Congresistas de EE.UU. cuestionan a Intel y Nvidia del uso de sus chips para abusos de DD.HH. en Xinjiang

Por Frank Fang
09 de Diciembre de 2020 7:31 PM Actualizado: 09 de Diciembre de 2020 7:31 PM

El senador Marco Rubio (R-Fla.) y el representante Jim McGovern (D-Mass.) están cuestionando a los fabricantes de chips de EE. UU., Intel y Nvidia, sobre sus chips semiconductores que serían utilizados en sistemas informáticos chinos para realizar vigilancia masiva en Xinjiang, en el extremo occidental de la región China.

Los dos congresistas plantearon varias preguntas en dos cartas dirigidas a Bob Swan y Jensen Huang, quienes son los directores ejecutivos de Intel y Nvidia, respectivamente, según un comunicado del 8 de diciembre.

Las cartas apuntaban a un artículo reciente del New York Times, que afirmaba que los chips Intel y Nvidia se estaban utilizando en el Urumqi Cloud Computing Center (UCCC), un complejo construido por la empresa china Sugon, un proveedor del ejército chino, y donde las autoridades de Xinjiang procesan las imágenes de las cámaras de vigilancia. El complejo alberga algunas de las computadoras más potentes del mundo.

Citando el sitio web oficial de Sugon, el artículo del Times señaló que las autoridades usan el UCCC para llevar a cabo una “vigilancia policial predictiva”. Los dos legisladores argumentaron que esto significaba que el centro estaba “identificando de manera preventiva comportamientos considerados peligrosos o desleales al Partido Comunista Chino”.

Sugon tiene estrechos vínculos con el Partido Comunista Chino (PCCh). Según los estatutos sociales de la empresa publicados en 2019, la empresa tiene su propio comité de Partido, el cual supervisa que la empresa cumpla con las políticas del Partido. El comité también lideraría el “pensamiento político del trabajo” general de la compañía.

Entre 900,000 y 1.8 millones de minorías étnicas musulmanas, incluidos los uigures, han sido detenidos en más de 1300 campos de concentración en Xinjiang, según un informe de 2020 publicado por la Comisión de Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional (USCIRF), una comisión federal independiente bipartidista.

Desde octubre del año pasado, el Departamento de Comercio ha agregado 48 empresas y agencias gubernamentales chinas a la lista de entidades de EE. UU., por su participación en violaciones de derechos humanos en Xinjiang, donde la población local es fuertemente vigilada y reprimida. Entre las empresas incluidas en la lista negra se encuentran el fabricante de equipos de vigilancia Hikvision y la empresa de inteligencia artificial SenseTime Group.

En junio del año pasado, Sugon se encontraba entre varias empresas chinas incluidas en la lista de entidades por representar riesgos para la seguridad nacional estadounidense o para los intereses de la política exterior. Según el Departamento de Comercio, Sugon reconoció públicamente que sus supercomputadoras tenían programas militares.

Las empresas estadounidenses tienen prohibido hacer negocios con empresas incluidas en la lista negra, a menos que obtengan una licencia especial del gobierno.

En las dos cartas, los legisladores cuestionaron si Intel o Nvidia sabían que sus productos se vendían a empresas de la lista de entidades, aunque no nombraron a esas empresas. También cuestionaron si los dos fabricantes de chips realizan algún procedimiento para garantizar que sus productos no se utilicen para abusos de los derechos humanos, antes de venderlos a entidades chinas.

“¿Hasta qué punto su empresa sabía que sus productos se utilizarían para apoyar las operaciones y actividades del Ministerio de Seguridad Pública, del Ministerio de Seguridad del Estado y de la Policía Armada Popular?”, preguntaron los legisladores.

Nvidia le dijo al New York Times que Sugon no ha sido un cliente importante de Nvidia ”desde la prohibición del año pasado”.

El portavoz de Intel, William Moss, dijo en un comunicado que “la compañía no tolera que sus productos se utilicen para violar los derechos humanos y cuando la compañía se da cuenta de tal preocupación, cesa o restringe las negociaciones con terceros hasta que tenga confianza en que sus productos no se usan para cometer tales violaciones”. La empresa le dijo al New York Times que ya no vende semiconductores para supercomputadoras a Sugon.

Rubio y McGovern son los copresidentes de la Comisión Ejecutiva del Congreso sobre China (CECC), la cual supervisa los derechos humanos en China.

Con información de Reuters.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

¿Sabía?

Funcionarios chinos que violan los derechos humanos no podrán entrar a Taiwán

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.