EE.UU. presenta proyecto de ley para sancionar a funcionarios chinos que violen la autonomía de Hong Kong

Por Eva Fu
21 de Mayo de 2020
Actualizado: 21 de Mayo de 2020

Dos senadores estadounidenses planean presentar un proyecto de ley bipartidista que sancionaría a los funcionarios chinos por socavar la autonomía de Hong Kong, horas después de que Beijing se moviera para imponer una ley de seguridad nacional en el territorio.

Titulada la Ley de Autonomía de Hong Kong, la legislación tiene como objetivo defender los derechos humanos en Hong Kong penalizando a los funcionarios cómplices de la intromisión del régimen chino en el territorio. También propone sanciones a los bancos que realizan “transacciones significativas” con entidades involucradas en dicho abuso.

El 21 de mayo por la noche, la legislatura de figuras decorativas del régimen chino, el Congreso Nacional del Pueblo (NPC), anunció que propondría una ley de seguridad nacional para “establecer un sistema legal y un mecanismo de aplicación para defender la seguridad nacional” en la antigua colonia británica de Hong Kong.

La medida pasaría por alto la legislatura de Hong Kong y probablemente pasaría sin obstáculos, ya que el NPC es una mera formalidad que aprueba las directivas promulgadas por el Partido Comunista Chino.

Los senadores Pat Toomey (R-Pa.) y Chris Van Hollen (D-Md.) presentaron el proyecto de ley de los EE.UU. ante la noticia de la propuesta de China.

“Al régimen comunista en Beijing no le gustaría nada más que extinguir la autonomía de Hong Kong y los derechos de su pueblo”, dijo Toomey en un comunicado de prensa el jueves.

“En muchos sentidos, Hong Kong es el canario en la mina de carbón para Asia. La creciente interferencia de Beijing podría tener un efecto escalofriante en otras naciones que luchan por la libertad a la sombra de China”, continuó.

La policía hace guardia frente a una tienda de moda de alta gama en Hong Kong el 21 de mayo de 2020. (Anthony Wallace/AFP a través de Getty Images)

El proyecto de ley estará dirigido a personas que hacen cumplir la nueva ley de seguridad nacional de China y a agentes de policía de Hong Kong que reprimen a los manifestantes de Hong Kong. Desde junio pasado, los habitantes de Hong Kong han organizado manifestaciones masivas contra la usurpación de Beijing en los asuntos locales, encendidas por un proyecto de ley de extradición descartado que habría permitido a China transferir personas desde Hong Kong para ser juzgadas en tribunales controlados por el Partido Comunista Chino.

Van Hollen elogió el coraje de los manifestantes de Hong Kong que persistieron “[A] pesar de la brutal represión de China”. Dijo que “no hay tiempo que perder” para que Estados Unidos aborde el tema mientras el régimen chino continúa “despojando a Hong Kong de su autonomía”.

El presidente Donald Trump advirtió que reaccionará fuertemente si Beijing decide seguir adelante con la imposición de la ley de seguridad nacional.

“Si sucede, abordaremos el tema con mucha fuerza”, dijo el jueves a periodistas en la Casa Blanca, sin dar más detalles.

Mientras tanto, la portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus, instó el jueves a Beijing a “honrar sus compromisos y obligaciones en la Declaración Conjunta Sino-Británica”, que garantiza a Hong Kong un alto grado de libertad política tras su transferencia al gobierno de Beijing en 1997.

Entrometerse en las libertades fundamentales de Hong Kong generará una reacción violenta y afectará el estado internacional de Hong Kong, advirtió.

“Cualquier esfuerzo para imponer una legislación de seguridad nacional que no refleje la voluntad del pueblo de Hong Kong sería altamente desestabilizador y recibiría una fuerte condena de Estados Unidos y la comunidad internacional”, dijo Ortagus a The Epoch Times en un correo electrónico.

El Departamento de Estado ha dicho que retrasó la emisión de un informe anual sobre la autonomía de Hong Kong, para dar cuenta de cualquier otra acción de Beijing.

La Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong, promulgada el año pasado, ordena que el Departamento de Estado determine si el territorio ha conservado suficiente autonomía política para preservar sus privilegios comerciales especiales con los Estados Unidos.

Los manifestantes a favor de la democracia sostienen una bandera y cantan consignas durante una protesta que pide la independencia de la ciudad en un centro comercial en Hong Kong el 16 de mayo de 2020. (Isaac Lawrence/AFP a través de Getty Images)

Pretexto para la represión

Dan Garrett, un experto de Hong Kong que escribió el libro “Counter-hegemonic Resistance in China’s Hong Kong: Visualizing Protest in the City”, dijo que prevé consecuencias “nefastas” para los habitantes de Hong Kong disidentes y críticos del régimen una vez que se aplique la ley china.

“La medida constituye el fin del sistema de Hong Kong y la introducción formal del sistema comunista en la ciudad”, y “solo el primer paso” para poner a la ciudad bajo su dominio, dijo en una entrevista por correo electrónico.

Como mínimo, dijo, el régimen chino “cerrará las ‘lagunas’ percibidas por el Partido” en el sistema legal de Hong Kong para sofocar las protestas y castigar a quienes ofendan su autoridad.

“Podemos esperar ver personas transferidas a la custodia comunista y prohibidas de entrar a Hong Kong”, dijo. Las protestas pacíficas y la intensificación de la resistencia a las medidas de Beijing solo se convertirán en “pretexto para una mayor violencia política y represión de Hong Kong”, señaló.

“[El] PCCh (Partido Comunista Chino) (…) ha encendido la mecha en un barril de pólvora aún más grande que el año pasado”, dijo, señalando una lista de los próximos aniversarios, como la conmemoración de la Masacre de la Plaza Tiananmen, probablemente renueve las protestas en Hong Kong.

Cathy He contribuyó al informe.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Video relacionado

Trump cortará los fondos a la OMS si el organismo no muestra independencia de China | China en Foco

TE RECOMENDAMOS