El régimen chino impulsa agresivamente la narrativa de que el coronavirus vino de EE.UU.

Por Nicole Hao
13 de Marzo de 2020 12:33 AM Actualizado: 21 de Marzo de 2020 5:48 PM

Los medios de comunicación estatales chinos malinterpretaron los comentarios hechos por los funcionarios de EE.UU. durante una reciente audiencia en el Congreso, para impulsar la nueva narrativa de propaganda del régimen chino: de que el COVID-19 se originó en Estados Unidos.

Esta afirmación fue luego amplificada por un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, quien planteó la interrogante de si el ejército de Estados Unidos introdujo el virus en China.

La pandemia mundial comenzó en Wuhan, capital de la provincia china de Hubei, donde miles de personas han muerto por la enfermedad.

Los medios de comunicación chinos promovieron por primera vez la narrativa del origen estadounidense a finales de febrero, después de que el destacado epidemiólogo chino Zhong Nanshan dijera en una conferencia de prensa que existía la posibilidad de que el coronavirus no fuera originario de China.

Informe distorsionado

Varios medios de comunicación estatales chinos publicaron traducciones erróneas de un diálogo entre el representante estadounidense Harley Rouda (D-Calif.) y el Dr. Robert Redfield, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, durante una audiencia celebrada el 11 de marzo.

Rouda preguntó a Redfield si existía la posibilidad de que algunas personas en Estados Unidos murieran de COVID-19 antes de que se les hicieran las pruebas adecuadas y se les diagnosticara el virus, ya que los síntomas son similares a los de la gripe estacional.

Redfield respondió: “De hecho, algunos casos ya han sido diagnosticados de esa manera en Estados Unidos hoy en día”.

Los medios estatales chinos tradujeron mal este diálogo para insinuar que Redfield admitió que hubo personas que murieron de COVID-19 a comienzos de la temporada de la gripe en Estados Unidos.

El Global Times, Beijing News y otros medios también citaron las estadísticas de los CDC para dar a los lectores chinos la impresión de que un gran número de estadounidenses ya han muerto a causa del virus. “Según los CDC de EE.UU., al menos 34 millones de estadounidenses están infectados con la gripe esta temporada, y 20,000 de ellos han muerto”.

El 12 de marzo, Zhao Lijian, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, publicó en Twitter un vídeo del diálogo junto con los subtítulos en chino mal traducidos. Luego, en inglés, escribió: “Algunas muertes por influenza fueron en realidad infectados con COVID-19, admitió Robert Redfield de los CDC de EE.UU. en la Cámara de Representantes”.

En un segundo tweet, Zhao insinuó que el CDC había encubierto el número real de infecciones de coronavirus. “El CDC fue atrapado en el acto. ¿Cuándo empezó el paciente cero en EE.UU.? ¿Cuántas personas están infectadas?…Podría ser el ejército de EE.UU. que trajo la epidemia a Wuhan”, escribió.

Materiales de entrenamiento para trolls de Internet

The Epoch Times obtuvo materiales de instrucción para trolls de Internet emitidos por la Administración del Ciberespacio Chino, la principal agencia del régimen para la censura de Internet.

Los trolls chinos de Internet, conocidos como el “ejército de los 50 centavos”, trabajan para regular la expresión en Internet eliminando la información considerada “sensible o perjudicial” por el régimen, así como también publican propaganda a favor de Beijing y dirigen debates en Internet lejos de los temas que son críticos con el régimen.

Los documentos proporcionaron instrucciones sobre diversas técnicas de “trolling”, tales como: ocultar sus identidades reales en las redes sociales registrándose con diferentes nombres, utilizando diferentes frases para transmitir el mismo mensaje, haciendo que varios trolls publiquen e interactúen sobre el mismo tema para aumentar su audiencia, y guiando a los internautas a hacer comentarios que sean pro-Beijing.

El documento de entrenamiento también indicaba a los trolls que influyeran en los internautas iniciando conversaciones privadas de chat.

En las plataformas de redes sociales donde es más difícil que los trolls influyan en la narrativa, los documentos sugieren dos enfoques: publicar información falsa para interferir en la experiencia de navegación de los internautas, y publicar un gran número de posteos sin sentido para provocar el caos.

Recientemente ha circulado en las redes sociales chinas un documento que pretende ser una guía de propaganda relacionada con el brote de coronavirus en Estados Unidos. Contenía narraciones destinadas a culpar y destacar las deficiencias del sistema político de Estados Unidos.

Aunque la autenticidad del documento no pudo ser verificada, los comentarios de Zhao y los informes de los medios de comunicación estatales reflejan los puntos de discusión contenidos en el documento.

Video relacionado

¿El régimen chino está ocultando la gravedad del coronavirus?

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.