Diplomáticos de EEUU y China se enfrentan públicamente en primera reunión con Biden como presidente

Por Frank Fang
19 de Marzo de 2021
Actualizado: 19 de Marzo de 2021

Las conversaciones entre China y Estados Unidos en Alaska tuvieron un comienzo agitado el 18 de marzo, cuando los principales diplomáticos de ambos países intercambiaron duras críticas contra las políticas del otro frente a los periodistas.

La reunión bilateral de dos días en Anchorage, Alaska, fue la primera conversación de alto nivel en persona entre Beijing y Washington desde que el presidente Joe Biden asumió el cargo en enero. Al frente de la delegación estadounidense se encontraban el secretario de Estado Antony Blinken y el consejero de Seguridad Nacional Jake Sullivan, mientras que la parte china estaba representada por el ministro de Asuntos Exteriores Wang Yi y el alto diplomático de política exterior Yang Jiechi.

“También discutiremos nuestra profunda preocupación por las acciones de China, incluso en Xinjiang, Hong Kong, Taiwán, los ciberataques a Estados Unidos y la coerción económica hacia nuestros aliados. Cada una de estas acciones amenaza el orden basado en normas que mantiene la estabilidad mundial”, dijo Blinken en sus declaraciones iniciales.

Y añadió: “Por eso no son meros asuntos internos y por eso nos sentimos en la obligación de plantear estas cuestiones hoy aquí”.

Los típicos minutos de declaraciones de apertura de ambas partes acabaron siendo una explosión pública antes de que se iniciaran las reuniones privadas.

Sullivan dijo: “Un país seguro de sí mismo es capaz de analizar sus propias deficiencias y buscar constantemente la forma de mejorar”.

Poco después, Yang, a través de un intérprete, dijo: “Fue mi culpa. Cuando entré en esta sala, debí haber recordado a la parte estadounidense que prestara atención a su tono en nuestros respectivos discursos de apertura, pero no lo hice”. Luego acusó a la parte estadounidense de hablar de forma “condescendiente”.

Tras los acalorados intercambios, un alto funcionario de la administración emitió un comunicado en el que criticaba a la parte china por violar el protocolo de la reunión, diciendo que había un acuerdo para que cada uno de los cuatro diplomáticos limitara sus declaraciones de apertura a unos dos minutos. Yang acabó hablando durante más de 15 minutos.

“La delegación china (…) parece haber llegado con la intención de ser grandilocuente, centrada en la teatralidad y el dramatismo públicos por encima de la sustancia”, añadió el funcionario.

Gordon Chang, autor de “El próximo colapso de China” (The Coming Collapse of China), escribió un tuit para expresar su opinión sobre la delegación china.

“En el pasado, los diplomáticos de #China eran astutos y fingían ser amables y responsables. Ahora, sin embargo, son arrogantes más allá de lo imaginable”. Yang Jiechi en #Alaska acaba de dejar caer su máscara para mostrar la verdadera cara fea de #Beijing”, escribió Chang.

Una de las cosas que dijo Yang en sus largas declaraciones iniciales fue que Xinjiang, Tíbet y Taiwán eran “una parte inalienable del territorio de China” y que las cuestiones relativas a las tres regiones eran “asuntos internos”.

Taiwán es un país independiente de facto con su propio gobierno elegido democráticamente, su ejército, su constitución y su moneda. Sin embargo, Beijing ha amenazado con someter a la isla mediante acciones militares.

Beijing ha intensificado su coerción contra Taiwán desde principios de este año enviando aviones militares a la zona de identificación de defensa aérea (ADIZ) de Taiwán casi a diario. Recientemente, el 17 de marzo, un avión chino de guerra antisubmarina entró en la ADIZ del suroeste de Taiwán, según el Ministerio de Defensa Nacional de Taiwán.

En una carta conjunta fechada el 17 de marzo dirigida a Biden, Blinken y Sullivan, la representante Ashley Hinson (R-Iowa) encabezó un grupo de legisladores que pedían a la delegación estadounidense que “reiterara el firme compromiso de nuestra nación con Taiwán contra la amenaza del PCCh” durante las conversaciones en Anchorage.

El representante Tim Burchett (R-Tenn.), uno de los legisladores que firmaron la carta conjunta, pidió a la Administración Biden que fuera dura con China en las conversaciones en Anchorage, según un comunicado de su oficina.

“La agresión a nuestro aliado Taiwán, la represión de las manifestaciones a favor de la democracia en Hong Kong, el genocidio contra los uigures, el robo de información personal privada de los estadounidenses: el PCCh es responsable de todos estos acontecimientos y debe rendir cuentas”, escribió Burchett.

Burchett añadió: “El PCCh es un adversario, no juega limpio con nosotros y quiere debilitar nuestra posición en el Indo-Pacífico”.

Con información de Associated Press y Reuters.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS