EE.UU. revoca el estatus comercial especial de Hong Kong y detiene las exportaciones de defensa

Por Mimi Nguyen Ly
30 de Junio de 2020
Actualizado: 30 de Junio de 2020

La administración de Trump anunció el lunes que va a revocar el estatus comercial especial de Hong Kong y detener sus exportaciones de equipos de defensa a Hong Kong, con el fin de proteger la seguridad nacional de EE.UU. en medio de la aprobación de la ley de seguridad nacional de Beijing para Hong Kong.

“Con la imposición por el Partido Comunista Chino de nuevas medidas de seguridad en Hong Kong, el riesgo de que la tecnología sensible de EE.UU. se desvíe al Ejército Popular de Liberación o al Ministerio de Seguridad del Estado ha aumentado, todo ello mientras se socava la autonomía del territorio. Esos son riesgos que EE.UU. se niega a aceptar y han dado lugar a la revocación del estatuto especial de Hong Kong”, dijo el secretario de Comercio Wilbur Ross en una declaración.

“Los reglamentos del Departamento de Comercio que otorgan un trato preferencial a Hong Kong sobre China, incluyendo la disponibilidad de excepciones de licencias de exportación, están suspendidos. También se están evaluando otras medidas para eliminar el trato diferencial”.

“Instamos a Beijing a invertir inmediatamente el curso y cumplir las promesas que ha hecho a la gente de Hong Kong y del mundo”, añadió.

Estados Unidos trató anteriormente a Hong Kong como una entidad separada de China continental en las áreas de comercio, inversión e inmigración. Esto ha significado que los actuales aranceles estadounidenses sobre bienes chinos por valor de miles de millones de dólares no se han aplicado a Hong Kong.

El presidente Donald Trump había advertido de la decisión de revocar el estatuto especial de Hong Kong a finales de mayo, cuando el Partido Comunista Chino (PCCh) se disponía a redactar su denominada ley de seguridad nacional. En ese momento, Trump también dijo que las advertencias de viaje de EE.UU. se actualizarían “para reflejar el creciente peligro de vigilancia y castigo por parte del aparato de seguridad del Estado chino” tras la aprobación de la ley de seguridad nacional.

La administración también “tomará las medidas necesarias” para sancionar a los funcionarios chinos y de Hong Kong “involucrados directa o indirectamente en la erosión de la autonomía de Hong Kong”, dijo Trump en ese momento.

Cese de las exportaciones de defensa

El secretario de Estado Mike Pompeo anunció en un comunicado el lunes que además de detener las exportaciones de equipos de defensa de origen estadounidense a Hong Kong, la administración también tomará medidas para imponer restricciones similares a Hong Kong como lo hace para China en la defensa de EE.UU. y las tecnologías de doble uso.

“La decisión del Partido Comunista Chino de arrancar las libertades de Hong Kong ha obligado a la administración Trump a reevaluar sus políticas hacia el territorio”, dijo Pompeo. “A medida que Beijing avanza en la aprobación de la ley de seguridad nacional, Estados Unidos pondrá fin a las exportaciones de equipos de defensa de origen estadounidense y tomará medidas para imponer las mismas restricciones a las tecnologías de defensa y de doble uso de EE.UU. a Hong Kong como lo hace con China”.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, celebra una conferencia de prensa conjunta sobre la Corte Penal Internacional en el Departamento de Estado en Washington el 11 de junio de 2020. (Yuri Gripas / POOL / AFP a través de Getty Images)

“Estados Unidos se ve obligado a tomar esta medida para proteger la seguridad nacional de EE.UU.”, continuó. “Ya no podemos distinguir entre la exportación de artículos controlados a Hong Kong o a China continental. No podemos arriesgarnos a que estos artículos caigan en manos del Ejército Popular de Liberación, cuyo propósito principal es mantener la dictadura del PCCh por cualquier medio necesario”.

Pompeo dijo que la decisión de la administración busca “apuntar al régimen, no al pueblo chino”.

“No nos complace tomar esta acción, que es una consecuencia directa de la decisión de Beijing de violar sus propios compromisos bajo la Declaración Conjunta Sino-Británica registrada en la ONU … dado que Beijing trata ahora a Hong Kong como ‘Un país, un sistema’, así debemos hacerlo nosotros”, dijo Pompeo.

La Ley de Seguridad Nacional del PCCh

Beijing comenzó formalmente el proceso de redacción de una ley de seguridad nacional para Hong Kong el 28 de mayo, después de que la Asamblea Nacional Popular (ANP) llevó a cabo una votación ceremonial.

La ley tipificaría como delito a quienes se dedican a actividades relacionadas con “la subversión, la secesión, el terrorismo y cualquier actividad de interferencia de países extranjeros e influencias externas” que el PCCh considere un desafío a su gobierno unipartidista.

La ANP es la legislatura ceremonial títere que aprueba las directivas del PCCh. La ley del gobierno central pasará ahora a la jefa ejecutiva pro-Beijing de Hong Kong, Carrie Lam, que tendrá que emitir un aviso legal en la Gaceta del Gobierno para que la ley entre en vigor.

El 30 de junio Lam se negó a comentar el estado de la ley de seguridad nacional de su ciudad, a pesar de que los medios de comunicación locales informaron de que la ley había sido aprobada en Beijing.

La jefa ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, habla durante su conferencia de prensa semanal en la sede del gobierno de Hong Kong el 30 de junio de 2020. (Anthony Wallace/AFP vía Getty Images)

Los críticos dicen que tal ley amenazaría aún más la autonomía de Hong Kong y permitiría que el PCCh apuntara a las voces disidentes bajo el pretexto de salvaguardar la “seguridad nacional” del PCCh.

Hong Kong fue devuelta del dominio colonial británico a la soberanía china en 1997 con la garantía expresa, en virtud de la Declaración Conjunta Sino-Británica, de que el alto grado de autonomía y las libertades esenciales de la ciudad se mantendrían bajo el principio de “un país, dos sistemas” hasta 2047.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores del PCCh, Zhao Lijian, dijo el 29 de junio que el régimen impondrá restricciones de visado a las personas estadounidenses que hayan actuado con malicia en cuestiones relacionadas con Hong Kong, según la agencia estatal china Xinhua.

En una declaración a finales del 29 de junio, Pompeo respondió: “Las amenazas del Partido Comunista Chino de restringir los visados a los ciudadanos estadounidenses es el último ejemplo de la negativa de Beijing a aceptar la responsabilidad de romper su compromiso con el pueblo de Hong Kong. No se nos disuadirá de tomar medidas para responder”.

Eva Fu y Frank Fang contribuyeron a este informe.

Siga a Mimi en Twitter: @MimiNguyenLy


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

[Informe Especial] Manipulando a Estados Unidos: La estrategia del comunismo chino | The Epoch Times

TE RECOMENDAMOS