El artículo de la CBC sobre The Epoch Times recibe una tormenta de críticas

Cientos de comentarios de los lectores fueron eliminados del artículo de la CBC; la jefa editorial del Epoch Times dice que la CBC aún no se ha disculpado ni retractado

Por XINYU CHEN
07 de Mayo de 2020 12:33 PM Actualizado: 07 de Mayo de 2020 12:33 PM

Un artículo de la CBC, que utilizó citas de dos personas para caracterizar como “racista y provocadora” a una edición especial de The Epoch Times sobre el encubrimiento del régimen comunista chino del brote de coronavirus, ha recibido fuertes críticas de los especialistas en medios de comunicación y de los lectores de CBC News.

Además, The Epoch Times encontró que al menos 400 comentarios sobre la historia habían sido removidos del sitio web de la CBC hasta el 3 de mayo. La gran mayoría de los comentarios eliminados, algunos de los cuales fueron guardados por The Epoch Times antes de que fueran borrados, criticaban la cobertura de la CBC, aunque no parecían violar las pautas comunitarias.

En una respuesta por correo electrónico, la CBC le dijo a The Epoch Times que mantiene un registro de todos los comentarios borrados, pero se rehusó a decir cuántos comentarios fueron borrados de este artículo en particular. La cadena tampoco quiso responder por qué se eliminaron algunos de los comentarios borrados que The Epoch Times les envió y que no parecían violar ninguna de las pautas.

Reacción negativa a la CBC

Aun así, entre los comentarios que permanecían en el artículo hasta el 3 de mayo, de los 400 comentarios con más me gusta, a excepción de uno, todos criticaban la cobertura de la CBC. Un puñado de ellos criticaron tanto a la CBC como a The Epoch Times.

Edificio de la Canadian Broadcasting Corporation (CBC) en el centro de Toronto. Imagen de archivo de junio de 2006. (GEOFF ROBINS/AFP a través de Getty Images)

Cindy Gu, jefa editorial de las ediciones canadienses de The Epoch Times, dice que si bien el artículo de la CBC tenía un titular que afirmaba reflejar la opinión de los canadienses solo en base a los comentarios de dos personas —de uno de los cuales no menciona el nombre—la “enorme mayoría” de las respuestas a la cobertura de la CBC por parte de sus propios lectores y de los lectores de otras plataformas fue negativa.

“La CBC afirmó en su titular que los canadienses estaban indignados por nuestro artículo”, comentó Gu. “La respuesta de muchos lectores y críticos de la CBC en Canadá muestra que esto es falso. ¿Acaso la CBC no pudo encontrar ninguna de las voces que apreciaban nuestra cobertura, o simplemente no estaban interesados en escucharla?”

Añade que a pesar de la petición de Epoch Times, la CBC no se ha retractado hasta ahora de su artículo ni ha emitido una disculpa.

A continuación, se presentan extractos de los cinco comentarios con más “me gusta” del artículo, con el número de “me gusta” indicado entre paréntesis:

“La crítica al gobierno [chino] (…) no puede ser racista”. (217 Me gusta)

“Muy decepcionado de ver una historia tan inclinada a favor del PCCh [Partido Comunista de China]. El PCCh no es China y no es el pueblo chino”. (167 Me gusta)

“No entiendo por qué los medios de comunicación son tan protectores del partido comunista chino que no respeta los derechos humanos en todo el mundo.” (150 Me gusta)

“[The Epoch Times] es una publicación anticomunista prodemocracia. No es de extrañar que a este medio de comunicación [CBC] no le guste”. (117 Me gusta)

“Me ofende que la emisora estatal canadiense esté difundiendo propaganda del Partido Comunista Chino con fondos de los contribuyentes canadienses”. (116 Me gusta)

Además de la reacción de los lectores, la CBC también se ha recibido críticas de especialistas, incluyendo un artículo de opinión que apareció en la primera página de la edición del sábado 2 de mayo del National Post, en el que se criticaba la cobertura de la emisora nacional sobre The Epoch Times.

El 29 de abril, el columnista Terry Glavin tuiteó: “El defensor del pueblo de la CBC debe ocuparse de esto. El resultado debería ser no solo una disculpa al Epoch Times, sino al público canadiense. Los tres (!) periodistas de la CBC, y cualquier productor involucrado, se beneficiarían si se les hace asistir a talleres sobre qué es racismo”.

El artículo de la CBC estaba relacionado con una edición especial de Epoch Times que se distribuyó recientemente en algunos vecindarios de varias provincias para presentar la cobertura del medio sobre el rol del Partido Comunista Chino (PCCh) en la pandemia mundial. Gu manifestó que esto se hizo porque el periódico considera que “esa información es importante para los canadienses”, y para aumentar las suscripciones.

La edición especial incluye una cobertura sobre cómo el régimen de Beijing ocultó los hechos sobre el brote inicial y causó una pandemia mundial, artículos que examinan cómo el régimen está ocultando la verdadera escala de infecciones y muertes, y otros artículos como la campaña de desinformación de Beijing sobre la pandemia.

