Corte de Apelaciones de DC suspende orden para que se desestime el caso Flynn

Por Petr Svab
10 de Julio de 2020
Actualizado: 10 de Julio de 2020

La corte federal de apelaciones del Distrito de Columbia suspendió su decisión de ordenar a una corte inferior que acepte la desestimación del caso contra el exasesor de Trump, el teniente general Michael Flynn. La corte de apelaciones también ordenó a Flynn que respondiera a una solicitud de nueva audiencia presentada por el juez de distrito que presidía su caso.

Flynn responderá dentro de 10 días, dijo la corte de apelaciones en una orden del 10 de julio, la cual también invitó al Departamento de Justicia (DOJ) a responder a su discreción.

“El equipo de defensa de Flynn espera presentar nuestro informe para el DC [tribunal de apelaciones]”, dijo el abogado de Flynn, el exfiscal federal Sidney Powell , en un correo electrónico a The Epoch Times.

La orden se suma a un sinuoso historial de un caso que el Departamento de Justicia juzgó hace más de dos meses.

Beth Wilkinson, una abogada del juez de distrito, Emmet Sullivan, solicitó a la corte de DC (en banc: tribunal en pleno) que reconsiderara una decisión emitida por un panel de 3 jueces el mes pasado, que ordenó a Sullivan aceptar la moción del 7 de mayo del Departamento de Justicia para desestimar su caso contra Flynn.

La corte de apelaciones ahora ha suspendido la orden antes de que se resuelva la petición de nueva audiencia de Sullivan.

La mayoría de la docena de jueces activos tendrían que aceptar otorgar la petición. Siete de ellos fueron nombrados por presidentes demócratas. Si bien las decisiones judiciales no siempre se rompen en las líneas del partido, el caso Flynn ha tenido amplias implicaciones políticas, particularmente desde la aparición de las notas de enero de 2017 las cuales indican que tanto el presidente Barack Obama como el entonces vicepresidente Joe Biden estuvieron personalmente involucrados en el caso.

La orden de respuesta indica que hay al menos algo de voluntad entre los jueces para investigar la petición.

“No creo que una petición en banc sea rechazada de inmediato”, comentó el abogado de apelaciones John Reeves, exfiscal general adjunto de Missouri, en un correo electrónico a The Epoch Times.

“Si ninguno de los jueces cree que vale la pena considerarlo seriamente, simplemente la dejan pasar, y después de aproximadamente 14 días, se niega/desestima automáticamente sin ningún voto. Pero si incluso un juez solicita una encuesta, entonces todos los jueces tienen que profundizar en el asunto y votar formalmente de una forma u otra sobre el asunto”.

Flynn, exjefe de la Agencia de Inteligencia de Defensa bajo la administración Obama y exasesor de seguridad nacional del presidente Donald Trump, se declaró culpable en 2017 de mentirle al FBI.

En enero, él se movió para retirar su declaración. En mayo, el Departamento de Justicia se movió para desestimar el caso luego que una revisión descubriera documentos que sugerian que el FBI cuestionó a Flynn únicamente para obtener declaraciones falsas de él.

Sullivan dio el paso inusual de retrasar su aprobación de la moción. En cambio, nombró a un amicus curiae (amigo de la corte) para argumentar en contra de la desestimación y fijar una audiencia sobre el asunto para el 16 de julio.

Respaldado por el Departamento de Justicia, Flynn solicitó la intervención de la corte de apelaciones (Acta de Mandamus), diciendo que Sullivan no tiene la autoridad para retrasar o cuestionar la moción del Departamento de Justicia en estas circunstancias.

El 24 de junio, la corte de apelaciones ordenó a Sullivan que concediera la desestimación.

Sullivan canceló la audiencia en respuesta, pero no ha aceptado la desestimación.

El mandamus tarda por defecto tres semanas en entrar en vigor, lo que le da tiempo a Sullivan para apelar la revisión en banc.

Wilkinson ha argumentado que la situación no es lo suficientemente extraordinaria como para requerir un mandamus porque Sullivan aún no ha rechazado la desestimación y la orden por lo tanto “amenaza con expandir el mandamus más allá de su papel debidamente circunscrito”.

“Todo lo que ha hecho la corte de distrito es garantizar una conferencia de prensa contra los adversarios y la oportunidad de hacer preguntas sobre una moción pendiente”, dijo.

La jueza de circuito Neomi Rao, autora del mandamus, enfatizó que Sullivan designó un amicus específicamente para oponerse a la desestimación.

“En otras palabras, la corte ha designado a un ciudadano privado para argumentar que otro ciudadano debería ser privado de su libertad, independientemente de si el poder ejecutivo está dispuesto a perseguir los cargos”, dijo.

También señaló que el amicus, el exjuez federal John Gleeson, “había abogado públicamente por un proceso de confrontación total” y su nombramiento por lo tanto “demostró la intención de examinar el razonamiento y los motivos del Departamento de Justicia” que “constituyen daños irreparables que no pueden ser remediados en apelación”.

Ella reconoció que “a veces puede ser apropiado” que un juez realice una audiencia antes de dar su permiso a la moción del gobierno.

“Sin embargo, una audiencia no puede usarse como una ocasión para supervisar las decisiones de acusación de la fiscalía”, dijo Rao.

Según el artículo II de la Constitución, es el ejecutivo quien decide si elevar o retirar los cargos.

Mientras tanto, el fiscal federal Jeffrey Jensen continúa su revisión del caso Flynn por órdenes del fiscal general William Barr en enero.

Hace tres días, Jensen entregó a Flynn 14 páginas más de materiales que, según el abogado de Flynn, exoneran aún más a Flynn “de cualquier intento de engañar o conocer declaraciones falsas”.

Sigue a Petr en Twitter: @petrsvab


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación:

“Guerra sin restricciones” del régimen chino contra occidente

TE RECOMENDAMOS