Europa debe preocuparse de la amenaza de China y no solo de Rusia, dice secretario de defensa de EE.UU.

Por Anastasia Gubin
15 de Febrero de 2020
Actualizado: 15 de Febrero de 2020

Aunque Europa se enfocó en la amenaza de Rusia también hay una amenaza de China, dijo el secretario de defensa de Estados Unidos, el Dr. Mark T. Esper, durante la Conferencia de Seguridad en Munich, Alemania, celebrada el sábado 15 de febrero.

“Es la preocupación número uno del Pentágono”, dijo Esper.

“Las preocupaciones de América sobre la expansión comercial y militar de Beijing deberían ser también preocupaciones [de Europa]”, destacó, según el informe del Departamento de Defensa.

Esper explicó que China ejerce hoy una fuerte presión económica y política, tanto a nivel público como privado sobre muchas naciones de la región del Indo-Pacífico y de Europa, buscando con ello “nuevas relaciones estratégicas”, entre ellas la iniciativa conocida como “La Franja, la Ruta” (OBOR, por sus siglas en inglés), que está generando preocupación y críticas sobre un impacto negativo en varias naciones y empresas.

“Es un ejemplo donde se utilizan las inversiones en el extranjero para obligar a otras naciones a tomar decisiones de seguridad subóptimas”, señaló el secretario. “Esto tiene amplias implicaciones para Estados Unidos y sus aliados en áreas como la seguridad de datos y la interoperabilidad militar”.

Otros informes indican que el proyecto “La Franja, la Ruta” hizo que muchos países receptores estén muy endeudados con Beijing y permitió que el régimen chino exporte su modelo autoritario de gobierno a través de equipos de vigilancia.

Esper también dio el ejemplo de la empresa de telecomunicaciones china Huawei, la que la Unión Europea está permitiendo a sus miembros decidir en sus redes de telecomunicaciones 5G, pese a que EE.UU. pidió la prohibición total.

Según el departamento de defensa, Huawei “desarrolló y está exportando redes 5G que amenazan la seguridad de las comunicaciones y ponen en peligro las alianzas con Estados Unidos. El departamento de defensa está trabajando para apoyar los avances de 5G en Estados Unidos”.

La Unión Europea, en cambio, considera que el sistema 5G es fundamental para impulsar el crecimiento económico y competir con Estados Unidos y China y, en sus recomendaciones permite que los distintos países evalúen los riesgos y decidan de forma individual si excluyen a proveedores de su infraestructura central.

El secretario dijo en la conferencia que espera que las naciones europeas sigan el ejemplo de Estados Unidos.

El presidente Donald Trump y el mandatario chino Xi Jinping en Beijing el 9 de noviembre de 2017. (Fred Dufour/AFP/Getty Images)

Xi Jinping lleva a China “en la dirección equivocada”

Esper también alertó a la comunidad europea diciendo que el líder chino, Xi Jinping, “está llevando a su nación aún más rápido en la dirección equivocada: más represión interna, más prácticas económicas depredadoras, más mano dura y una postura militar más agresiva”.

“La comunidad internacional debe ser consciente de los desafíos que presenta la manipulación por parte de China del orden basado en normas internacionales que beneficiaron al mundo durante muchas décadas”, dijo.

Además afirmó que Beijing dijo que para el año 2049, pretende dominar Asia como la potencia militar mundial preeminente y citando un ejemplo de cómo avanza su planificación, relató que los chinos “han tomado y militarizado las islas del Mar de la China Meridional, han modernizado rápidamente sus fuerzas armadas, mientras que buscan utilizar la tecnología emergente —a menudo adquirida a través del robo— para alterar el poder mundial a su favor”.

Por otro lado mencionó que “Beijing está usando inteligencia artificial y otras tecnologías para vigilar y reprimir a muchos de sus propios habitantes. Además, China está exportando esas tecnologías a otros regímenes autoritarios”.

“El mundo está demasiado interconectado para que no trabajemos juntos para resolver algunos de nuestros problemas más difíciles”, destacó.

Sobre la respuesta del Departamento de Defensa, indicó que Estados Unidos está invirtiendo en tecnología de punta como hipersónica, los sistemas avanzados de defensa de misiles y la inteligencia artificial con el objetivo de “proteger la soberanía de todos los países amantes de la libertad”.

Esper concluyó su discurso recordando que el próximo año se cumple el 20º aniversario de la admisión de China en la Organización Mundial del Comercio, y aseguró que esta decisión “alteró fundamentalmente el curso de los asuntos internacionales”.

“En ese momento se pensó que la admisión de China en la OMC y otras instituciones multilaterales daría lugar a que China siguiera el camino de la reforma económica y se convirtiera en una parte interesada responsable a nivel mundial y político, y posiblemente en una eventual democracia”.

Sin embargo, los escépticos “advirtieron que China cosecharía los beneficios del libre comercio para adquirir tecnologías para construir un fuerte estado militar y de seguridad capaz de expandir el alcance de su régimen autoritario”, explicó Esper.

“Estos dos argumentos son creíbles pero todos sabemos cuál de ellos está ganando ahora mismo”, agregó.

El secretario aseguró que Estados Unidos no busca el conflicto con China. “De hecho, buscamos áreas de cooperación donde nuestros intereses convergen”.

Sin embargo, como un mensaje a Beinjing, destacó que “para ser un socio responsable en la comunidad internacional, China debe ser transparente y respetar la soberanía, la libertad y los derechos de todas las naciones”.

A continuación

¿Es posible que China tome el control de la economía global?

TE RECOMENDAMOS