Comentarios eliminados

Gu dice que después de que se publicara el artículo de la CBC en la madrugada del 29 de abril, muchas personas contactaron al The Epoch Times para expresar su apoyo por teléfono y correo electrónico, y algunos también se quejaron de que la CBC había eliminados sus comentarios sobre el artículo.

The Epoch Times guardó algunos registros de los comentarios ese día y también después de que se cerraran los comentarios al día siguiente, y descubrió que al menos 400 comentarios habían sido eliminados hasta el 3 de mayo. Un registro mostró que en un momento hubo 3339 comentarios, mientras que al 3 de mayo solo quedaban 2921 comentarios. La gran mayoría de los mensajes que faltaban criticaban la cobertura de la CBC. El número real de comentarios eliminados podría ser mayor, ya que Epoch Times no pudo captar todos los comentarios que eran rápidamente eliminados a lo largo del día.

La primera página de la edición especial de The Epoch Times que fue distribuida el 13 de abril de 2020, dice: Cómo el partido comunista chino puso al mundo en peligro

Todos los comentarios en el sitio web de la CBC tienen que pasar por una revisión en base a las pautas de comunidad antes de que aparezcan en la sección de comentarios.

La revisión es hecha por moderadores o herramientas automatizadas, según Chuck Thompson, jefe de asuntos públicos de la CBC.

Las pautas de comunidad publicadas por la CBC estipulan las reglas para comentar en los artículos, incluido el requisito de que los comentarios no pueden hacerse de forma anónima, deben ser pertinentes al tema y ser respetuosos y corteses.

Esto significa que los 400 comentarios eliminados deben haber pasado la revisión inicial para ser visibles para el público antes de ser eliminados. No está claro cuántos comentarios fueron rechazados y no llegaron a publicarse.

De acuerdo con Thompson, la tasa de rechazo es típicamente de 10 a 20 %, y podría llegar hasta el 50 % si una historia cubre un “tema sensible o muy controvertido”.

“Los comentarios pueden ser rechazados por diversas razones, entre ellas, por desviarse del tema, ser insultante o abusivo, infringir las leyes o violar las normas de la comunidad”, comentó en una respuesta por correo electrónico.

Los moderadores pueden entonces borrar más comentarios, aunque ya se hayan publicado.

“A pesar de nuestras precauciones, ocasionalmente se cuelan comentarios inapropiados y, al identificarlos, se eliminan como parte de los procesos de garantía de calidad”, señaló Thompson.

Sigue sin estar claro cómo esos 400 comentarios que faltan se consideraron “inapropiados” bajo las pautas de comunidad de la CBC. La mayoría de los comentarios eliminados examinados por The Epoch Times no parecen violar las pautas establecidas.

Por ejemplo, un comentario eliminado dice: “Supongo que la CBC no ve ninguna ironía en el hecho de que se hayan equivocado más durante esta pandemia que el The Epoch Times”.

Otro dice: “¿Ahora cualquier canadiense-alemán se sentirá ofendido si la edición especial de un periódico informa sobre el Konzentrationslager Auschwitz-Birkenau dentro de la Alemania nazi? Ops, Rudy Gobert-Bourgarel quiere que pienses eso. ¿Hay realmente alguna duda de que la CBC es ahora un portavoz estatal del Partido Comunista Chino, financiado por los contribuyentes canadienses?”.

The Epoch Times mostró estos comentarios como ejemplo junto con otros a Thompson y le preguntó por qué fueron eliminados, pero no recibió respuesta.

Después de que The Epoch Times enviara las preguntas a la CBC, el número total de comentarios en el artículo se elevó a 2946, 25 comentarios más en comparación con el número total anterior del 3 de mayo, después que se cerraron los comentarios en la mañana del 30 de abril. The Epoch Times no revisó qué comentarios se habían vuelto a publicar.

La respuesta negativa a la cobertura de la CBC no se limitó a la sección de comentarios del artículo en sí.

La reportera principal de la historia, cuya biografía en Twitter dice que es una “verificadora de hechos de la COVID-19”, tuiteó el enlace del artículo. El posteo tenía tres Me gusta, cero retuits, y 26 comentarios hasta el 5 de mayo. En Twitter, cuando el número de comentarios es significativamente más alto que los Me gusta y los retuits, eso indica que la reacción al posteo es principalmente negativa. De los 26 comentarios, 25 critican la cobertura de la CBC.

“Tu historia estuvo lejos de estar a la altura de la integridad que espero de la CBC”, se lee en el primer comentario del tuit, el cual tiene cinco me gusta, más que el tuit original. Añade que “criticar al PCCh no es racista, ya que el PCCh es un partido político, no China ni el pueblo chino en sí mismo. Mezclarlos es reproducir directamente la propaganda del PCCh”.

Con información adicional de Omid Ghoreishi.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

La subversión comunista china de la OMS socavó la respuesta a la pandemia

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.