Congreso reparte mascarillas “Hechas en China” a miembros de la Cámara, provocando críticas del GOP

Por Danella Perez Schmieloz
14 de Enero de 2022
Actualizado: 14 de Enero de 2022

El Congreso distribuyó mascarillas KN95 con un sello que decía “Made in China” a los miembros de la Cámara de Representantes. El origen de las mascarillas renovó la preocupación de los legisladores por la dependencia de Estados Unidos de los equipos de protección individual (EPI) chinos.

El médico de la Cámara había exigido a los legisladores que actualizaran sus mascarillas a N95 o KN95, en lugar de utilizar las de tela, debido al aumento de los casos de la variante omicrón de COVID-19 en el país, según un informe de Fox News del 14 de enero.

Sin embargo, las mascarillas entregadas por la Oficina del Médico Adjunto fueron fabricadas en China, lo que provocó el rechazo de algunos legisladores.

El 11 de enero, el representante Rob Wittman (R-Va.) envió una carta a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.), en la que solicitaba que las mascarillas y otros EPI suministrados a los congresistas fueran de producción nacional.

“Los miembros del Congreso no deberían tener que llevar máscarillas fabricadas por regímenes poco amistosos. El presidente Xi Jinping y el Partido Comunista Chino suponen una amenaza clara y real para nuestra nación, que debe ser tomada en serio”, dice la carta.

“Si algo hemos aprendido de la pandemia de COVID-19 es que es imperativo romper la dependencia de Estados Unidos de las cadenas de suministro médico extranjeras”, añadió Wittman.

El inicio de la pandemia de COVID-19 puso de manifiesto la dependencia de Estados Unidos de los suministros médicos chinos, y los peligros que conlleva. Según Rosemary Gibson, asesora principal del Centro Hastings, un instituto de investigación sobre bioética, Estados Unidos depende de China para obtener mascarillas, escáneres, medicamentos recetados y sus ingredientes, entre otros suministros.

Gibson, que también es coautora de “China RX: Exposing the Risks of America’s Dependence on China for Medicine”, declaró anteriormente a The Epoch Times que esta dependencia supone un peligro para la seguridad nacional, ya que expone a Estados Unidos a una falta de disponibilidad de medicamentos cruciales, como los antibióticos, así como de EPI.

El congresista Brad Wenstrup (R-Ohio), presidente del Caucus de Médicos del Partido Republicano de la Cámara de Representantes, dijo que el hecho de que “las mascarillas que estamos obligados a usar en el Congreso de EE.UU. estén fabricadas en China es solo un ejemplo de nuestra incapacidad para proteger y tratar a los estadounidenses sin depender de los adversarios”, según Fox.

“Estas mascarillas chinas ponen aún más de relieve nuestra necesidad de desprendernos del [Partido Comunista Chino]. Nuestra seguridad nacional y nuestra salud dependen de ello”, añadió

Debido a estas preocupaciones de seguridad, la Ley de Autorización de Defensa Nacional para el año fiscal 2022, contiene una prohibición para que Estados Unidos adquiera EPP, como las mascarillas, de China, Corea del Norte, Rusia e Irán. Sin embargo, las excepciones a esta regla incluyen la compra de equipos que no pueden ser adquiridos “como y cuando sea necesario” de otras naciones, así como las compras que no superan los 150,000 dólares.

El representante Greg Murphy (R-N.C.) subrayó la ironía de adquirir equipos de protección de China, donde se originó el virus del PCCh, que provoca COVID-19.

“Estamos luchando contra un virus que vino de China, y sin embargo la presidenta [Pelosi] se siente cómoda apoyando públicamente a un fabricante chino, enviando el dinero de nuestros contribuyentes al extranjero y anunciando aún más nuestra dependencia de China… en las caras del Congreso”, dijo Murphy, informó Fox.

En el momento álgido de la pandemia, muchas empresas estadounidenses se apresuraron a producir máscarillas N95, así como otros EPI. Sin embargo, el régimen chino ha intentado expulsar a la industria estadounidense de EPI del negocio mediante el dumping, según Anders Corr, analista de China y colaborador de Epoch Times. El dumping es una práctica comercial desleal prohibida por la OMC que consiste en vender productos en el extranjero a un precio inferior al valor justo.

“Es probable que se trate de una estrategia deliberada de Beijing, que quiere que Estados Unidos siga dependiendo de China para obtener equipos médicos y productos farmacéuticos que salvan vidas”, escribió Corr. “Si Estados Unidos depende de China, el camino de China hacia la hegemonía mundial será más fácil”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS