Crisis fronteriza: Los cruces ilegales llegan al nivel más alto en 20 años a pesar del calor

Por Zachary Stieber
03 de Agosto de 2021 12:27 PM Actualizado: 03 de Agosto de 2021 12:27 PM

La cantidad de inmigrantes ilegales detenidos después de cruzar a Estados Unidos desde México se disparó por encima de los 200,000 en julio, exactamente lo contrario de la tendencia estacional habitual, según cifras preliminares de las autoridades estadounidenses.

Los agentes de la Patrulla Fronteriza encontraron 205,029 extranjeros ilegales en julio, según las cifras preliminares, que fueron dadas a conocer por el representante Chip Roy (R-Texas).

Ese es el mayor número de detenciones mensuales desde el año fiscal del 2000.

Otros 37,400 inmigrantes eludieron las capturas.

La Casa Blanca y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Sin embargo, un funcionario fronterizo dijo en un expediente judicial el lunes que la cantidad de encuentros fronterizos pareció aumentar en julio, mes en el que los agentes encontraron un promedio de 6779 personas por día.

“En general, según los datos preliminares, es probable que la CBP haya encontrado a unas 210.000 personas en julio”, escribió David Shahoulian, secretario adjunto de política fronteriza y de inmigración del Departamento de Seguridad Nacional, en el documento, obtenido por The Epoch Times y presentado en un caso relacionado con el Título 42.

Además de llegar al número total de encuentros más alto desde el año fiscal del 2000, los datos preliminares indican un número récord de menores no acompañados, o niños inmigrantes ilegales que llegan sin la compañía de un adulto y cruzaron la frontera en julio, así como el segundo mayor número de unidades familiares de la historia.

El último salto muestra que “esto está ahora más allá de cualquier debate sobre si hay una crisis fronteriza en todo el sentido de la palabra”, dijo Todd Bensman, investigador principal de seguridad nacional en el Centro de Estudios de Inmigración, a The Epoch Times.

Los agentes encontraron 188,829 inmigrantes ilegales en junio.

“Así que ahora estamos ante otros 15.000 o más, sin contar las fugas. Es una cifra asombrosa que el gobierno de Biden simplemente tiene que abordar con políticas basadas en la disuasión”, dijo Bensman. “Tienen que hacerlo. Tienen que hacerlo ahora. Porque las comunidades de allí y del país están siendo invadidas”.

El presidente Joe Biden pronuncia declaraciones durante un evento en el Rose Garden de la Casa Blanca, en Washington, el 26 de julio de 2021. (Anna Moneymaker/Getty Images)

Después de asumir el cargo en enero, el presidente Joe Biden inmediatamente revirtió o modificó las políticas fronterizas clave de la era Trump, incluida la eliminación del programa Permanecer en México, el cual obligó a muchos solicitantes de asilo a esperar en México para que se escucharan sus peticiones de asilo.

La mayoría de los inmigrantes que buscan asilo son finalmente rechazados por los tribunales debido a motivos insuficientes.

Biden o los funcionarios de su administración también detuvieron el trabajo en el muro fronterizo, eximieron a muchos extranjeros de la expulsión, revocaron el requisito de carga pública, volvieron a imponer la política de captura y liberación que se revirtió durante la administración Trump e impulsaron el fortalecimiento del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia.

Han mantenido el Título 42, una política de la era Trump que permite a las autoridades estadounidenses expulsar inmediatamente a los inmigrantes sin una audiencia judicial debido a la pandemia de COVID-19. Pero la administración dejo de aplicar el Título 42 a los menores no acompañados, lo que generó las críticas de algunos.

Biden y los funcionarios de la administración han insistido en que el sistema de inmigración necesita ser arreglado y que están en el proceso de hacerlo más humano. En repetidas ocasiones han culpado al expresidente Donald Trump por la crisis actual.

“Ciertamente tenemos un desafío en la frontera. Tenemos personas extraordinarias para abordar ese desafío y un plan en marcha que estamos ejecutando”, dijo el lunes el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, en MSNBC.

“Permítanme, si puedo, compartir con ustedes lo que hace que el desafío sea tan agudo en este momento. Estamos detrás de una administración que, francamente, desmanteló nuestras capacidades para abordarlo, y por eso lo estamos construyendo desde cero. Perdimos cuatro años invirtiendo en los países de los que estas personas están migrando. Nuestros sistemas seguros y ordenados fueron derribados, por lo que estamos en reconstrucción. Nuestro plan está en marcha y lo estamos ejecutando”, agregó.

El problema se puede abordar poniendo fin a la libertad condicional para las unidades familiares o a la liberación sin someterlas a un proceso de expulsión, dijo Bensman.

“Eso está absorbiendo todo y haciendo que la Patrulla Fronteriza deje sus puestos a lo largo de la frontera de Texas, y todos los demás se aprovechan de su ausencia y pasan”, dijo.

“Así que lo primero que tiene que suceder es que las familias tienen que ser deportadas de vuelta a México y se les debe bloquear la entrada. Tienen que restablecer las expulsiones de familias y de menores no acompañados. Y si eso significa que tienen que ayudar a México a establecer instalaciones adecuadas o proporcionar ayuda, asistencia médica y el resto de cosas de forma urgente, que así sea. Eso es lo que tiene que ocurrir. Una vez que se revierta la política de apoyo a las unidades familiares, el resto… debería encajar”.

Sigue a Zachary en Twitter: @zackstieber


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.