Disparan gas lacrimógeno a manifestantes de Hong Kong que protestaban contra ley de “seguridad” china

Por Frank Fang
24 de Mayo de 2020
Actualizado: 24 de Mayo de 2020

El aire de Hong Kong se llenó de nuevo de gas lacrimógeno el 24 de mayo tras meses de relativa tranquilidad desde el inicio de la pandemia.

Los manifestantes de Hong Kong volvieron a las calles a pesar de la pandemia para expresar su oposición a la propuesta de Beijing de una ley de “seguridad nacional” que fue presentada en la Asamblea Popular Nacional de la RPC esta semana con el fin de pasar por alto al consejo legislativo de Hong Kong y aprobar la ley que protegerá al gobernante Partido Comunista Chino (PCCh) de las críticas de los habitantes de la ciudad semiautónoma.

Beijing anunció los detalles de la ley el viernes, que incluyen el escenario probable de que las agencias de seguridad de la RPC tengan jurisdicción sobre los asuntos de Hong Kong. La ley provocó la inmediata condena de los Estados Unidos, la Unión Europea, el Reino Unido, Australia, Canadá y Taiwán.

Cibernautas de las redes sociales de Hong Kong rápidamente pidieron una marcha en la isla de Hong Kong desde Causeway Bay hasta Wan Chai a partir de la 1 p.m. hora local del domingo.

Los manifestantes no obtuvieron la aprobación de la policía, dado que la norma de distanciamiento social de la ciudad, que impide las reuniones de más de ocho personas, sigue vigente hasta principios de junio para evitar la propagación del virus del PCCh, comúnmente conocido como el nuevo coronavirus.

Antes de que la marcha pudiera comenzar, se vio a un gran número de agentes de policía reunidos en Causeway Bay, incluyendo patrullas en la estación de metro local donde paraban a la gente para inspeccionarla.

La policía disparó el primer tiro de gas lacrimógeno alrededor de las 13.30 horas, hora local, fuera del centro comercial local Hysan Place en Causeway Bay, en un esfuerzo por dispersar a los manifestantes. El primer arresto se hizo unos 20 minutos después.

Un manifestante vestido de negro es esposado por la policía en Hennessy Road en Causeway Bay, Hong Kong, el 24 de mayo de 2020. (Oficina en Hong Kong de The Epoch Times)

La policía de Hong Kong ha arrestado a más de 7500 personas desde junio del año pasado, el inicio del actual movimiento anti-PCCh y prodemocracia que desencadenó el proyecto de ley de extradición, ahora totalmente desechado.

A las 2:30 p.m. hora local, el gobierno de Hong Kong emitió una declaración diciendo que los “alborotadores” habían arrojado artículos a los agentes de policía y bloqueado las carreteras con objetos diversos. Añadió que la policía estaba usando “la fuerza mínima necesaria, incluyendo gas lacrimógeno” para dispersar a los “alborotadores”.

La policía ha disparado desde entonces múltiples rondas de gas lacrimógeno y gas pimienta. Los periodistas que cubrían las protestas también fueron alcanzados. La sucursal de Hong Kong de The Epoch Times informó que los periodistas fueron rociados con gas pimienta por la policía en el paso elevado de Canal Road, un puente en Causeway Bay, alrededor de las 2:45 p.m. hora local.

Mientras tanto, se vieron vehículos blindados y cañones de agua de la policía dirigiéndose hacia Causeway Bay.

La policía acordona un área cerca del centro comercial Windsor House en Causeway Bay, Hong Kong, el 24 de mayo de 2020. (Oficina de Hong Kong de The Epoch Times)

La policía local ya se estaba preparando para un posible enfrentamiento con los manifestantes a primera hora del día, con un vehículo policial de cañones de agua estacionado frente a la Oficina de Enlace de Hong Kong por la mañana, informó la sucursal de Hong Kong de The Epoch Times.

Alrededor de las 3:20 p.m. hora local, un vehículo policial de agua disparó agua a los manifestantes y periodistas cerca del paso elevado de Canal Road.

