Cifras de inmigrantes ilegales de Centroamérica descienden y los contrabandistas cambian sus tácticas

Por Debora Alatriste
09 de Diciembre de 2019 Actualizado: 09 de Diciembre de 2019

Con el informe sobre la disminución de las cifras de migración ilegal de noviembre, el Comisionado interino de Aduana y Protección Fronteriza, señaló que los contrabandistas ahora están buscando fuera de Centro América a personas que quieran cruzar hacia Estados Unidos.

Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. ha publicado este 9 de diciembre las estadísticas de la Frontera Suroeste del año fiscal 2020. En noviembre de 2019 se realizaron un total de 42,649 acciones, de las cuales 33.510 fueron detenciones, mientras que 9139 extranjeros no fueron admitidos.

Sobre las acciones que implican a las unidades familiares, en noviembre disminuyeron casi al 4%, señaló el comunicado de la CBP. Las unidades familiares detenidas que se registraron en octubre fueron 9726 mientras que en noviembre la cifra fue de 9000. Y las unidades no admitidas pasaron de 3991 a 4154.

Los números de unidad familiar cuentan el número total de individuos que llegaron como una unidad familiar (por lo menos un padre y un hijo).

La estadística también muestra el número de niño extranjeros detenidos que viajan sin acompañante. Mientras en octubre se registraron 2844, en noviembre la cifra ha subido a 3321.

“Este es un resultado directo debido a las estrategias de este presidente para hacer frente a la histórica inundación de familias centroamericanas que cruzan la frontera”, señaló Mark  Morgan, Comisionado interino de Aduana y Protección Fronteriza, en conferencia de prensa.

Sobre esta problemática señaló que la crisis migratoria fue realmente generada por las familias del triángulo del norte —Guatemala, El Salvador y Honduras— “así que ese fue realmente nuestro enfoque para llegar a una iniciativa significativa para cerrar esos vacíos legales y proporcionar consecuencias y vías de eliminación para evitar que las familias de América Central se les permita entrar a los Estados Unidos”.

Una de estas brechas en las leyes se refiere al Acuerdo de Arreglo de Flores. El número de unidades familiares que cruzaban ilegalmente se disparó desde que un juez en California reinterpretó el acuerdo en 2015 para decir ahora que cualquier niño, incluyendo aquellos con padres, no puede ser retenido más de 20 días. Anteriormente, esa ley sólo se aplicaba a los menores no acompañados. Veinte días no son suficientes para adjudicar un caso de asilo, así que, con el sistema abrumado por el volumen, las unidades familiares eran liberadas en pocos días.

Sin embargo, el comisionado señaló que los cárteles y organizaciones de contrabando de personas han cambiado sus técnicas, tácticas y procedimientos. Como ellos se han dado cuenta de que la CBP dirige sus esfuerzos a las familias del triángulo del norte ahora están enviando mensajes a las familias mexicanas “oye, toma a un niño y entras”, señaló Morgan.

Dijo que inclusive los contrabandistas o coyotes buscan a personas de otros países. “Estamos viendo individuos que vienen de Brasil, Haití y África” y añadió “siguen ganando dinero y explotando a los inmigrantes de todas partes”.

Morgan también afirmó que habían notado un incremento de las familias mexicanas que intentan entrar a Estados Unidos.

Con respecto a estos intentos de entrar como unidad familiar Mark Morgan, dijo en Twitter: “No pongan sus vidas en manos en las manos de coyotes. Te están mintiendo. Hemos terminado capturar y liberar. Llegando a este país con un niño ya no va a ser un pasaporte en los Estados Unidos. Eso se acabó”.

Entre las otras cifras publicadas por el CBP, en mayo de este año se reportó una cifra de 144.116 arrestos de inmigrantes ilegales en la frontera suroeste, el mayor número registrado desde octubre de 2015, y a partir de junio se ve un descenso mes con mes en las cifras llegando a noviembre con 42.649 arrestos.

Otra de las problemáticas a las que apunta el comunicado de la CBP es el aumento de las incautaciones de drogas, “el mes pasado los oficiales de la CBP y los agentes de la Patrulla Fronteriza interceptaron más de 82,100 libras (37.24 toneladas) de drogas, un aumento del 32 por ciento con respecto a octubre”.

Morgan dijo que los logros con respecto a la crisis de migración y la lucha contra los narcóticos ilegales enviaban un mensaje tanto a los cárteles como a las organizaciones criminales transnacionales.

“Estamos comprometidos a desbaratar sus negocios multimillonarios y sus explotaciones a costa de los migrantes, así como a inundar nuestro país con narcóticos ilícitos”.

Video relacionado

Por qué los progresistas quieren más inmigración ilegal

TE RECOMENDAMOS