Débil reacción de la Casa Blanca a protestas en China hace que republicanos pidan respuesta contundente

Por Eva Fu
28 de Noviembre de 2022 7:15 PM Actualizado: 28 de Noviembre de 2022 7:15 PM

El 28 de noviembre, Estados Unidos apuntó a las estrictas restricciones por COVID-19 de Beijing después de que estallaron protestas masivas en todo el país asiático durante el fin de semana. La Casa Blanca dijo que la posición de China al respecto no es sostenible a largo plazo.

Pero algunos republicanos han criticado la respuesta de la Casa Blanca por no enviar un mensaje lo suficientemente fuerte al Partido Comunista Chino (PCCh).

“Creemos que va a ser muy difícil que la República Popular China sea capaz de contener este virus mediante su estrategia cero-COVID”, le dijo un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca a The Epoch Times.

En los últimos días, han estallado protestas masivas en, al menos, 10 ciudades chinas desde Beijing hasta Shanghai, lo que representa la mayor muestra de desobediencia civil que el país comunista, estrictamente controlado, ha experimentado en décadas.

Los manifestantes pidieron el fin de las políticas de “cero-COVID” de Beijing, una dura estrategia de contención que implica cierres, estrictas medidas de cuarentena y pruebas masivas, mientras que algunos también exigieron que el líder chino, Xi Jinping, renuncie al poder.

“Nuestro mensaje a los manifestantes pacíficos de todo el mundo es el mismo y coherente: Se debe permitir a las personas el derecho a reunirse y protestar pacíficamente contra las políticas, las leyes o los dictados con los que discrepan”, dijo John Kirby, coordinador de comunicaciones estratégicas del Consejo de Seguridad Nacional, en una rueda de prensa el lunes.

Las protestas se desencadenaron después de un incendio en el que murieron, al menos, 10 personas y quedaron heridas nueve, en Urumqi, la capital de la región occidental de Xinjiang, donde llevan mucho tiempo bajo los confinamientos del régimen. Muchos chinos culparon a las barreras por COVID por impedir que los residentes escaparan del incendio y retrasar los esfuerzos de rescate.

En los últimos tres años, decenas de ciudades y regiones chinas han experimentado bloqueos prolongados que han afectado a cientos de millones de ciudadanos. Esto ha resultado en relatos generalizados de sufrimiento, que van desde la denegación del acceso a la atención médica y a los suministros de alimentos hasta muertes en estrictas condiciones de cuarentena.

Si bien muchos países occidentales, incluido gran parte de Estados Unidos, adoptaron bloqueos al estilo de China durante las etapas iniciales de la pandemia, la mayor parte del mundo ha avanzado desde entonces, optando por vivir con el virus.

Agentes de policía confrontan a un hombre mientras bloquean la calle Wulumuqi, en Shanghai, el 27 de noviembre de 2022. (HECTOR RETAMAL/AFP vía Getty Images)

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional dijo que Estados Unidos no busca tales medidas de contención, sino que se enfoca en “lo que funciona”, incluidas las vacunas, las pruebas y tratamientos accesibles.

En medio de la agitación pública sin precedentes, los observadores de China en Estados Unidos y en otros países han tomado nota.

“No den por sentado lo que tenemos en Estados Unidos”, escribió el representante Jim Jordan (R-Ohio) en Twitter el 28 de noviembre.

Ni el presidente Joe Biden ni el secretario de Estado, Antony Blinken, han hecho declaraciones públicas sobre las protestas, y al menos una senadora, la republicana Marsha Blackburn de Tennessee, le ha pedido a Biden que exprese un apoyo más contundente a los manifestantes.

“Los ciudadanos chinos están haciendo oír sus voces y están hablando en contra del comunismo”, escribió en una publicación de Twitter el lunes, y agregó que Biden debe disuadir a las autoridades chinas de usar la violencia en respuesta. “Estados Unidos debe apoyar a estos luchadores por la libertad”.

Otros republicanos criticaron la respuesta de la administración Biden. El senador Ted Cruz (R-Texas) la describió como lo “peor que se esperaba”.

“El PCCh debe saber que, de una forma u otra, en los próximos meses o en los próximos años, Estados Unidos responsabilizará a todos y cada uno de los funcionarios del PCCh por las atrocidades cometidas contra estos manifestantes”, dijo en un comunicado del 28 de noviembre publicado en Twitter.

Mientras tanto, las Naciones Unidas han instado a China a actuar con moderación de acuerdo con las leyes y estándares internacionales de derechos humanos al responder a las protestas.

“Nadie debería ser detenido arbitrariamente por expresar pacíficamente sus opiniones”, le dijo el lunes a los periodistas Jeremy Laurence, portavoz de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU.

Citando las “lamentables muertes y heridos” en Xinjiang, Laurence enfatizó la necesidad de “transparencia al responder a las preocupaciones del público y aprender las lecciones de la tragedia”.

“Cualquier medida restrictiva debe tener una duración limitada, y debe haber salvaguardas y mecanismos a través de los cuales las personas puedan canalizar sus preocupaciones y buscar reparación”, dijo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.