Corte Suprema niega esfuerzos de la Cámara y de estados azules por acelerar apelaciones de Obamacare

Por Janita Kan
21 de Enero de 2020
Actualizado: 21 de Enero de 2020

La Corte Suprema rechazó las solicitudes de la Cámara de Representantes y de los estados liderados por demócratas para acelerar la revisión de una demanda que impugna la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA, por sus siglas en inglés), u Obamacare, lo que significa que es poco probable que el futuro de la ley de cuidado de salud se decida hasta después de las elecciones presidenciales de 2020.

Los legisladores y funcionarios estatales de una coalición de estados azules pidieron a la corte superior en un par de apelaciones a principios de este mes que se haga cargo del caso y revise la decisión de la corte inferior en un calendario acelerado. Argumentaron que la consideración expedita de la corte es necesaria debido a la incertidumbre que la decisión de la corte inferior tiene sobre el seguro de salud y el mercado de atención médica, así como para millones de estadounidenses que han comprado cobertura bajo el Obamacare (pdf).

En diciembre, la 5to Corte de Circuito de Apelaciones de los Estados Unidos dictaminó 2-1 que un principio clave del Obamacare era inconstitucional. Los jueces, en su mayoría, dijeron que una disposición de la ley, denominada “mandato individual”, que requería que las personas obtuvieran un seguro médico o pagaran una multa tributaria, era inválida después de que el Congreso eliminara la multa tributaria en 2017, lo que hacía que la ley fuera inaplicable.

Después de la enmienda del Congreso, un grupo de estados rojos y dos individuos privados presentaron una demanda alegando que la disposición ya no era constitucional y que toda la ACA necesitaba ser invalidada porque la disposición era indisoluble del resto de la ley.

Un juez de la Corte de distrito en Texas falló a favor de los demandantes, provocando una apelación ante el Tribunal de Apelaciones. El Tribunal defendió los reclamos constitucionales de los demandantes y envió el caso de vuelta a la Corte de distrito para una revisión más detallada de la cuestión de la divisibilidad.

En una breve orden (pdf), los jueces negaron las mociones de la Cámara de Representantes, encabezada por los demócratas, y de los estados azules para acelerar las apelaciones, pero no descartaron una revisión completa de los casos.

La administración de Trump, que se ha negado a defender la ACA, ha instado a la Corte Suprema a negar las mociones presentadas por los demócratas. Argumentaron que no había prisa para que la Corte considerara el caso porque la Corte de distrito necesitaba tomar una decisión sobre el tema de la divisibilidad antes de que la máxima corte se hiciera cargo del caso.

“En el momento en que el caso llega a esta corte, no existe ningún fallo de una corte inferior sobre la divisibilidad o el remedio apropiado. Lejos de ser urgentemente necesaria, la revisión de esta corte sería por lo tanto prematura”, escribió el procurador general Noel Francisco en la presentación (pdf) de la administración Trump.

“En ausencia de cualquier fallo operativo que invalide las otras disposiciones de la ACA en el intervalo, la revisión acelerada que buscan los peticionarios es innecesaria”, señaló.

Dijo que en lugar de intervenir, la Corte debería dejar que las cortes inferiores completen su propia consideración de la cuestión de la divisibilidad.

Todavía no está claro si la Corte Suprema se ocupará del caso este año, dado su apretado calendario. Si la Corte decide escuchar la demanda, es probable que sea escuchada en el próximo período de sesiones de la corte, que comienza en octubre.

La Casa Blanca no respondió inmediatamente a una solicitud de comentario de The Epoch Times. Los abogados de la Cámara de Representantes y de los estados tampoco respondieron inmediatamente a la solicitud de comentarios.

Siga a Janita en Twitter: @janitakan

*****

Video relacionado:

Por qué los progresistas quieren más inmigración ilegal

TE RECOMENDAMOS