Empresario chino alega que fue falsamente incriminado luego de ofender al jefe de la policía local

Por Zhang Bei
20 de Junio de 2020
Actualizado: 20 de Junio de 2020

Li Huaiqing, un hombre de negocios de Chongqing que fue arrestado en 2018 bajo sospecha de “incitar a la subversión del poder estatal”, asistió a su audiencia en la corte en Chongqing el 10 de junio. Li le dijo al juez que es víctima de persecución dirigida por Deng Huilin, el exteniente alcalde y jefe de la oficina de seguridad pública (policía) de Chongqing, quien fue despedido recientemente.

Li fue arrestado el 31 de enero por la policía de Chongqing acusado de “involucrarse con la mafia”. Él ha estado detenido desde entonces.

Li fue presidente de la Compañía de Empeños Chongqing Fuhua. Él se unió al grupo WeChat llamado “Informe Global” hace unos años, en el que publicó un artículo crítico de la historia del Partido Comunista Chino (PCCh). Más tarde se negó a seguir las órdenes de la policía para denunciar al fundador del grupo de chat.

En enero de 2019, Li fue procesado por la Primera Rama de la Fiscalía de Chongqing por encarcelamiento falso, fraude, extorsión e incitación a subvertir el poder estatal. Esta última es una carga que se usa con frecuencia para reprimir a los disidentes.

Li y su abogado declararon a través de la evidencia que los primeros tres cargos fueron falsamente montados por la policía y la oficina del fiscal. Las siete incriminaciones enumeradas por los fiscales en el cargo de “incitación a la subversión” son por sus comentarios sobre funcionarios corruptos en WeChat, cinco de los cuales provenían de un chat privado personal y dos de un chat grupal.

Li alegó que la verdadera mente maestra detrás de su caso fue Sun Lijun, exviceministro del Ministerio de Seguridad Pública.

La esposa de Li, Bao Yan, dijo a The Epoch Times que Li reveló en la audiencia de la corte que la verdadera razón de su arresto y encarcelamiento fue un incidente que tuvo lugar en un evento de caridad que ofendió a Sun.

A finales de 2017, en un evento de caridad organizado por la fundación local “Gonghe” en la ciudad de Hangzhou, los miembros de la fundación hablaron sobre la corrupción en algunos departamentos del Ministerio de Seguridad Pública. Dado que algunos de los miembros podían escribir directamente al líder chino Xi Jinping, todos sugirieron que debían informar la situación a Xi por carta.

En ese momento, el departamento corrupto del que hablaban estaba supervisado por Sun. Después de enterarse de que los miembros de la Fundación Gonghe tenían la intención de informar a Xi sobre funcionarios corruptos en el Ministerio de Seguridad Pública, Sun se enfureció y ordenó una investigación sobre la organización.

Sun fue despedido en abril de este año. El organismo de control anticorrupción del Partido lo está investigando por “graves violaciones de la disciplina y la ley”. Desde que Xi llegó al poder en 2012, ha despedido a muchos funcionarios, principalmente a sus rivales políticos, bajo la campaña anticorrupción.

De acuerdo con Li, Sun tenía algunos escrúpulos, por lo que empresarios privados como Li se convirtieron en chivos expiatorios.

Bao Yan citó el testimonio de su esposo: “Sus palabras originales son, ‘de hecho, mi caso es trivial. ¿Por qué es tan importante? De hecho, las instrucciones de Deng Huilin provienen de Sun Lijun’”.

Deng, entonces jefe de la oficina de policía de Chongqing, estaba a cargo de un grupo de trabajo creado para investigar a las personas de la fundación Gonghe que querían presentar una queja ante Xi. Deng tenía estrechos vínculos con Sun porque ambos habían trabajado para Meng Jianzhu, exministro de seguridad pública de China y miembro del Politburó. Meng fue un poderoso miembro de la facción del Partido leal al exlíder del Partido, Jiang Zemin.

Li también dijo que Deng lo había interrogado personalmente. Durante el interrogatorio, Deng reveló una “historia interna”: un empresario de Shanghai en el evento de caridad también fue arrestado, pero fue liberado luego de pagar una multa de 200 millones de yuanes (aproximadamente USD 28 millones). Eso significa que Li también podría ser liberado si suplicaba una multa de 200 millones de yuanes.

Li le dijo a Deng que no tenía tanto dinero porque solo era dueño de un pequeño negocio. Deng también le pidió a Li que cooperara en una investigación criminal mediante la cual fabricaría cargos contra sus oponentes políticos para eliminarlos, alegó Li.

Li rechazó la solicitud. Deng se ofendió y amenazó con confiscar todos sus bienes y condenarlo a 15 a 20 años de prisión.

Li dijo que todas sus declaraciones son hechos, y Deng puede ir a la corte para desafiarlo.

Bao también reveló que Deng estaba muy nervioso luego de que Sun fuera purgado en abril de este año. Entonces, inmediatamente le pidió al tribunal que comenzara la audiencia sobre el caso de Li lo antes posible, y planeó cerrar el caso a mediados de mayo.

Debido a la convocatoria de la sesión plenaria, una importante reunión política en la que la élite del partido generalmente discute los cambios y políticas de personal en el futuro, se pospuso el manejo de casos graves. Pero el tribunal informó a Li el último día de la sesión plenaria que abriría una audiencia sobre el caso de Li una semana después. Pero los abogados de Li dijeron que sería imposible comunicarse con el cliente y formular un plan de defensa en tan poco tiempo, y que eso constituía una violación de los derechos legales de Li.

Luego, abruptamente, el Partido anunció que Deng fue puesto bajo investigación. La Comisión Central de Inspección de Disciplina de China, un órgano anticorrupción del Partido Comunista, emitió una breve declaración el 14 de junio, anunciando que Deng es sospechoso de “violaciones graves de la ley y la disciplina del Partido”. El cargo impreciso es un eufemismo de corrupción que se usa con frecuencia.

A pesar de las noticias, Bao está preocupada por su esposo. “Aunque Deng Huilin ha caído, Li Huaiqing no puede ser liberado de inmediato”, dijo.

“Aunque este gran árbol cayó [Deng], su sistema, incluyendo la oficina de la policía y la fiscalía de Chongqing, desempeñó un papel muy malo”, dijo.

Para sorpresa de Bao, cuando Li contó su versión de la historia durante el tercer día del juicio, el juez presidente no interrumpió su testimonio. “Creo que es realmente extraño, en realidad lo dejaron terminar de hablar”, dijo Bao.

Li se declaró inocente de los cuatro cargos.

Bao dijo que fue amenazada por las autoridades locales de abstenerse a hablar con medios extranjeros, o de lo contrario corre el riesgo de ser arrestada. Ella dijo: “No tengo miedo de todos modos. Ya no me importa Yo solo digo la verdad”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Extraño comportamiento de animales en China. Beijing parece una ciudad fantasma | China en Foco

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS