Unidos y Taiwán.

“Su llegada aquí es bienvenida”, dijo Chao en un tuit. “Es coherente con los intereses nacionales de Taiwán y en el marco de la relación existente entre Taiwán y Estados Unidos”.

“La visita de Pelosi tiene sentido. El fortalecimiento de los lazos con los líderes demócratas y republicanos garantiza la continuidad de la relación entre Taiwán y Estados Unidos. El apoyo a Taiwán —simbólico y sustantivo— es esencial ante la creciente presión de la RPC. Otros países tomarán nota”.

La reacción militar y económica de China

El liderazgo comunista de China no se mostró muy entusiasmado con la visita, y el viceministro de Asuntos Exteriores chino convocó al embajador de Estados Unidos en China, Nicholas Burns, para presentar “severas protestas” contra la visita de Pelosi.

Además, el PCCh arremetió contra Taiwán por la visita, y ha intentado aplicar una serie de medidas de represalia.

El sitio web de la presidenta de Taiwán sufrió un ciberataque cuando Pelosi se acercaba a Taiwán. Poco después, el liderazgo del PCCh anunció la prohibición de importar miles de productos alimenticios de Taiwán.

Tras estas medidas, el PCCh anunció la realización de ejercicios militares conjuntos, incluidos ejercicios con fuego real, en seis lugares que rodean a Taiwán, incluso dentro de la Zona de Identificación de Defensa Aérea de Taiwán.

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hua Chunying, dijo que estaba “justificado y era necesario que China tomara cualquier contramedida”, según los medios de comunicación estatales.

Gu Zhong, jefe adjunto del Estado Mayor del Teatro Oriental de China, apareció en un clip de la cadena estatal de televisión en inglés CGTN, defendiendo las maniobras.

“Esta operación militar conjunta es una respuesta necesaria a la peligrosa maniobra de la administración estadounidense y de las autoridades de Taiwán sobre el problema de Taiwán”, dijo Gu.

El portaaviones USS Ronald Reagan y su grupo de ataque también se encuentran actualmente en las cercanías en un viaje programado de libertad de navegación tras una escala de cinco días en Singapur la semana pasada.

Kirby no quiso hacer comentarios sobre las maniobras militares estadounidenses que se están llevando a cabo en la región, pero dijo que Estados Unidos estaba preparado para mantener la paz y la estabilidad del Indo-Pacífico.

“Lo que hemos visto hasta ahora es consistente con el libro de jugadas que esperábamos que realizaran”, dijo Kirby.

“Nos tomamos muy, muy en serio nuestros compromisos de seguridad en la región. Tenemos una sólida capacidad militar, obviamente, disponible para cumplir con esos compromisos”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.