EE.UU. y Corea del Norte deben abordar un régimen de paz durante las negociaciones, dice funcionario

Por Bowen Xiao
06 de Noviembre de 2019 Actualizado: 06 de Noviembre de 2019

WASHINGTON—Construir un régimen de paz exitoso en la península coreana, un concepto complicado y amorfo, tiene que ser abordado directamente durante las negociaciones en curso entre Estados Unidos y Corea del Norte, dijo un alto funcionario del Departamento de Estado en un foro el 5 de noviembre.

Alex Wong, un funcionario que se desempeña como Subsecretario Adjunto y Representante Especial Adjunto para Corea del Norte, dijo que el concepto abarca una multitud de cuestiones que Estados Unidos debe negociar en conversaciones con la República Popular Democrática de Corea. Sus comentarios se hicieron ante un foro con destacados expertos de Estados Unidos y Corea del Sur en la sede del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, un centro de estudios sin fines de lucro.

“Pero si bien es desalentador, el concepto de un régimen de paz es poderoso, porque también es, en el fondo, una aspiración. Representa la idea de que un estado de guerra —el estado de guerra que ha estado reinando durante 70 años en la península— no debe y no puede ser permanente”, dijo Wong en sus comentarios.

“Podemos tener un futuro más estable, más próspero y más pacífico para todos los habitantes de la península y de la región del Indo-Pacífico, si podemos hacer el trabajo que necesitamos hacer en nuestras negociaciones”, continuó.

Wong dijo que la construcción de un “régimen de paz estable” fue un pilar clave de la declaración conjunta de la cumbre de Singapur que el presidente Donald Trump firmó con el presidente Kim en junio del año pasado. Dijo que era parte integral de la visión del presidente de “un futuro brillante para la República Popular Democrática de Corea”.

El concepto de régimen de paz crearía un cambio estratégico en toda la península coreana que favorecería los intereses de todos los interesados, dijo Wong.

“[Sería] aún más claro de lo que es hoy el hecho de los programas de armas de destrucción masiva de la RPDC; en lugar de ser una fuente de seguridad para la RPDC, son un factor clave de la inseguridad de la RPDC”, añadió.

El mes pasado, las negociaciones entre funcionarios estadounidenses y norcoreanos en Estocolmo, Suecia, se rompieron, y los dos países se fueron sin ningún progreso o acuerdo. Fue la primera ronda de conversaciones entre ambos países en más de siete meses.

El principal negociador nuclear norcoreano afirmó que las discusiones fracasaron “enteramente porque Estados Unidos no ha descartado su vieja postura y actitud” y llegó a la mesa de negociaciones con una “mano vacía”. Pero la portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus, cuestionó los comentarios de Corea del Norte, diciendo que “no reflejan el contenido ni el espíritu de la discusión de hoy de ocho horas y media”. Ortagus dijo que las “ideas creativas” y un “número de nuevas iniciativas” fueron traídas a la mesa por funcionarios estadounidenses.

KCNA, la agencia estatal de noticias de Corea del Norte, dijo la semana pasada que habían llevado a cabo pruebas exitosas de sus lanzacohetes múltiples supergrandes, lo que provocó protestas de sus vecinos Japón y Corea del Sur.

Esa prueba fue la primera desde que se rompieron las conversaciones en Suecia. Pyongyang también ha hablado repetidamente de un plazo de fin de año que Kim Jong Un estableció para las conversaciones de desnuclearización con Washington.

Wong, en sus comentarios, también mencionó cómo el gobierno presta atención a lo que los centros de estudios y académicos están diciendo en relación a la península coreana.

“Necesitamos ese mercado. Es vital para el éxito de nuestras negociaciones”, dijo Wong. “Y no tengo ninguna duda de que las palabras, los pensamientos y las ideas que se expresan aquí, por los estudiosos con los que estamos trabajando, también se escuchan y se leen en Pyongyang”.

Siga a Bowen en Twitter: @BowenXiao3

A continuación

¿Por qué el comunismo no es tan odiado como el fascismo?

TE RECOMENDAMOS