Empresa china Hikvision confirma que es controlada por complejo industrial militar de China

Por Nicole Hao
30 de Mayo de 2021
Actualizado: 30 de Mayo de 2021

La mayor empresa de videovigilancia del mundo, Hikvision, figura actualmente como una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos. El informe anual de la empresa, recientemente publicado, muestra que un grupo industrial militar chino la controla.

En los dos últimos años, Hikvision ha sido incluida en la lista negra por las autoridades de Washington debido a su relación con militares chinos y al riesgo de seguridad que suponía para Estados Unidos. Hikvision negó anteriormente su relación con los militares chinos y pidió a la Casa Blanca que le permitiera hacer negocios en el mercado estadounidense.

“Para proteger el territorio de Estados Unidos y al pueblo estadounidense, por la presente declaro una emergencia nacional con respecto a esta amenaza [de Hikvision y varias otras empresas chinas relacionadas con el ejército en la lista negra]”, anunció el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en su orden ejecutiva contra Hikvision el 17 de noviembre de 2020.

El 24 de abril, Hikvision publicó su informe anual de 2020 (pdf), en el que incluía a China Electronics Technology Group Ltd. (CETC) como su “director actual”. CETC es uno de los principales grupos industriales militares chinos, y es el mayor contratista de electrónica para la defensa China.

Bajo el régimen del Partido Comunista Chino (PCCh), todos los grupos industriales militares tienen que obedecer las órdenes del régimen.

Amenaza

Se cree que Hikvision supone una amenaza para la seguridad de Estados Unidos, ya que recoge datos de vigilancia de los equipos que suministra a Estados Unidos y ayuda a los militares chinos a desarrollar armas.

Hikvision, cuyo nombre completo es Hangzhou Hikvision Digital Technology Co. Ltd., fue fundada en 2001. La empresa suministra sistemas completos de vigilancia que utilizan cámaras de video, radares, sensores y drones para recoger datos, y utiliza tecnologías de procesamiento de video y audio, inteligencia artificial y big data para analizar los datos recogidos.

Hikvision ha participado en la red de vigilancia de estilo orwelliano del PCCh, Skynet, y en su subproyecto Dazzling Snow, que solo cubre las zonas rurales, desde que la dictadura lo planificó por primera vez a principios de la década de 2000.

Con la expansión del negocio, los equipos de Hikvision vigilan no solo a los chinos, sino también a los que viven en países libres.

En febrero, la Fundación Thomson Reuters publicó un reporte exclusivo que mostraba que 28 de los 32 ayuntamientos de Londres utilizaban tecnologías suministradas por Hikvision.

El informe anual de 2020 de la empresa afirmaba que “Hikvision ha establecido 19 centros de funciones regionales en el extranjero, con 66 sucursales a su cargo (…) prestando servicios a 155 países y regiones”.

Epoch Times Photo
Sede de Hikvision en Hangzhou, en la provincia oriental china de Zhejiang, el 22 de mayo de 2019. (STR/AFP vía Getty Images)

Vínculos con los militares del PCCh

Hikvision tiene estrechas conexiones con el PCCh y sus fuerzas armadas, no solo en la dirección de la empresa, sino también en sus negocios.

Chen Zongnian, presidente de Hikvision y representante del 52º Instituto del CETC, es también un representante del PCCh dentro de Hikvision, según la empresa. Qu Liyang, director de la división de innovación de Hikvision, también es representante del PCCh en la empresa. Y la empresa opera bajo la supervisión de un comité del partido.

El sitio web oficial de Hikvision postea regularmente las actividades del PCCh en la empresa. El tema principal de estos posteos es el mismo, que es “mantener y mejorar el liderazgo del PCCh”.

La empresa que controla Hikvision, CETC, forma parte del complejo industrial militar chino. China tiene 10 complejos industriales militares, que abarcan las armas nucleares, la industria aeroespacial, los barcos y buques, los tanques, los vehículos blindados, las municiones y la electrónica.

El CETC es el único complejo industrial electrónico militar. Sus productos equipan a todas las fuerzas armadas chinas, incluyendo sistemas de telecomunicaciones, radares, software, hardware, sistemas de mando y control, y sistemas de vigilancia que cubren el océano, el espacio aéreo, el ciberespacio y otras áreas, según el medio chino Military Aviation Research.

La propia Hikvision dio ejemplos de cómo la empresa está involucrada en la defensa china en su sitio web.

Imagen de cámaras Hikvision en un centro comercial electrónico en Beijing el 24 de mayo de 2019. (Fred Dufour / AFP a través de Getty Images)

Li Yanxiang es un ingeniero de Hikvision. Representó a la empresa, trabajando estrechamente con varios expertos en armamento del Departamento General de Armamento del Ejército Popular de Liberación (EPL) chino, así como con los comandantes de las unidades de combate, para desarrollar armas y luego escribió un artículo que se publicó en el sitio web oficial de Hikvision el 18 de marzo de 2015.

Li dijo que los soldados del EPL disparaban misiles basándose en sus experiencias y en las aprendidas de otros, lo que no era preciso y hacía que algunos misiles no alcanzaran los objetivos durante los simulacros.

Li sugirió entonces desarrollar un nuevo sistema para mejorar la precisión de los misiles utilizando la tecnología de vigilancia.

“[Deberíamos] utilizar las cámaras de vigilancia para captar el momento en que el misil alcanza el objetivo o lo pierde, y recoger la velocidad del viento, así como la temperatura y la humedad del aire. Entonces podremos calcular si el ángulo de incidencia es correcto y en qué ángulo el misil tiene la mayor fuerza de penetración/letalidad”, escribió Li.

Li dijo que el sistema de vigilancia también debe recoger datos sobre el terreno acerca de dónde los soldados disparan el misil y dónde se encuentra el objetivo, el radio de la explosión y si el misil es desechado.

“El sistema de vigilancia debe captar los detalles del momento en que el misil/cohete/bala de cañón golpea el objetivo, y registrar la explosión. Luego, con un software profesional de análisis de trayectorias balísticas, podemos tener datos precisos del ángulo de incidencia [y todos los demás datos]”, dijo Li.

A continuación, habló brevemente del sistema de vigilancia que suministrará Hikvision. “Necesitamos utilizar cámaras de alta velocidad, que puedan capturar al menos entre 200 y 500 imágenes por segundo. Con muchas de las imágenes, tenemos que construir un servidor de memoria local y una fuente de alimentación”.

En el artículo, Li menciona los misiles tierra-aire, los misiles tierra-tierra que disparan desde lanzadores fijos y los misiles tierra-tierra que disparan desde lanzadores móviles.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS