El ejercicio como terapia para las personas que se enfrentan a múltiples condiciones crónicas

El ejercicio muestra un sorprendente poder para tratar personas con multimorbilidad y sin los efectos secundarios de los medicamentos

Por ALESSIO BRICCA Y SØREN T. SKOU
28 de Septiembre de 2020 11:24 PM Actualizado: 28 de Septiembre de 2020 11:24 PM

Cientos de millones de personas de todas las edades en todo el mundo viven con dos o más enfermedades crónicas, comúnmente definidas como multimorbilidad. Se ha comprobado que quienes viven con ella tienen peor salud física y mental, un mayor riesgo de ser hospitalizados y un mayor riesgo de morir prematuramente en comparación con las personas que solo tienen una afección crónica.

Debido a que se prevé que el número de personas que viven con la multimorbilidad aumente en el futuro, se considera que encontrar mejores tratamientos es una prioridad sanitaria importante. Pero a pesar de que la multimorbilidad es una de las principales causas de discapacidad, la investigación sobre tratamientos que se dirigen a varias afecciones a la vez está todavía en sus inicios. Pocos estudios han investigado las opciones de tratamiento y, lamentablemente, los resultados de estos estudios suelen ofrecer mejoras mínimas.

Las personas con multimorbilidad desean tratamientos que mejoren su salud física, mental, emocional y social. Nuestra investigación encontró que el ejercicio puede ser un tratamiento efectivo para aquellos que viven con multimorbilidad, y ofrece muchas de las mejoras que los pacientes desean.

Actualmente, la multimorbilidad se controla tratando cada condición crónica por separado con los medicamentos disponibles. Sin embargo, esto podría no reducir suficientemente los síntomas y puede tener muchos efectos adversos para la salud. Muchas personas consultan a varios proveedores de atención médica y terminan tomando varios medicamentos (a menudo, al menos uno para cada afección), lo que conlleva un riesgo de efectos secundarios. Este método puede ser incómodo e insatisfactorio para los pacientes.

El ejercicio como medicina

Las investigaciones han demostrado que el ejercicio es un tratamiento efectivo para 26 condiciones crónicas, incluyendo la osteoartritis, la depresión y la diabetes de tipo 2. La investigación también muestra que el ejercicio podría potencialmente prevenir el desarrollo de 35 condiciones crónicas.

Gracias a sus efectos generales sobre la salud, como la reducción de la presión arterial y la mejora de la salud de las articulaciones y la función cognitiva, la terapia de ejercicio puede beneficiar a una serie de enfermedades crónicas. También tiene un menor riesgo de efectos secundarios negativos en comparación con los tratamientos farmacológicos. Al mismo tiempo, el ejercicio requiere un esfuerzo físico, y al igual que los tratamientos farmacológicos, los efectos disminuirán si se deja de hacer ejercicio.

Nuestra reciente investigación se centró en cómo la terapia de ejercicio podría beneficiar a las personas con múltiples condiciones crónicas.

Evaluamos el efecto de la terapia de ejercicio en la salud física y mental de las personas con al menos dos de las siguientes condiciones crónicas: osteoartritis de rodilla o cadera, hipertensión, diabetes tipo 2, depresión, insuficiencia cardíaca, cardiopatía isquémica y enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Encontramos 23 estudios que analizaron a adultos de 50 a 80 años de edad.

Las intervenciones de terapia de ejercicios utilizadas en los estudios fueron supervisadas, parcialmente, por un fisioterapeuta o un fisiólogo del ejercicio. La mayoría duró 12 semanas en promedio y el ejercicio se realizó de dos a tres veces por semana, comenzando con una intensidad baja y progresando a una intensidad moderada a alta. Las terapias de ejercicio incluidas fueron ejercicio acuático, entrenamiento de fuerza, entrenamiento aeróbico y tai chi.

Los efectos positivos del ejercicio solo se mantienen si la persona continúa ejercitándose. (Pxhere/CCO)

Nuestra investigación demostró que la terapia de ejercicios mejoró la calidad de vida y redujo los síntomas de ansiedad y depresión. Los beneficios fueron mayores en los pacientes más jóvenes y en los pacientes que tenían mayores síntomas de depresión antes de comenzar la terapia de ejercicios. Esto destaca que las personas con depresión grave, a menudo consideradas no aptas para el ejercicio debido a la gravedad de la depresión, pueden beneficiarse en gran medida con la terapia con ejercicios.

Los pacientes que participaron en la terapia de ejercicios también pudieron caminar más tiempo. Los que participaron caminaron en promedio 43 metros más que los que no participaron en las intervenciones de ejercicio, más de seis minutos. Esta mejora parece ser importante para el paciente y redujo su discapacidad.

La terapia de ejercicios tampoco aumentó el riesgo de efectos secundarios no graves, como el dolor de rodilla, brazo o espalda, o las caídas y la fatiga. Es más, redujo el riesgo de hospitalización, neumonía y fatiga extrema.

Como tal, el ejercicio podría ser una terapia segura y eficaz en lugar de aumentar la prescripción de medicamentos en personas con múltiples afecciones crónicas. Los beneficios fueron similares en todas las combinaciones de condiciones crónicas incluidas en nuestro estudio. Sin embargo, estos hallazgos deben ser confirmados en futuros ensayos para tener una respuesta más definitiva.

Junto con los pacientes y los profesionales de la salud, estamos desarrollando y probando una terapia de ejercicios y un programa de autocontrol en el proyecto MOBILIZE. Este ensayo nos ayudará a entender si la terapia de ejercicios personalizados y el autocontrol son efectivos para el manejo y tratamiento de la multimorbilidad.

Mientras tanto, las personas con multimorbilidad pueden mejorar su salud mental y física haciendo ejercicio 2 o 3 veces por semana. Los ejercicios aeróbicos, el entrenamiento de fuerza o una combinación de ambos pueden promover beneficios de salud similares, independientemente de las condiciones con las que viva la persona. Sin embargo, es importante que las sesiones de terapia de ejercicio sean supervisadas y que la intensidad de la sesión progrese en función de las capacidades del paciente.

Alessio Bricca es investigador postdoctoral de la Universidad del Sur de Dinamarca y Soren T. Skou es profesor de la Universidad del Sur de Dinamarca. Este artículo fue publicado por primera vez por The Conversation.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

El último video en vivo antes de ser arrestado y desaparecido en China

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.