Desmantelada en España una red colombiana de explotación sexual

Por Noticia de agencia
14 de Enero de 2020 3:35 PM Actualizado: 14 de Enero de 2020 3:35 PM

La Policía española desmanteló una red de origen colombiano dedicada a la trata y la explotación sexual en la región de Cantabria (norte), en una operación en la que fueron liberadas tres mujeres y otras ocho personas fueron detenidas.

Según informaron este martes las fuerzas de seguridad, se trata de un clan familiar que se dedicaba presuntamente a captar mujeres en Colombia para trasladarlas a España con promesas falsas de trabajo, pues luego eran obligadas a prostituirse en dos viviendas de las ciudades españolas de Santander y Torrelavega, en Cantabria.

La investigación descubrió que las mujeres explotadas se encontraban en situación “de gran vulnerabilidad y extrema necesidad” en su país.

Según la Policía, la organización tenía una estructura definida y estaba liderada por una mujer en Torrelavega, mientras que sus dos hijos se encargaban de llevar a las mujeres a Cantabria, controlar las viviendas donde eran explotadas y gestionar los anuncios de los servicios sexuales en portales de internet.

Además, la red contaba con un captador, residente en Colombia, encargado de engañarlas y entregarles el dinero necesario para el viaje.

En España, las mujeres eran amenazas y coaccionadas para ejercer la prostitución hasta saldar la deuda de 5000 euros que habían contraído por los gastos del viaje.

Eran vigiladas con cámaras y sólo podían salir a la calle una hora al día acompañadas por algún miembro de la organización.

La investigación comenzó gracias a una llamada al Servicio de Atención a las Víctimas de Trata de Seres Humanos de la Policía española.

A continuación

Cámara oculta muestra a una víctima de tortura en China

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.