Coaccionar a la gente para que se vacune socava la confianza en la salud pública: Profesor de Harvard

Por Zachary Stieber y Jan Jekielek
11 de Agosto de 2021 2:32 PM Actualizado: 11 de Agosto de 2021 8:11 PM

La creciente presión sobre muchos estadounidenses para que se vacunen contra el COVID-19 está socavando la confianza en la salud pública, según el Dr. Martin Kulldorf, profesor de medicina de la Facultad de Medicina de Harvard.

La ciudad de Nueva York se convirtió este mes en la primera gran área metropolitana de Estados Unidos en exigir una constancia de vacunación para entrar en numerosos negocios, incluyendo los gimnasios y restaurantes. Otras ciudades y estados están imponiendo requisitos de vacunación a los trabajadores, incluidos los oficiales de policía y las enfermeras.

“En el mejor de los casos, es una forma muy coercitiva de hacer que la población se vacune y creo que eso es muy malo para la salud pública”, dijo Kulldorf, también profesor de medicina del Hospital Brigham and Women’s, durante el programa American Thought Leaders de The Epoch Times.

“Una de las razones es, ¿por qué coaccionar a las personas inmunes o a las personas jóvenes que tienen un riesgo muy bajo, cuando las vacunas son mucho más necesarias en las personas mayores en otras partes? Así que ese es un aspecto ético de esto. Creo que es muy poco ético hacerlo”, añadió.

“El otro aspecto es que si uno obliga a algo a la persona, si uno coacciona a alguien para que haga algo, eso puede ser contraproducente. La salud pública debe basarse en la confianza. También si [un] funcionario de salud pública quiere que el público confíe en él, los funcionarios de salud pública también tienen que confiar en el público”.

Kulldorf lleva mucho tiempo trabajando en el campo de las vacunas, incluyendo el asesoramiento que rodea a las inmunizaciones. Un aspecto clave es mantener la confianza en las vacunas para que mucha gente las reciba, logrando la inmunidad colectiva.

“Hay un pequeño grupo de personas que están en contra de las vacunas, pero no han sido realmente influyentes. Ellos son muy ruidosos, pero no han sido influyentes porque la mayoría de la población confía en las vacunas. Los de la vacuna, yo los llamaría fanáticos de las vacunas, que están exigiendo pasaporte de vacunación y órdenes de vacunación, presionando por eso —ellos han hecho más daño a la confianza de las vacunas que estos llamados anti-vaxxers han sido capaces de hacer”, dijo Kulldorf.

Los defensores de los requisitos de una constancia de vacunación, más conocida como pasaporte de vacunación, afirman que las órdenes aumentan la aceptación de las vacunas, ayudando a proteger a la sociedad en general, incluyendo a las poblaciones que actualmente no pueden vacunarse. También argumentan que las personas que no quieren vacunarse no tienen por qué hacerlo. Si ellos son despedidos, la línea de razonamiento dice que entonces pueden simplemente conseguir un nuevo trabajo.

Pero el impulso de la vacunación está siendo contraproducente para algunos estadounidenses, que se preguntan por qué se reprime tanto a los que no se vacunan. Las órdenes tampoco abordan en general una cuestión clave: la inmunidad natural o la protección de la que gozan las personas al recuperarse de COVID-19, contra el virus que lo causa.

“¿Por qué hay que obligar a alguien a vacunarse si es algo tan beneficioso para uno? Esa es una de las razones”, dijo Kulldorf.

Aunque se obligue a la población a vacunarse, “eso les hará desconfiar de la salud pública y de otras vacunas que no son obligatorias”, añadió. “Así que tiene una especie de efecto dominó en otros aspectos de la salud pública, que son muy desafortunados”.

El médico sueco señaló que la confianza en las vacunas sigue siendo alta en su país, donde no hay obligaciones.

“Es completamente voluntario y creo que si se quiere tener una alta confianza en las vacunas, tiene que ser voluntario. No debería haber ninguna orden”, dijo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.