Departamento de Justicia toma medidas contra investigadores respecto a su trabajo con China

Por Frank Fang
31 de Julio de 2020
Actualizado: 31 de Julio de 2020

Un exprofesor estadounidense fue condenado por ocultar su participación en un programa de reclutamiento estatal de China, mientras que una investigadora china se declaró culpable de robar secretos comerciales de su empleador para beneficiar a China.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ) anunció los detalles de dos casos separados el 30 de julio. El Dr. James Patrick Lewis, exprofesor de la Universidad de Virginia Occidental (WVU), fue condenado a tres meses de prisión por fraude en programas federales, mientras que Chen Li se declaró culpable de robar secretos comerciales del Instituto de Investigación del Hospital Nacional de Niños de Ohio, en beneficio propio y del régimen comunista chino. De acuerdo con el Departamento de Justicia, ella se postuló a múltiples planes de talento del estado chino.

Durante años, las autoridades centrales y los gobiernos regionales de China han lanzado programas de reclutamiento de talentos, dirigidos a chinos en el extranjero y a extranjeros prometedores en los campos de la ciencia y la tecnología. Juntos, sus esfuerzos se dirigen a permitir que Beijing avance a pasos agigantados en innovaciones tecnológicas, con el objetivo de superar a Estados Unidos para convertirse en una fuerza motriz de alta tecnología.

El Plan de los Mil Talentos (TTP) ha sido objeto de especial atención por parte de los funcionarios de Estados Unidos en los últimos años, varios investigadores radicados en Estados Unidos fueron acusados el año pasado en relación con su participación. Lanzado por Beijing en 2008, el TTP ha reclutado a más de 7000 científicos e investigadores de todo el mundo hasta el 2017, según un informe del Senado del 2019.

Lewis

Lewis, de 54 años, profesor titular de física en la Universidad de Virginia desde 2006 hasta agosto de 2019, se declaró culpable de fraude al programa federal en marzo. Además de su sentencia de prisión, también fue multado con 9363 dólares por el costo de su encarcelamiento y se le ordenó pagar 20,189 dólares en restitución a la WVU.

Según los fiscales, Lewis firmó un contrato de trabajo en virtud del TTP con la Academia China de Ciencias, administrada por el Estado, en julio de 2017 para convertirse en profesor de la academia. A cambio, Lewis necesitaba mantener un programa de investigación activo en China, producir documentos científicos de alta calidad, revisados por pares, y proporcionar formación a los estudiantes de la academia.

Bajo el contrato TTP, a Lewis se le prometieron beneficios, incluyendo un subsidio de vida de un millón de yuanes (alrededor de 143,000 dólares), un subsidio de investigación de 4 millones de yuanes (alrededor de 573,000 dólares), y un salario de 600,000 yuanes (alrededor de 86,000 dólares), según un comunicado de prensa del Departamento de Justicia.

Con la intención de ir a China para cumplir con su requisito de trabajo bajo el contrato, Lewis hizo comentarios fraudulentos a la WVU en marzo de 2018, diciendo que necesitaba ser liberado de sus deberes de enseñanza para el semestre de otoño de 2018 para que pudiera convertirse en el cuidador principal de un niño que él y su esposa esperaban tres meses después.

La Universidad de Virginia accedió a su petición y Lewis terminó pasando todo el semestre del otoño de 2018 en China, excepto tres semanas. Durante este período de tiempo, continuó recibiendo su salario completo de la WVU basado en su asignación de trabajo parental, obteniendo fraudulentamente 20,189 dólares de la universidad, según el DOJ.

Chen

Chen, de 47 años, exresidente de Dublín, Ohio, trabajó en el Hospital Nacional de Niños desde 2008 hasta 2018. Su marido, Zhou Yu, trabajó en un laboratorio de investigación médica diferente en el mismo hospital desde 2007 hasta 2017.

Tanto Chen como Zhou, de 50 años, han sido acusados de conspirar para robar a su empleador al menos cinco secretos comerciales relacionados con la investigación de exosomas, según el Departamento de Justicia.

Los exosomas son estructuras extracelulares que pueden ayudar a las células a comunicarse entre sí, y se utilizan para tratar ciertas condiciones médicas. Recientemente, investigadores en Taiwán cultivaron con éxito exosomas para la terapia de regeneración, según la Agencia Central de Noticias.

Chen y Zhou fueron arrestados en California en julio de 2019 y acusados de robar secretos comerciales y de cometer fraude electrónico. El 30 de julio, Chen se declaró culpable de estos cargos.

“Chen traicionó a su empleador de 10 años robando secretos comerciales de esta institución estadounidense y transfiriéndolos a China después de recibir pagos del gobierno chino”, dijo el fiscal de EE.UU. David M. DeVillers en un comunicado de prensa del DOJ.

De acuerdo con el DOJ, Chen admitió haber fundado una empresa en China, vendiendo “kits de aislamiento” de exomas basados en uno de los secretos comerciales. Chen y Zhou establecieron la empresa china en 2015 sin el conocimiento del hospital.

Además, recibió beneficios de agencias del gobierno chino, como la Administración Estatal de Asuntos de Expertos Extranjeros y la Fundación Nacional de Ciencias Naturales de China. Los fiscales no especificaron cuáles eran esos beneficios.

“Chen también aplicó a múltiples planes de talento del gobierno chino, un método utilizado por China para transferir la investigación y la tecnología extranjeras al gobierno chino”, según el comunicado de prensa.

Como parte de su acuerdo, Chen aceptó renunciar a 1.4 millones de dólares, 500,000 acciones ordinarias de la empresa Avalon GloboCare Corp. con sede en Nueva Jersey, y 400 acciones ordinarias de la filial de Avalon, GenExosome Technologies.

Los fiscales alegan que Zhou y Chen cofundaron GenExosome, que vendió un producto desarrollado a partir de un secreto comercial en un laboratorio de investigación del Hospital Nacional de Niños.

Según un informe de Columbus Business First, la filial estadounidense fue creada para adquirir la empresa china que la pareja estableció, llamada Beijing GenExosome. Zhou fue nombrado co-director general de la subsidiaria de EE. UU. en 2017.

En agosto de 2019, alrededor de un mes después de que fue acusado, Zhou fue despedido de la compañía.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación:
China ordena cierre de consulado de EE. UU. en Chengdu

TE RECOMENDAMOS