Corte Suprema interviene en el caso “Permanecer en México”, bloqueando reactivación del programa

Por Zachary Stieber
21 de Agosto de 2021
Actualizado: 21 de Agosto de 2021

La Corte Suprema de Estados Unidos bloqueó el viernes el restablecimiento del programa “Permanecer en México”, interviniendo apenas horas antes de que la Administración Biden tuviera que reiniciar la política.

El magistrado Samuel Alito, nominado por George W. Bush, en una orden de una página suspendió un fallo que estaba a punto de entrar en vigor el sábado. Dicho fallo habría obligado a la Administración Biden a reiniciar el programa de la era Trump, conocido formalmente como Protocolos de Protección a Migrantes (MPP).

La Administración Biden puso fin al programa el 1 de junio, provocando una demanda de los estados de Texas y Misuri.

Alito emitió la orden después de que el gobierno de EE. UU. presentara una moción de emergencia ante el máximo tribunal del país. Dijo que estaba bloqueando el fallo del tribunal inferior para que la Corte Suprema en pleno pudiera considerar la solicitud.

Sin la acción, según habían dicho los abogados del gobierno a la corte, el gobierno se vería forzado “a reinstaurar abruptamente un amplio y controvertido programa de aplicación de la ley de inmigración que ha estado formalmente suspendido durante siete meses y en gran medida inactivo durante casi nueve meses antes de eso”.

Los MPP, elaborados para hacer frente a la inmigración ilegal, se centraban en hacer esperar a muchos solicitantes de asilo en México para que sus demandas fueran atendidas e incluían la construcción de nuevos tribunales cerca de la frontera sur para adjudicar las demandas.

Policías estatales de Texas completan el papeleo después de arrestar a inmigrantes ilegales de Cuba por invasión criminal en un rancho local, en la Oficina del Sheriff del Condado de Kinney en Brackettville (Texas) el 8 de agosto de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

Algunos funcionarios de Seguridad Nacional durante la Administración Trump dijeron que el programa resultó eficaz para aliviar la aplastante presión que los solicitantes de asilo han ejercido sobre los tribunales de inmigración, y obligó a algunos inmigrantes a volver a casa en lugar de esperar a que sus casos llegaran a una conclusión.

Sin embargo, varios funcionarios de Seguridad Nacional durante la Administración Biden han argumentado que el programa tenía graves defectos y que no encajaba con el deseo de Biden de renovar el sistema de inmigración para convertirlo en uno más humano.

Los fiscales generales de Texas y Misuri argumentaron en su demanda que el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, no proporcionó una “justificación razonada” para la suspensión del programa, que coincidió con un aumento de los encuentros con inmigrantes ilegales en la frontera entre EE. UU. y México.

El juez de distrito de EE. UU. Matthew Kacsmaryk, designado por Trump, estuvo de acuerdo y ordenó a la Administración Biden que reactivara el programa, pero suspendió su fallo hasta el sábado para dar tiempo a la apelación.

Antes del fallo de Alito, un panel de la Corte de Apelaciones de EE. UU. para el Quinto Circuito rechazó el jueves la apelación del gobierno, encontrando que el fin del programa “ha causado un aumento de la inmigración ilegal en Texas” y que Mayorkas no consideró varios factores relevantes, incluyendo los beneficios de los MPP y las potenciales alternativas al programa.

El panel estaba formado por los jueces Jennifer Elrod, nominada por George W. Bush; Andrew Oldham, nominado por Trump; y Cory Wilson, nominado por Trump.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS