El senador Ted Cruz condena la ‘bárbarica’ práctica de la sustracción forzada de órganos en China

Por Cathy He
29 de Septiembre de 2019 Actualizado: 29 de Septiembre de 2019

Ted Cruz, senador republicano por Texas, denunció en una conferencia el 26 de septiembre la “barbárica y horrorosa” práctica del régimen chino de extraer por la fuerza los órganos de los practicantes vivos de Falun Dafa encarcelados ilegalmente.

“El Partido Comunista chino (PCCh) no solo tortura y asesina a los practicantes de Falun Gong. También les extrae los órganos a escala masiva”, dijo Cruz en una conferencia organizada por la Fundación Monumento para las Víctimas del Comunismo en Washington.

“La próxima vez que alguien esté celebrando a nuestros amigos en el gobierno chino, tal vez valga la pena preguntar, ‘¿sueles andar con los que sustraen órganos?’”.

Las prolongadas acusaciones de que el régimen chino ha estado matando a prisioneros de conciencia por sus órganos fueron confirmadas en junio cuando un tribunal popular independiente  llegó a la conclusión, más allá de toda duda razonable, que el crimen estaba ocurriendo en una “escala significativa”, siendo los practicantes de Falun Dafa la principal fuente de órganos.

A principios de esta semana, el abogado y asesor del tribunal, Hamid Sabi, presentó las conclusiones del tribunal ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y los Estados miembros de la ONU, diciendo que el organismo internacional tenía una “obligación legal” de abordar la “conducta criminal” del régimen chino.

Los practicantes de Falun Dafa, una disciplina espiritual basada en ejercicios meditativos y enseñanzas morales, están siendo perseguidos por el régimen chino desde hace 20 años. La disciplina ganó popularidad en la década de 1990, cuando llegó a tener entre 70 a 100 millones de practicantes a finales de esa década. Por tal motivo, el PCCh lo consideró como una amenaza para su control autoritario.

Desde entonces, los practicantes fueron sometidos a detenciones arbitrarias, trabajo forzado, lavado de cerebro, tortura e incluso la muerte.

Cruz señaló que aunque se registraron más de 4000 casos de practicantes de Falun Dafa que murieron a causa de la persecución, los grupos de derechos humanos “creen que el número [verdadero] es mucho mayor”.

En todo momento, cientos de miles de practicantes están siendo retenidos en prisiones, campos de trabajo y centros de lavado de cerebro, donde muchos fueron torturados con el propósito de forzarlos a renunciar a su fe, según estima el Centro de Información de Falun Dafa.

El senador también condenó los graves abusos por parte del régimen chino contra los cristianos de las casas-iglesias, los musulmanes uigures y los budistas tibetanos.

Dijo además que Estados Unidos tiene el deber de denunciar estas violaciones de derechos humanos porque “las tiranías temen a la verdad. Le temen a la luz del sol”.

“Estados Unidos (…) tiene la responsabilidad de ser un faro de libertad (…) para aislar y avergonzar a tiranos y dictadores”.

***

Descubre

El régimen comunista en China los mata como animales ¿Qué podemos hacer?

TE RECOMENDAMOS