El 10% de migrantes que entran por el Tapón del Darién no sobreviven: Corresponsal de guerra

Por Isabel van Brugen
08 de Junio de 2021
Actualizado: 08 de Junio de 2021

Aproximadamente el 10 por ciento de los migrantes que emprenden la caminata de 7 a 10 días por la inhóspita selva del Darién, que se extiende desde Colombia hacia Panamá no sobreviven, según el corresponsal de guerra Michael Yon.

Yon, periodista de investigación y corresponsal de guerra que ha pasado tres meses entrevistando a personas que realizaron la peligrosa travesía por la región conocida como Tapón del Darién, afirma que el viaje está lleno de peligros, como ser asaltado, quedar atrapado en inundaciones repentinas, aguas fangosas, caer por acantilados y contraer la fiebre amarilla o el cólera.

Aparte de los peligros naturales, Yon afirma que, según sus informes, muchas mujeres, sobre todo haitianas y cubanas, son violadas y asesinadas mientras hacen el viaje a través del denso tramo de la selva con la intención de llegar al norte.

El Tapón del Darién se ha convertido en una de las rutas más importantes para el tráfico ilegal de migrantes —principalmente africanos, cubanos y haitianos— quienes intentan llegar a Estados Unidos pasando por Centroamérica.

“Es muy peligroso allí. Yo diría que, basándome en las numerosas entrevistas realizadas en los últimos tres o tres meses y medio, en realidad alrededor del 10 por ciento muere”, dijo Yon al programa “The Nation Speaks” de NTD.

“Yo he oído a otras personas decir que solo el uno por ciento o lo que sea, ellos se equivocan completamente”, continuó. “Esto depende de la ruta que tomen y ellos toman la ruta difícil”.

Basándose en las entrevistas que realizó en los últimos tres meses, Yon calcula que al menos una de cada 10 personas que entran no logran salir y la mayoría de los que sobreviven salen con algún tipo de lesión, enfermedad, y sin comer durante aproximadamente una semana, el tiempo que se tardan en completar la caminata.

“Esta es una de las selvas más salvajes del mundo”, explicó. “Esta es particularmente mala (…) por muchas razones. Una razón son las montañas, otra es que llueve mucho. La fiebre amarilla es endémica y hay inundaciones repentinas que matan a mucha gente. No me refiero a que sucedan de vez en cuando”.

La semana pasada, 10 de un grupo de 20 personas de Senegal murieron en el Tapón de Darién. Al menos uno murió en una inundación repentina y uno se cayó por un acantilado, dijo a continuación, indicando que no está seguro de cómo murieron las otras ocho personas.

“Lo que sí sabemos por las muchas, muchas entrevistas, es que las personas que encontramos que salen, si les preguntamos, ‘¿ha visto a alguien morir o a alguna persona muerta? Casi todos ellos dirán que vieron a alguien morir o a alguien muerto”, añadió.

El número de cruces ilegales en la frontera sur se disparó desde que el presidente Joe Biden asumió el cargo el 20 de enero. En el mes de abril, los agentes de la Patrulla Fronteriza se encontraron con más de 178,000 inmigrantes ilegales, según las últimas estadísticas. Esta cifra es superior a los poco más de 173,000 individuos que se encontraron en marzo.

Los legisladores republicanos argumentaron durante mucho tiempo que la creciente crisis es el resultado de la medida de Biden para anular varias políticas de inmigración de la era Trump, que ayudaron a frenar el flujo de cruces fronterizos ilegales. Esto incluye la piedra angular de su predecesor, el Protocolo de Protección de Migrantes (MPP), que puso fin efectivamente a la problemática política de “captura y liberación”, frenando significativamente el aumento de inmigrantes ilegales que se vio en la frontera sur en 2019. El MPP, que se encontraba en pausa, terminó oficialmente el 1 de junio.

En un retorno a las políticas de la era Obama que facilitan la “captura y liberación”, la administración de Biden está volviendo a liberar a los menores no acompañados en el país. Los legisladores argumentan que el acto de Biden se interpreta como una señal para que los posibles migrantes viajen a Estados Unidos.

El gobierno de Biden, de su parte, ha tratado de culpar al gobierno del expresidente Donald Trump. El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, dijo previamente que la administración de Trump había “desmantelado la forma ordenada, humana y eficiente de permitir que los niños hagan sus reclamos bajo la ley de Estados Unidos en su propio país”.

Trump acusó a Biden de “destruir” a Estados Unidos con las “fallidas políticas fronterizas” de su administración.

“Si él no hubiera hecho nada, tendríamos ahora mismo la frontera más fuerte de la historia”, dijo Trump en una entrevista con Dick Morris de Newsmax, en mayo. “Todo lo que tenía que hacer era no hacer nada”.

Con información de Janita Kan y Reuters.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS