EEUU insta a universidades a “actuar rápidamente” para enfrentar la influencia china en los campus

Por Cathy He
19 de Agosto de 2020
Actualizado: 19 de Agosto de 2020

El Departamento de Estado de EE. UU. redactó una carta en la que insta a las universidades a revisar sus relaciones con los Institutos Confucio respaldados por China y a “actuar rápidamente” para protegerse contra el robo de investigación estadounidense por parte del régimen chino.

La petición se hizo días después de que el departamento designara al Centro de EE. UU. del Instituto Confucio (CIUS) como misión diplomática china, una medida que restringe sus operaciones dentro de Estados Unidos. El CIUS es una organización con sede en Washinton que promueve y apoya a los Institutos y Aulas Confucio en universidades y escuelas de todo el país. Los programas, financiados por el Partido Comunista Chino (PCCh), han atraído un mayor escrutinio debido a las preocupaciones de que difunden propaganda y restringen la libertad de expresión en las aulas de Estados Unidos.

Actualmente hay 75 Institutos Confucio dentro de las universidades de Estados Unidos, de acuerdo con la Asociación Nacional de Académicos, un grupo de defensa de la educación.

“Mientras aparentemente intentan enseñar a los estadounidenses el idioma y la cultura china, también ejercen una influencia maliciosa sobre los campus de Estados Unidos y difunden propaganda del PCCh”, escribió Keith Krach, subsecretario de crecimiento económico, energía y medio ambiente, en una carta del 18 de agosto dirigida a la junta directiva de universidades e institutos superiores de Estados Unidos.

Krach dijo que cada vez hay más pruebas de que los institutos hacen avanzar la influencia del régimen sobre los campus universitarios al “proporcionar a las instituciones incentivos económicos para que se abstengan de criticar las políticas de la RPC [República Popular China]; presionar al profesorado para que se autocensure; vigilar la lealtad al partido de los estudiantes en el extranjero; y socavar la libertad de expresión interrumpiendo los eventos del campus que se consideran controvertidos para el PCCh”.

Pidió a las juntas universitarias “examinar cuidadosamente” las actividades de los Institutos Confucio en sus campus para asegurar que la libertad académica no se vea socavada.

El funcionario también instó a las universidades a protegerse de los intentos del PCCh de robar propiedad intelectual estadounidense a través de sus planes de reclutamiento respaldados por el Estado. El régimen tiene más de 200 de estos programas, dijo Krach, que tienen como objetivo atraer a expertos extranjeros para trabajar en China, facilitando la transferencia de investigación y conocimiento estadounidenses al país.

“Para el PCCh, la colaboración científica internacional no se trata de progresar en la ciencia, sino de progresar en los intereses de seguridad nacional de la RPC”, escribió.

Krach dijo que las universidades deberían de tomar más medidas para investigar a los académicos por conflictos de interés económicos y si reciben financiamiento de China.

Esto sucede cuando el Departamento de Justicia ha iniciado una serie de acusaciones durante el último año apuntando a investigadores chinos y estadounidenses que presuntamente ocultaron sus vínculos con China, siendo el caso más destacado el del expresidente del departamento de química y biología química de la Universidad de Harvard Charles Lieber. Los fiscales dijeron que mintió sobre su participación en el Programa de los Mil Talentos del régimen chino y recibió 2.25 millones de dólares de financiación china durante tres años.

En julio, Simon Saw-Teong Ang un profesor veterano de Arkansas fue acusado de 42 cargos de fraude electrónico relacionados con no haber revelado sus vínculos con el Programa de los Mil Talentos, mientras recibía financiación de la NASA.

La administración de Trump también prohibió en mayo las visas a los estudiantes nivel de posgrado o superior afiliados a instituciones que apoyan al Ejército Popular de Liberación, en un intento de impedir que las investigación de EE. UU. se utilicen para el avance de las fuerzas armadas del régimen.

Un informe reciente del Instituto Hoover de la Universidad de Standford encontró que la comunidad académica de Estados Unidos ha colaborado ampliamente con los investigadores chinos afiliados al Ejército Popular de Liberación, lo cual ha contribuido potencialmente al programa de investigación de defensa y desarrollo de armas del régimen.

Siga a Cathy en Twitter: @CathyHe_ET


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Arrestan a exoficial de la CIA por vender información ultrasecreta a China

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS