Demanda a Twitter por difamación expropietario de taller donde Hunter Biden dejó una computadora

Por Zachary Stieber
19 de Febrero de 2021
Actualizado: 19 de Febrero de 2021

El hombre cuya tienda de computadoras recibió una computadora portátil del hijo del presidente Joe Biden demandó a Twitter por presunta difamación.

John Paul Mac Isaac era dueño de una tienda de reparación de computadoras en Delaware antes de cerrarla el año pasado. Dice que Hunter Biden dejó una computadora dañada hace varios años y no regresó las llamadas para ir a recogerla después de que fuera reparada.

Mac Isaac habló con el abogado del expresidente Donald Trump, Rudy Giuliani, quien proporcionó materiales de la computadora a los medios de comunicación.

El primer artículo provino del New York Post. Twitter bloqueó la difusión del artículo, argumentando que violó su política de “materiales hackeados”. Y dijo en un comunicado que se violaron sus reglas sobre la “distribución de material hackeado”.

La declaración fue difamatoria, dijeron los abogados de Mac Isaac en la nueva interposición.

Un hackeo se define como una intrusión o acceso a una computadora u otro dispositivo que fue no autorizado o excedió el acceso autorizado. Los hackers se definen como personas que obtienen acceso ilegalmente a los sistemas informáticos y el término hacker es visto ampliamente como despectivo, dijeron los abogados.

“El demandante no es un hacker y la información obtenida de la computadora no constituye material hackeado porque el demandante obtuvo acceso legalmente a la computadora, primero con el permiso de su propietario, BIDEN, y luego, después de que BIDEN no pudo recuperar los datos recuperados solicitudes, de acuerdo con la política de propiedad abandonada de Mac Shop”, escribieron.

Pero como resultado de las acciones y declaraciones de Twitter, Mac Isaac “ahora es ampliamente considerado un hacker”. Las acciones llevaron a un torrente de críticas negativas y amenazas, dijeron los abogados, lo que finalmente lo obligó a cerrar su negocio.

Mac Isaac dijo en un video el año pasado que ser etiquetado como hacker “es una sentencia de muerte en mi industria”.

“Para que conste, no soy, ni he sido nunca, un hacker. Esos tipos ganan mucho más dinero que yo. Fui contratado, y nunca me pagaron, para realizar una transferencia de datos desde una MacBook Pro a un disco duro externo”, agregó.

La nueva demanda incluye lo que Mac Isaac dice que es la autorización de Hunter Biden para trabajar en la computadora y una factura por el trabajo.

La nueva demanda señala que el CEO de Twitter, Jack Dorsey, dijo al Congreso que la empresa cometió “un error” y “lo corrigió en 24 horas”.

La cuenta del New York Post “no cumplió con la política de materiales hackeados”, dijo Dorsey. “Nos dimos cuenta de que había un error en esa política y su aplicación”.

La demanda argumenta que Twitter fue gravemente negligente al publicar la declaración presuntamente difamatoria y busca una indemnización superior a los 75,000 dólares.

Brian Della Rocca, uno de los abogados que representa a Mac Isaac, dijo a The Epoch Times por correo electrónico que el equipo se puso en contacto con Twitter y solicitó una disculpa. Twitter aún no ha emitido una disculpa.

Twitter se negó a comentar acerca de la demanda.

Mac Isaac demandó a Twitter en la misma corte, la Corte de Distrito de EE. UU. para el Distrito del Sur de Florida, a fines del año pasado, pero un juez federal rechazó la demanda.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS