El PCCh utiliza varias tácticas para obligar a la gente a ponerse las vacunas chinas

Por Jessica Mao
04 de Mayo de 2021
Actualizado: 04 de Mayo de 2021

El Partido Comunista Chino (PCCh) está presionando mucho para que la gente se ponga las vacunas chinas, y muchos gobiernos o entidades locales están utilizando diversas tácticas para cumplir esta misión política.

Recientemente, se informó de que Shanghai regalaba bonos y diversos artículos a las personas que se pusieran una vacuna china, y una empresa de gestión de propiedades publicó un aviso en el que se decía que a quienes no se vacunaran se les prohibiría la entrada a la propiedad.

Palo y zanahoria

Un cibernauta con el nombre de “un tardón” tuiteó: “El partido se preocupa demasiado por la vacunación de la gente. Al principio, [nos] dieron huevos gratis, después, entradas de cine, y luego, 100 yuanes (15 dólares) en efectivo. Ahora son 200 yuanes (30 dólares) en efectivo. Oigan todos, parece un mercado alcista. Esperemos a ver si conseguimos miles o incluso decenas de miles de yuanes por una inyección. Hacerse rico de la noche a la mañana no es un sueño”.

En este video de Twitter, un hombre está de pie en la calle, sosteniendo un cartel que dice: “Obtenga 200 yuanes por persona por inyectarse”. El altavoz sigue reproduciendo la misma información: “¡Buenas noticias! Consiga 200 yuanes por vacunarse”.

En un posteo publicado el 27 de abril, el bloguero de Sina Weibo Guoliyoudongxi (literalmente en español “algo en la olla”) dijo en su publicación que un cibernauta dio la noticia: “¡Cualquiera que lleve un cartón de leche en la calle en Shanghai estos días seguro que se ha vacunado!”

Muchos internautas respondieron a este tuit.

La internauta “Miss Tsundere” dijo: “En mi zona, 300 yuanes (45 dólares) por un pinchazo. Mi coordenada: Shanghai”.

El cibernauta “Rio zlyee” escribió: “100 yuanes por persona por pinchazo en el distrito de Baoshan”.

El internauta “CaCateleya” siguió para decir: “Comunidad del barrio de Taopu, 200 yuanes más 2 cajas de leche por dos pinchazos. Una caja de leche por un pinchazo”.

La cibernauta “Soy una chica superinvencible” publicó: “Recibir pinchazos supone regalos de arroz, aceite de cocina, coca-cola y verduras”.

El internauta “ZBIFELY24” añadió: “Además de galletas, toallas y aceite de cocina”.

Se ha revelado que existe un fenómeno de centros de vacunación que compiten por conseguir que la gente de otros distritos se vacune.

El internauta “Este es el compañero de clase del gatito” escribió: “Muchas comunidades de vecinos de Shanghai están utilizando incentivos para empujar a la gente a vacunarse. Incluso las comunidades están compitiendo entre sí para llevar a la gente a sus comunidades para la vacunación. La naturaleza [de la vacunación] ha cambiado totalmente”.

Algunas personas también dijeron que aunque hay muchas recompensas por vacunarse, mucha gente es reacia a hacerlo.

La bloguera de Weibo “Pequeña broma que se esfuerza por escribir historias misteriosas” escribió: “Para ser sincera, yo también tengo curiosidad. Aunque el gobierno no impone la vacuna, muchos distritos de Shanghai dan incentivos para que la gente se vacune. Algunos lugares dan 500 yuanes (77 dólares), otros 200 yuanes (30 dólares), y el incentivo mínimo sería un regalo. El gobierno está muy desesperado por animar a la gente a vacunarse, pero no lo hacen. Mi marido y yo hacemos horas extras todos los días para la vacunación. Llegamos a casa todos los días después de las 10 de la noche. Es como rogar a todo el mundo que se vacune”.

Para aquellos que no se han inyectado la vacuna, una empresa de gestión de propiedades en Shanghai publicó un aviso diciendo que se les prohibiría la entrada a la propiedad. El aviso decía: “¡Nuestros superiores nos han informado de que todo el mundo debe participar en la vacunación universal! A partir del 28 de abril de 2021, cualquier persona que entre en el edificio de la Gran Muralla por negocios o asuntos privados deberá tener un registro de vacunación. De lo contrario, no serán recibidos”.

