Cuatro oficiales, en retiro, de la inteligencia taiwanesa enfrentan cargos por espiar para China

Por Frank Fang
21 de Febrero de 2021
Actualizado: 21 de Febrero de 2021

TAIPEI, Taiwán. Cuatro funcionarios de inteligencia taiwaneses retirados fueron acusados el 20 de febrero por, presuntamente, espiar para China, según los fiscales locales.

Los cuatro implicados trabajaban para la Oficina de Inteligencia Militar, una agencia dependiente del Ministerio de Defensa Nacional de Taiwán. Según los medios locales, fueron acusados por transmitir inteligencia confidencial a agentes chinos y desarrollar una red de espionaje, desde 2013, quebrantando la Ley de Seguridad Nacional de la isla y la Ley del Servicio Nacional de Inteligencia.

Los acusados ocuparon una vez posiciones militares de alto rango en la oficina de Inteligencia Militar. Yueh Chih-chung fue un exgeneral de división, mientras que los otros tres eran excoroneles: Chang Chao-jan, Chou Tien-tzu y Wang Ta-wang.

A cambio de información sobre Taiwán, los funcionarios de inteligencia chinos le ofrecieron dinero en efectivo a Chang, Chou y Yueh, viajes gratis a China y oportunidades comerciales en China, alegaron los fiscales.

China dice que Taiwán es parte de su territorio y busca, a través de medios pacíficos o militares, unir la isla autónoma a la China comunista. Durante años, Beijing ha tratado de socavar la seguridad nacional de la isla al apuntar a ciudadanos taiwaneses para recopilar información de inteligencia.

Por ejemplo, tres exasesores de legisladores locales en Taiwán fueron arrestados en junio del año pasado por cargos de espionaje, presuntamente por espiar para China. Recibieron sus condenas dos meses después de ser detenidos.

En marzo de 2019, dos tenientes coroneles taiwaneses retirados fueron condenados a seis meses de prisión tras ser declarados culpables de intentar recopilar secretos militares de Taiwán para Beijing.

El último caso criminal comenzó en 1999 cuando Chang viajó a China para rescatar a un coronel taiwanés retirado de la oficina militar, que había sido arrestado por las autoridades chinas. Durante ese viaje, Chang fue reclutado con éxito por un agente chino de apellido Wei. Wei era funcionario de la oficina de seguridad nacional de la provincia de Guangdong, en el sur de China.

Se le pidió a Chang que reclutara a otros funcionarios jubilados de la oficina de Taiwán.

En 2012, Chou se convirtió en espía chino después de involucrarse en una disputa legal relacionada con bienes raíces en la provincia de Hainan, en el sur de China. En una ocasión, Chou ayudó a los funcionarios de inteligencia chinos a identificar a otros funcionarios de inteligencia taiwaneses.

Ese mismo año, Yueh se convirtió en espía después de que Wei le asegurara que podía visitar sin peligro a sus familiares en China. Yueh, quien estaba a cargo de recopilar inteligencia relacionada con China en la oficina de Taiwán, le preocupaba que las autoridades chinas pudieran detenerlo por su trabajo.

A Yueh recibió 6000 dólares de Hong Kong (unos 774 dólares) para que proporcionara información clasificada sobre la Oficina de Inteligencia Militar de Taiwán, incluidas sus operaciones y estructura, según el diario local Taipei Times. Wei también pagó los gastos de viaje y alojamiento de Yueh cuando visitó ciudades chinas, en 2016, en actividades de ocio y para que se reuniera con funcionarios chinos.

Wang filtró a China la información de sus compañeros de inteligencia. El excoronel se convirtió en espía luego de una reunión con funcionarios de inteligencia en China, la cual fue organizada por Chang.

Pero no todas las contrataciones tuvieron éxito. Chang y Chou no consiguieron reclutar a un coronel retirado de la oficina en 2013; en 2017 Chang, Chou y Yueh no pudieron reclutar a otro coronel retirado de la oficina.

Chang fue puesto en libertad tras pagar una fianza de 300,000 dólares taiwaneses (unos 10,740 dólares) el sábado por la noche, según la Agencia Central de Noticias del gobierno de Taiwán. Chang tiene prohibido salir de Taiwán. El presunto espía había estado detenido desde octubre del año pasado.

Yueh y Chou también fueron liberados en octubre tras pagar una fianza. La situación de Wang no está clara.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS