Cuestionan resultados de pruebas masivas del virus en China, se desconoce gravedad del último brote

Por Frank Fang
18 de Octubre de 2020
Actualizado: 18 de Octubre de 2020

La ciudad del norte de China, Qingdao, hizo pruebas a casi 11 millones de ciudadanos locales después de un brote local del virus del PCCh y afirmó que no había casos positivos. Pero la afirmación de las autoridades no logró calmar las preocupaciones sobre la verdadera escala de la crisis sanitaria.

El último brote en Qingdao fue confirmado por las autoridades el 11 de octubre cuando la comisión municipal de salud informó de ocho casos asintomáticos y cuatro casos confirmados de COVID-19, la enfermedad causada por el virus del Partido Comunista Chino (PCCh), comúnmente conocido como el nuevo coronavirus. En China, los casos asintomáticos se cuentan en una categoría aparte.

El resurgimiento de nuevas infecciones llevó a la comisión de salud de Qingdao a anunciar la realización de pruebas en toda la ciudad el 12 de octubre, con el objetivo de examinar a cada ciudadano de la ciudad de 11 millones en un plazo de cinco días.

Según los medios de comunicación estatales chinos, a partir de las 2 p.m. del sábado, los funcionarios de salud de Qingdao informaron que 10.92 millones de muestras fueron analizadas, todas las cuales resultaron negativas.

Los residentes locales han expresado dudas sobre los datos de las autoridades y temen un encubrimiento.

La comisión de salud solo ha informado hasta ahora que al menos siete pacientes previamente categorizados como casos asintomáticos mostraban síntomas del virus, así como varios casos confirmados en el Hospital Torácico de Qingdao.

La Sra. Ni, una residente que vive en la provincia de Shandong, donde se encuentra Qingdao, dijo a NTD, el medio de comunicación asociado de The Epoch Times, que era escéptica de las afirmaciones de los funcionarios de salud chinos, dado que se ha demostrado que el virus es contagioso.

Uno de los casos confirmados, un taxista con el sobrenombre de Shao que estaba entre los tres casos asintomáticos anunciados por las autoridades el 11 de octubre, entró en contacto con muchas personas. Según el medio de comunicación estatal Xinhua, el jefe de la policía de Qingdao, Sui Ruwen, dijo el sábado que el hombre había recogido 183 pasajeros entre el 29 de septiembre y el 10 de octubre.

El jefe de policía dijo que la policía localizó a los 231 pasajeros que tomaron su taxi. Todos ellos fueron puestos en cuarentena o sometidos a “medidas de control”. Según Sui, todos dieron negativo al virus.

Ni dijo que se sabe que las autoridades chinas han encubierto datos, así que no confió en la información. Añadió que los dos funcionarios chinos recientemente despedidos eran “meros chivos expiatorios”—al culparlos únicamente a ellos, se aplacaría la indignación pública, dijo.

El director y el secretario del Partido de la Comisión de Salud de Qingdao, Sui Zhenhua, y el subsecretario del Partido y el director del Hospital Torácico de Qingdao fueron despedidos y puestos bajo investigación.

La mayoría de los casos de infección reportados en la última semana estaban relacionados con el Hospital Torácico de Qingdao. Según los medios de comunicación estatales chinos, se determinó que 520 personas estuvieron en estrecho contacto con pacientes infectados en el hospital.

Los funcionarios de salud chinos atribuyeron la propagación del virus a una desinfección inadecuada en una de las salas de tomografía computarizada del hospital.

Un residente de Qingdao con el sobrenombre de Tai a principios de esta semana dijo a The Epoch Times que no “confiaba en la calidad y precisión de los kits”.

Los resultados de las pruebas de Qingdao también fueron cuestionados por el ministro de Salud y Bienestar de Taiwán, Cheng Shih-chung.

Durante un discurso sobre salud pública que dio en una universidad de Taipei el sábado, dijo que era “imposible” tener millones de pruebas negativas ya que los kits de prueba generalmente tienen un cierto porcentaje de error, dando resultados falsos negativos o falsos positivos, según la Agencia Central de Noticias del gobierno de Taiwán.

El comentarista político Zheng Zhongyua, en una entrevista con la emisora de radio Sound of Hope, dijo que las pruebas masivas mostraron “cero casos” porque el régimen chino quiere “mantener la estabilidad” antes de una importante reunión política, la Quinta Sesión Plenaria del 19º Comité Central del PCCh.

El 28 de septiembre, Xinhua informó que la Quinta Sesión Plenaria se llevará a cabo del 26 al 29 de octubre en la capital de China, Beijing.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Expertos chinos advierten del rebrote del virus del PCCh (COVID-19)

TE RECOMENDAMOS