Anteriormente, documentos internos de la empresa que se filtraron a The Epoch Times, así como entrevistas en exclusiva, revelaron que el PCCh está utilizando el lema “todos los que deban vacunarse deben recibir una” para obligar al público a recibir vacunas chinas en todo tipo de lugares, incluyendo empresas, instituciones y mercados.

No hay noticias sobre los efectos secundarios de las vacunas

Un medio del PCCh, Chinanews.com, informó que a fecha del 28 de abril de 2021, 240 millones había recibido la vacuna en todo el país. Sin embargo, el PCCh no ha informado de ningún caso de anomalías o muertes tras recibir las vacunas chinas. Los medios de comunicación extranjeros y las redes sociales han revelado con frecuencia noticias relacionadas.

Un envase de la vacuna contra la COVID-19 de Sinopharm en el Museo de Planificación Urbana de Chaoyang, en Beijing, el 20 de abril de 2021. (Greg Baker/AFP vía Getty Images)

El 29 de abril circuló en Twitter un video en el que se veía a una mujer china de unos 50 años que se quejaba de que estaba bien después de su primera vacuna, pero que inesperadamente había desarrollado una parálisis facial después de su segunda inyección. En el video, la cara de la mujer está torcida y su boca está inclinada, el lado izquierdo de su cara está casi inmóvil, y solo su ojo derecho sigue parpadeando.

Un hombre de 63 años de Hong Kong sufrió una convulsión y perdió el conocimiento en su casa el 26 de abril tras recibir una segunda dosis de la vacuna china Sinovac. Fue trasladado a toda prisa al hospital y, a pesar de los esfuerzos por reanimarlo, murió allí. Hasta ahora, 20 personas han muerto en Hong Kong tras recibir las vacunas Sinovac.

El 22 de abril, una mujer coreana de 40 años que vivía en Shanghai recibió una inyección de una vacuna china el 19 de abril y murió el 22 de abril. No tenía ninguna enfermedad subyacente previa.

El 15 de abril, la usuaria de Weibo “Flor salvaje de la colina” publicó un mensaje en el que decía que su hermano militar de 28 años había muerto el 15 de abril de una hemorragia cerebral tras recibir una vacuna inactivada producida por la empresa china Sinopharm. Ese mismo día, “Flor salvaje de la colina” fue advertida por el jefe de la unidad de su hermano y por la Oficina de Salud del Distrito de Futian, en Shenzhen, de que “tuviera cuidado con las repercusiones”. Todas sus publicaciones en Weibo fueron borradas posteriormente.

Baja eficacia de las vacunas chinas

Actualmente, hay cuatro vacunas chinas disponibles en China.

El Grupo Farmacéutico Nacional de China (Sinopharm) produce dos de ellas. La empresa Sinovac Biotech de Beijing (Sinovac) ofrece la tercera vacuna. Estas tres son vacunas inactivadas.

La cuarta vacuna nacional china es un producto conjunto de CanSino Biologics Inc. y Chen Wei, que es miembro de la Academia China de Ingeniería, general de división e investigador de la Academia de Ciencias Médicas Militares del PCCh. Esta vacuna es un vector de adenovirus.

Varias personas hacen cola para vacunarse contra la COVID-19, frente a un complejo residencial en Beijing, el 8 de abril de 2021. (Leo Ramirez/AFP vía Getty Images)

El 10 de abril de 2021, en la Conferencia Nacional sobre Vacunas y Salud del PCCh, Gao Fu, director general del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de China (CDC de China), admitió que la vacuna china no tiene una gran eficacia y que debe mejorarse utilizando varias vacunas de forma alterna.

En enero, el Instituto Butantan de Brasil rebajó el índice de eficacia de la vacuna Sinovac del 77.96 por ciento al 50.38 por ciento.

Muchos países de América del Sur, Centroamérica y Oriente Medio, como Brasil, Chile, Pakistán y Turquía, que han adoptado la vacuna Sinovac como resultado de la “diplomacia de las vacunas” del PCCh, han experimentado un extraño aumento de las infecciones confirmadas y de los fuertes efectos secundarios tras su administración generalizada.

Como informó anteriormente The Epoch Times, cuando el 13 de abril se conoció la noticia de que el primer envío de la vacuna de Pfizer, fabricada por la alemana BioNTech, había llegado a China, la noticia fue inmediatamente bloqueada por las autoridades del PCCh dentro de China. Muchos internautas chinos dijeron que recibirían la vacuna importada aunque tuvieran que pagarla ellos mismos, y que no se pondrían la vacuna china aunque fuera gratuita.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS