EE.UU. revoca más de 1000 visados de ciudadanos chinos por vínculos con el ejército

Por Mimi Nguyen Ly
10 de Septiembre de 2020
Actualizado: 10 de Septiembre de 2020

Estados Unidos ha revocado más de 1000 visados de ciudadanos chinos por tener vínculos con el ejército, dijo el miércoles un portavoz del Departamento de Estado.

“Seguimos dando la bienvenida a los estudiantes y académicos legítimos de China que no promueven los objetivos del Partido Comunista Chino de dominación militar”, dijo un portavoz del Departamento a The Epoch Times en una declaración.

“A fecha del 8 de septiembre de 2020, el Departamento ha revocado más de 1000 visas de nacionales de la RPC [República Popular China] que resultaron afectados por la Proclamación Presidencial 10043 y que por tanto no reúnen los requisitos para obtener una visa. No hablamos sobre los casos individuales que están sujetos a estas restricciones. Los registros de visas son confidenciales bajo la ley de los Estados Unidos”, agregó el portavoz.

El Departamento de Estado comenzó a aplicar desde el 1 de junio una proclamación emitida a finales de mayo por el presidente Donald Trump. La proclama fue para limitar la capacidad que tiene Beijing para aprovecharse de los estudiantes graduados e investigadores chinos y robar tecnologías, propiedad intelectual e información de Estados Unidos para desarrollar capacidades militares avanzadas.

El presidente Trump dijo el 29 de mayo antes de la proclamación: “Durante años, el gobierno de China ha llevado a cabo un espionaje ilícito para robar nuestros secretos industriales, que son muchos”.

“Hoy emitiré una proclama para asegurar mejor la investigación universitaria vital de nuestra nación y suspender la entrada de ciertos extranjeros de China que hemos identificado como posibles riesgos para la seguridad”.

En particular, la proclama ordena al Departamento de Estado que considere la posibilidad de revocar los visados para los nacionales chinos “con un visado F o J para estudiar o realizar investigaciones en los Estados Unidos”.

El presidente Donald Trump camina hacia la Rosaleda para hacer una declaración sobre las relaciones entre EE.UU. y China en la Casa Blanca, el 29 de mayo de 2020. (Win McNamee/Getty Images)

Trump declaró en la proclamación que la entrada de esos nacionales “sería perjudicial para los intereses de los Estados Unidos”. El presidente también dijo que Beijing está “involucrado en una campaña de gran alcance y con muchos recursos para adquirir tecnologías sensibles de Estados Unidos y propiedad intelectual”, lo que representa una amenaza para la economía y la seguridad nacional de Estados Unidos.

“Las autoridades de la RPC utilizan a algunos estudiantes chinos, en su mayoría estudiantes de posgrado e investigadores de posgrado, para operar como coleccionistas poco convencionales de propiedad intelectual. Así pues, los estudiantes o investigadores de la RPC que estudian o investigan más allá del nivel de licenciatura, y que están o han estado asociados con el EPL [Ejército Popular de Liberación], corren un alto riesgo de ser explotados o captados por las autoridades de la RPC, lo que constituye un motivo especial de preocupación”, escribió Trump.

El secretario en funciones del Departamento de Seguridad Nacional, Chad Wolf, dijo el miércoles en un comunicado: “China ha aprovechado todos los aspectos de su país, incluyendo su economía, su ejército y su poder diplomático, demostrando un rechazo a la democracia liberal occidental y renovando continuamente su compromiso de rehacer el orden mundial a su propia imagen y semejanza autoritaria”.

Entre otras acciones que se mencionan para proteger la seguridad nacional de Estados Unidos, Wolf dijo que Estados Unidos está “bloqueando los visados de ciertos estudiantes graduados e investigadores chinos con vínculos a la estrategia de fusión militar de China para evitar que roben y se apropien de investigaciones sensibles”.

“Pequeño subconjunto” de estudiantes chinos

El portavoz del Departamento de Estado señaló que las personas cuyos visados han sido revocados debido a la proclamación representan un “pequeño subconjunto” del número total de estudiantes e investigadores chinos que llegan a los Estados Unidos.

Hay aproximadamente 370,000 ciudadanos chinos estudiando en los Estados Unidos, según las estadísticas compiladas por el Institute of International Education, una organización sin fines de lucro, y el Departamento de Estado de los Estados Unidos.

El secretario de Estado de EE.UU. Mike Pompeo anticipó el mes pasado que Trump estaba evaluando tomar medidas en las próximas semanas para prevenir el robo de propiedad intelectual por parte de ciudadanos y estudiantes chinos.

Pompeo dijo que, si bien reconoce que no todos los estudiantes chinos en Estados Unidos están espiando para el Partido Comunista Chino (PCCh), la administración Trump está “tomando esta amenaza del Partido Comunista Chino seriamente”.

Añadió que la administración es muy consciente de la presión a la que están sometidos los estudiantes chinos, al estar bajo la vigilancia del PCCh mientras están en suelo estadounidense.

En agosto, el Departamento de Estado escribió una carta alentando a las universidades estadounidenses a revisar sus relaciones con los Institutos Confucio apoyados por China, y a protegerse contra el robo de investigaciones estadounidenses realizado por el régimen chino.

En una carta dirigida a la junta directiva de las universidades y centros de enseñanza superior de los Estados Unidos, Keith Krach, subsecretario de Crecimiento Económico, Energía y Medio Ambiente, escribió que el régimen chino “trata de explotar el espíritu abierto de los Estados Unidos mediante la puesta en marcha de una campaña bien financiada por todo el gobierno para reclutar expertos extranjeros a través de sus más de 200 planes de reclutamiento de talentos, lo cual incluye agilizar sus propios planes de fusión civil-militar“.

“Hasta el año 2017, China había reclutado, según se informa, a 7000 investigadores que se dedican o que tienen acceso a la investigación y la tecnología de vanguardia. Para el PCCh [Partido Comunista Chino], la colaboración científica internacional no se trata de hacer avanzar la ciencia, sino de hacer avanzar los intereses de seguridad nacional de la RPC”, escribió.

La carta fue enviada pocos días después de que el departamento designara al Centro del Instituto Confucio de los Estados Unidos (CIUS) como una misión diplomática china, una medida que restringe sus operaciones en los Estados Unidos.

El Departamento de Justicia (DOJ) inició una serie de procesos judiciales el año pasado contra investigadores chinos y estadounidenses que supuestamente ocultaron sus vínculos con China, como parte de la China Initiative (Iniciativa China), una campaña a gran escala contra el CIUS lanzada en noviembre de 2018 por el entonces fiscal general Jeff Sessions.

Aproximadamente el 80 por ciento de todos los procesos por espionaje económico iniciados por el Departamento de Justicia alegan una conducta delictiva destinada a beneficiar al PCCh. China está involucrada de alguna manera en cerca del 60 por ciento de todos los casos de robo de secretos comerciales, según el DOJ.

El director del FBI Christopher Wray dijo que el buró abre cada 10 horas una nueva investigación de contrainteligencia relacionada con China. El FBI tiene más de 2000 investigaciones activas relacionadas con China como parte de la China Initiative.

Cathy He e Ivan Pentchoukov contribuyeron a la elaboración de este artículo.

Siga a Mimi en Twitter: @MimiNguyenLy

Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

La policía de Hong Kong acorrala y detiene una niña de 12 años | China al Descubierto

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS