EE. UU. restringe duración de visas para periodistas chinos

Por Débora Alatriste
09 de Mayo de 2020
Actualizado: 09 de Mayo de 2020

Este viernes Estados Unidos emitió una nueva regla que restringe la duración de los visados de periodistas chinos.

Desde marzo funcionarios de la administración Trump habían anunciado que EE. UU. pondría límite a la duración de la estancia en las visas I, el tipo de visado para los representantes de los medios de comunicación extranjeros, expedidos a ciudadanos chinos.

El 8 de mayo el Departamento de Seguridad Nacional emitió una regulación que limitará el período de tiempo de este tipo de visas, que suele estar limitado a 90 días. Sin embargo, existe la opción de prórroga, de acuerdo con Reuters.

La medida entrará en vigor el lunes y no aplica a reporteros con pasaporte de Hong Kong o Macao, señaló el mismo medio.

Un alto funcionario del departamento dijo a Reuters que la regulación permitiría revisar las solicitudes de visas de reporteros chinos con mayor frecuencia y posiblemente reducir la cantidad de reporteros chinos en Estados Unidos.

“Va a crear mayores protecciones de seguridad nacional”, dijo.

Estados Unidos empezó a tomar medidas en cuanto a los medios estatales chinos wel 18 de febrero. En una conferencia de prensa el Departamento de Estado informó que designaría a los medios de comunicación estatales del régimen chino como misiones extranjeras oficiales, lo cual significa que el personal es tratado como empleados de gobiernos extranjeros, en lugar de periodistas.

Los medios chinos bajo tal designación son la Agencia de Noticias Xinhua, China Global Television Network (CGTN) bajo la Televisión Central China, China Radio International, China Daily Distribution Corp, y Hai Tian Development USA, que distribuye el People’s Daily (El Diario del Pueblo).

Un funcionario anónimo del Departamento de Estado explicó en ese momento que “cada una de estas entidades cumple con la definición de misión extranjera bajo nuestra Ley de Misiones Extranjeras, lo que significa que son sustancialmente propiedad o efectivamente controladas por un gobierno extranjero”.

El funcionario añadió “creemos que es totalmente apropiado que básicamente llamemos a estas entidades lo que son, que son órganos del aparato de propaganda del estado unipartidario chino”.

La medida provocó la reacción de Beijing. El 19 de febrero revocó las credenciales de prensa de tres reporteros del Wall Street Journal (WSJ) en represalia por la publicación del 3 de febrero titulada “China es el verdadero enfermo de Asia” que cubría el nuevo coronavirus y que de acuerdo con el Ministerio de Relaciones Exteriores chino tenía un “título racialmente discriminatorio” y desacreditaba al régimen chino.

El mismo día, Estados Unidos respondió condenando la acción. El secretario de Estado Mike Pompeo en un comunicado dijo que “los países maduros y responsables entienden que una prensa libre informa de hechos y expresa opiniones”.

El 2 de marzo Estados Unidos anunció una segunda medida. La administración de Trump redujo el número de personal chino en varios de los principales medios de comunicación estatales chinos en el país.

El número de empleados pasaría de 160 a 100 en cuatro de los cinco medios estatales designados como “misiones extranjeras”.

Esta vez Beijing reaccionó expulsando a periodistas estadounidenses radicados en China que trabajan para The New York Times, The Wall Street Journal y The Washington Post, incluyendo a aquellos que trabajaban en Hong Kong y Macao.

El Club de Corresponsales Extranjeros de China (FCCC, por sus siglas en inglés) dijo en un informe que el régimen chino ha “convertido en un arma” los visados como parte de una campaña intensiva para suprimir los reportajes independientes sobre temas considerados sensibles por Beijing.

“A medida que China alcanza nuevas alturas de influencia económica, ha mostrado una creciente voluntad de utilizar su considerable poder estatal para suprimir los reportajes de hechos que no encajan con la imagen global que pretende presentar”, decía el informe.

Con información de EFE.

Cathy He y Joshua Philipp de The Epoch Times contribuyeron a este informe.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Video relacionado

China enfrenta las críticas por su desinformación sobre el virus y EE.UU.

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS