Compra de tierras agrícolas de USD 13.5 millones ligada a Bill Gates provoca rechazo en Dakota del Norte

Por Eva Fu
29 de Junio de 2022 8:18 PM Actualizado: 29 de Junio de 2022 8:18 PM

La venta de más de 2000 acres de tierras agrícolas de Dakota del Norte a una entidad vinculada a Bill Gates, el cuarto hombre más rico del mundo y el propietario privado de tierras agrícolas más grande de Estados Unidos, ha suscitado el escrutinio del fiscal superior del estado.

Red River Trust, una entidad con sede en Texas y vinculada a Gates, compró en noviembre 13 parcelas de tierra cerca de las fronteras de Minnesota y Canadá, una medida que, según los funcionarios de Dakota del Norte, podría violar las leyes agrícolas corporativas del estado. En la transacción se vendieron más de 2100 acres de tierra en los condados de Pembina y Walsh de Dakota del Norte, informó la publicación agrícola regional AgWeek. La compañía pagó un total de USD 13.5 millones, según muestran los registros obtenidos por The Epoch Times de los dos condados.

El fideicomiso está ubicado en Lenexa, un suburbio de Kansas City, y comparte la misma dirección con Cottonwood Ag Management, una subsidiaria de Cascade Investment, una firma de gestión de activos dirigida por Gates, así como con Oak River Farms/Midwest, que anteriormente ha sido relacionada con el multimillonario fundador de Microsoft.

El fiduciario de Red River Trust es Peter Headley, cuyo perfil de LinkedIn lo identificó como jefe de inversiones agrícolas de Cottonwood Ag desde abril de 2017.

Un informe de investigación de enero del año pasado reveló que Gates es el mayor propietario privado de tierras agrícolas de Estados Unidos, habiendo adquirido más de 242,000 acres de tierra en 18 estados del país. La cantidad sigue siendo menos del 1 por ciento del total de tierras de cultivo de la nación.

El vendedor de ambas transacciones de tierras fue Campbell Farms, un grupo familiar de cultivo de papas con sede en Grafton, Dakota del Norte. Los tres hermanos William P. Campbell, Gregory T. Campbell y Thomas S. Campbell firmaron los acuerdos de cesión de la propiedad de las tierras a Red River Trust, según los registros de los condados de Pembina y Walsh.

El 21 de junio, el fiscal general de Dakota del Norte, Drew Wrigley, escribió una carta en la que le pedía a Red River Trust que explicara cómo planea usar la tierra para cumplir con la ley estatal. La regulación (pdf), con algunas excepciones, prohíbe en gran medida que las corporaciones fiduciarias y las compañías de responsabilidad limitada posean o arrienden tierras agrícolas o ganaderas, escribió en la carta, advirtiendo que las empresas que no cumplan con las regulaciones enfrentarán una multa de hasta USD 100,000.

El bufete de abogados Vogel, que representa a Red River Trust, dijo a la oficina del fiscal general de Dakota del Norte que el fideicomiso ha cumplido con los requisitos de la ley estatal al arrendar las tierras compradas a Campbell Farms para su cultivo.

“La familia Campbell tiene un historial de operar estas tierras agrícolas del condado de Pembina y Walsh, que ha continuado bajo la propiedad de Red River Trust”, escribió Matthew Thompson, abogado del bufete, en una carta del 24 de junio obtenida por The Epoch Times.

La oficina del fiscal general ha cerrado la investigación.

Residentes “furiosos”

El comisionado de agricultura del estado, Doug Goehring, dijo que la reacción del pueblo al acuerdo no fue nada positiva.

“He recibido una gran cantidad de quejas sobre esto de todo el estado, ni siquiera del vecindario”, dijo al canal de televisión de Dakota del Norte KFYR-TV. “Esas personas están molestas, pero hay otras que están totalmente furiosas por esto”.

Sin embargo, en una entrevista reciente con los medios de comunicación, Wrigley pareció restar importancia al problema.

“No sé si es una situación tan imprevisible como algunos han descrito”, dijo a The Associated Press. “Se ha despegado, está por todo el planeta, pero no soy yo quien pone el dedo en la llaga a Bill Gates. No se trata de eso”.

Dijo que su oficina hace tales consultas agrícolas corporativas “como algo normal”.

“Se trata de poner a todo el mundo al corriente de cuál es el acuerdo de propiedad y cuáles son sus intenciones para la tierra”, dijo Wrigley. “Si cumple con la ley estatal, el asunto sigue adelante. Si no, se les informa de que van a tener que deshacerse de los terrenos”.

Gates realizó su primer declaración pública acerca de sus inversiones en tierras agrícolas en marzo de 2021, durante una sesión de “Ask Me Anything” en la plataforma de redes sociales Reddit.

“¿Por qué está comprando tanta tierra de cultivo?”, preguntó un usuario de Reddit.

“Mi grupo de inversión decidió hacerlo. No está relacionado con el clima”, escribió Gates en respuesta. “El sector agrícola es importante. Con semillas más productivas podemos evitar la deforestación y ayudar a África a lidiar con las dificultades climáticas que ya enfrenta. No está claro lo baratos que pueden ser los biocombustibles, pero si son baratos pueden resolver las emisiones de la aviación y de los camiones”.

Gary Hubbell, corredor de bienes raíces y consultor de tierras acreditado en United Country Ranch Properties en Colorado, dijo que percibe “mucho resentimiento y resistencia a las adquisiciones [de Gates]”.

“No es que no apreciemos a la gente que amasa grandes propiedades, porque es una parte integral de nuestro negocio”, dijo Hubbell a NTD, medio afiliado de The Epoch Times. “Pero ya no forman realmente parte de la comunidad, y parece que Bill Gates, sus objetivos son contrarios a muchas de las prácticas y tradiciones establecidas de esas comunidades”.

The Epoch Times se comunicó con Headley, Cascade Investment, Cottonwood Management, Campbell Farms y Oak River Farms para solicitar comentarios.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.