Diarrea en la infancia: Causas, síntomas y evolución

22 de Enero de 2017 Actualizado: 22 de Enero de 2017

La diarrea es un síntoma y no una enfermedad en sí misma y se la denomina como la ocurrencia de deposiciones disminuidas de consistencia. Algunos sinónimos empleados son: gastroenteritis, gastroenterocolitis , enfermedad diarreica infantil, entre otros.

Al tratarse de un síntoma puede obedecer a múltiples causas y éstas suelen presentarse de la siguiente forma:

Infecciones virales o bacterianas aparecen como las más comunes. Las de causa viral ocurren tanto en invierno como en verano y en brotes epidémicos.

  • Parasitosis.
  • Intolerancias o alergias a determinados alimentos.
  • Reacción a medicamentos.
  • Enfermedad celíaca.
  • Afecciones inflamatorias intestinales
  • Enfermedad deCrohn, colitis ulcerosa-. Las dos enfermedades nombradas se presentan, generalmente, como diarrea crónica -la que posee una duración mayor a 15 días-.

[insert page=’flora-intestinal-condiciona-riesgo-diabetes’ display=’template-relacionadas.php’]

Los síntomas y la evolución

Los síntomas se pueden dar todos al mismo tiempo o simplemente padecer algunos:

  • Fiebre que puede ser alta.
  • Distensión abdominal (hinchazón).
  • Dolor abdominal cólico
  • Náuseas y/o vómitos que pueden ser intensos, sobre todo, en las primeras horas.
  • Deposiciones liquidas o semilíquidas, muchas veces fétidas.
  • Sangre y/o mucosidad en las materias.

Por lo general, se tratan de afecciones autolimitadas , sobre todo, en niños sanos. Los vómitos retroceden en la mayoría de los casos durante las primeras 12 a 24 horas mientras que la diarrea puede durar entre una semana a 10 días. La complicación que suele desarrollarse es la deshidratación -entendida como pérdida excesiva de iones y agua mediante las materias y los vómitos que no puede ser compensada por lo ingerido-.

Los síntomas que orientan al diagnóstico de deshidratación son:

  • Marcado decaimiento
  • Llanto sin lágrimas
  • Lengua y boca secas
  • Orina escasa
  • En lactantes: fontanela o “mollera” hundida

La población de mayor riesgo la constituyen los lactantes pequeños -son los que no recibieron pecho materno– y los niños con enfermedades crónicas o debilitantes.

Artículo original aquí.

 

TE RECOMENDAMOS