Protestas en la mañana

Miembros de varios grupos, incluyendo los partidos prodemocracia de Hong Kong, la Liga de los Socialdemócratas, los Neo-Demócratas, el Partido Laborista, y la Alianza de Hong Kong en Apoyo a los Movimientos Democráticos Patrióticos en China, realizaron protestas fuera de la Oficina de Enlace de Hong Kong, la oficina de representación de Beijing en la ciudad, el domingo por la mañana.

Los grupos llevaban pancartas y carteles que expresaban su oposición a la ley de seguridad nacional del PCCh, que consideran que destruye las promesas hechas entre el gobierno británico y la RPC en virtud de la Declaración Conjunta Sino-Británica.

Los manifestantes repitieron las “cinco exigencias” de las manifestaciones anteriores, entre ellas la de un sufragio universal y una investigación independiente de los casos de violencia policial.

Miembros del partido prodemocracia Neo Demócratas celebran una protesta frente a la Oficina de Enlace de Hong Kong en Hong Kong, el 24 de mayo de 2020. (Oficina de Hong Kong de The Epoch Times)

Lee Cheuk-yan, el presidente de la alianza, dijo a los medios locales que Beijing estaba “cavando su propia tumba” al proponer la ley de seguridad nacional.

Leung Kwok-hung, exlegislador y uno de los fundadores de la Liga de Socialdemócratas, dijo que la ley privará a los hongkoneses de la libertad de expresión.

Recientemente, más de 200 parlamentarios y políticos de 23 países emitieron una declaración conjunta, diciendo que la ley de la RPC es una “flagrante violación de la Declaración Conjunta Sino-Británica”.

Beijing también está impulsando la ley del himno nacional

La protesta del domingo fue planeada originalmente en oposición a que el gobierno de Hong Kong siguiera adelante con la segunda lectura de una controvertida ley sobre el himno nacional, prevista para el 27 de mayo en el consejo legislativo de la ciudad (LegCo).

Si se aprueba, la ley estipula que cualquier persona en Hong Kong que sea encontrada culpable de acciones como “cantar el himno nacional [de la PRC] de manera distorsionada o irrespetuosa” podría enfrentarse a una multa de hasta 50,000 dólares de Hong Kong (USD 6,440) y tres años de prisión.

El impulso de una ley sobre el himno nacional de la RPC en Hong Kong fue ordenado por Beijing a finales de 2017, cuando el comité permanente de la “legislatura” de China que sirve como mera formalidad, la Asamblea Popular Nacional, adoptó la decisión de añadir la ley al Anexo III de la Ley Fundamental de Hong Kong.

Una vez que se añade una ley nacional china al Anexo III de la mini-constitución de Hong Kong, el gobierno de Hong Kong puede aprobarla a través de la legislación local de la Región Administrativa Especial (RAE), o bien el jefe ejecutivo de la ciudad puede pasar por alto a la legislatura emitiendo un aviso legal en la Gaceta del Gobierno, allanando el camino para que la ley se aplique literalmente.

Optando por aprobarla en la legislatura, el LegCo aprobó la primera lectura de la ley del himno nacional de China en enero de 2019, según la prensa estatal de China.

Luego, a principios de mayo de este año, la líder de Hong Kong, Carrie Lam, anunció que los legisladores locales deberían dar prioridad a la aprobación de la ley de himno, defendiendo la medida como una legislación “adecuada” durante una sesión informativa semanal.

La ley del himno nacional de la RPC ha sido criticada por varios activistas y grupos.

En marzo de 2019, la ONG británica Hong Kong Watch publicó un informe, diciendo que dicha ley sería “una terrible violación de la libertad de expresión”. Decía que la vaga definición de “insulto” de la ley “no se ajusta a los principios básicos del estado de derecho”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

El PCCh busca ser el ‘líder generoso’ frente a la pandemia de COVID-19 | Al descubierto

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer

TE RECOMENDAMOS