El jefe de JPMorgan emite una severa advertencia sobre la recesión

Por Tom Ozimek
30 de Noviembre de 2023 1:14 PM Actualizado: 30 de Noviembre de 2023 1:14 PM

El director ejecutivo de JPMorgan, Jamie Dimon, advirtió el miércoles que existe el riesgo de que la inflación se acelere nuevamente y que una recesión bien podría materializarse si la Reserva Federal eleva las tasas de interés en respuesta al resurgimiento de las presiones sobre los precios.

“Muchas cosas que existen son peligrosas e inflacionarias. Estén preparados”, dijo Dimon en la Cumbre DealBook del New York Times el 29 de noviembre. Durante la cumbre dijo que las tensiones geopolíticas y la transición energética estaban impulsando a los gobiernos a aumentar el gasto, lo cual es inflacionario.

Un nuevo pico inflacionario presionaría a la Reserva Federal a aumentar aún más las tasas de interés, lo que tendría un efecto de enfriamiento en la economía.

“Las tasas de interés pueden subir y eso podría conducir a una recesión”, dijo Dimon, al tiempo que expresó cautela sobre la economía, especialmente sobre el impacto que la inflación ha tenido en los hogares estadounidenses.

Al igual que otros líderes empresariales antes que él, Dimon dijo que el dinero de estímulo distribuido durante la pandemia de COVID-19 impulsó el gasto de los consumidores y apuntaló la economía, pero su impacto se está desvaneciendo.

Añadió que el rápido ritmo de aumento de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal (que pasaron de cero a más del 5 por ciento al ritmo más rápido desde la década de 1980), junto con una reversión de su programa de flexibilización cuantitativa, estaban exprimiendo a la economía y a los consumidores.

Los últimos comentarios del jefe de JPMorgan se producen cuando todas las señales apuntan a una reanudación de la guerra entre Israel y Hamás en Gaza, que ha sido pausada para un intercambio de rehenes por prisioneros, y la guerra entre Ucrania y Rusia no muestra signos de terminar pronto.

Hasta ahora, ha habido un impacto limitado de las tasas de interés más altas y las tensiones geopolíticas en los consumidores estadounidenses, que han seguido gastando a pesar de las señales de una desaceleración económica.

El gasto del consumidor es un motor clave de la economía y representa aproximadamente dos tercios de la producción económica.

El “momento más peligroso” en décadas ya está aquí

Anteriormente, Dimon hizo sonar la alarma diciendo que los consumidores estadounidenses estaban agotando sus excedentes de efectivo, al tiempo que emitía una sombría advertencia en la que decía que “el momento más peligroso” que el mundo ha visto en décadas ha llegado.

Si bien advirtió sobre nubes en el horizonte del gasto de los consumidores, niveles “extremadamente” altos de deuda pública y los mayores déficits fiscales en tiempos de paz en la historia de Estados Unidos, Dimon dijo, a mediados de octubre, que ve el riesgo creciente de que la inflación se mantenga alta y que la Reserva Federal aumentará aún más las tasas de interés.

También destacó el impacto perturbador de la guerra en Ucrania y los ataques terroristas de Hamás en Israel, advirtiendo sobre “impactos de gran alcance en los mercados de energía y alimentos, el comercio global y las relaciones geopolíticas”.

“Este puede ser el momento más peligroso que el mundo haya visto en décadas”, advirtió, al tiempo que dijo que el exceso de ahorro de los estadounidenses se estaba agotando y que, si los consumidores retrocedían, se produciría una recesión económica.

Un informe de octubre del Banco de la Reserva Federal de Nueva York reveló que el ingreso disponible de los estadounidenses había caído y que los consumidores recurrían cada vez más a los ahorros para apuntalar el consumo.

Desde el comienzo de la pandemia en 2020 hasta finales de 2021, el exceso de ahorro de los estadounidenses aumentó a aproximadamente en USD 2.6 billones, o el 14 por ciento del ingreso disponible anual, según la Reserva Federal de Nueva York.

Desde entonces, el exceso de ahorro en Estados Unidos ha disminuido constantemente, hasta llegar al 10 por ciento del ingreso disponible (o USD 1.9 billones) en el segundo trimestre de 2023.

Los datos de los dos primeros meses del tercer trimestre citados por la Reserva Federal de Nueva York muestran que los consumidores en general han mantenido su propensión a gastar, pero a medida que el ingreso real disponible ha caído, han estado recurriendo cada vez más a sus ahorros para seguir comprando.

Aunque los datos más recientes muestran que la economía estadounidense se expandió a un ritmo sólido del 5.2 por ciento en el tercer trimestre, las cifras parecían mucho menos impresionantes en el lado de los ingresos, mientras que otros datos sugieren que la economía se está enfriando.

Algunos expertos han dicho que los últimos datos del PIB fueron mixtos y probablemente exageraron la salud de la economía en el tercer trimestre. Esto se debe en parte a que, cuando se mide desde el lado del ingreso (el ingreso interno bruto real aumentó sólo un 1.5 por ciento), la economía estadounidense creció sólo a un ritmo moderado.

El sentimiento del consumidor cae a medida que se reavivan los temores inflacionarios

En una señal de advertencia para la economía, los consumidores estadounidenses se han vuelto más pesimistas a medida que las preocupaciones sobre la inflación aumentaron a un máximo de 22 años.

El índice de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan cayó cuatro puntos porcentuales en noviembre, hasta situarse en el 61.3 por ciento.

La caída marca el cuarto mes consecutivo de caídas en las expectativas del consumidor, y la caída de la confianza se produce cuando las crisis geopolíticas gemelas en Ucrania y Gaza no muestran signos de terminar pronto.

Mientras tanto, las expectativas de inflación aumentaron tanto a corto como a largo plazo, reflejando el temor de los consumidores a que la reciente relajación de las presiones sobre los precios sea efímera.

Los consumidores estadounidenses esperan que la inflación promedie el 4.5 por ciento en los próximos 12 meses y el 3.2 por ciento en los próximos cinco años, según la encuesta de la Universidad de Michigan. Eso es superior al 4.2 por ciento y el 3 por ciento, respectivamente, que los consumidores predijeron cuando se les preguntó en octubre.

En particular, la lectura de las expectativas de inflación a cinco años es la más alta en 22 años.

“A los consumidores parece preocuparles que la suavización de la inflación pueda revertirse en los próximos meses y años”, declaró en un comunicado Joanne Hsu, directora de Encuestas a Consumidores de la Universidad de Michigan.

El salto en las expectativas de inflación se produce a pesar de que el índice de precios al consumidor (IPC), una medida de la inflación, cayó al 3.2 por ciento en octubre desde el 3.7 por ciento en septiembre.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.